Inicio » Arquitectura

Argentino liberará terrenos y se podrán construir las viviendas

09/11/2015 |

Empresas en esta noticia

Rosario – El club “salaíto” aceptó ceder dos hectáreas de tierras estatales que ocupaba hace años para que el municipio pueda terminar allí la última etapa del plan de viviendas de Barrio Travesía. A cambio recibirá aportes y mejoras.

El conflicto entre el municipio y Argentino de Rosario por el desalojo de dos hectáreas de terreno destinadas a desarrollar viviendas sociales a metros de Sorrento y Travesía, en la zona noroeste, parece llegar su fin. El viernes a la tarde directivos y socios de la institución avalaron en una asamblea en forma unánime la nueva propuesta de acuerdo que días antes había extendido el Ejecutivo. El club aceptará ceder el espacio en disputa que hoy ocupa a cambio de obras de mejora y aportes económicos que entregará y gestionará el gobierno local.

El último tramo del conflicto se había dado el 5 de mayo de este año (foto), cuando la empresa Pecam SA no pudo tomar posesión del terreno  –que es estatal y perteneció históricamente al ferrocarril-  para continuar con una obra de ejecución de viviendas en el lugar en el marco del Plan Barrio Travesía. El hecho se dio en un marco de mucha tensión y con el presidente de la institución, Daniel Mariatti, agrediendo a un funcionario municipal.

Ese día se iba a comenzar a trabajar en el sector que el club se negaba a liberar para emplazar las últimas 64 unidades habitacionales del plan que corresponde al segundo acuerdo entre la Municipalidad y la Nación por el programa Sueños Compartidos (de las Madres de Plaza de Mayo). Ese proyecto incluye 244 casas en la zona, como continuación de un proyecto de 500 viviendas. Muchas de ellas aún se están ejecutando y están próximas a concluir, mientras otras ya se terminaron y se encuentran habitadas.

La negativa de Argentino a entregar el espacio aquella jornada (son dos hectáreas de un total de doce que dispone), el municipio llevó el caso a la Justicia. Allí intervino la fiscal María Ángeles Lagar, quien de inmediato llamó a una mediación conciliatoria.

En ese marco se desarrollaron  varias reuniones sin que las partes encontraran un acuerdo. Pero todo cambió en las últimas horas. Y el entendimiento se dio tal como querían desde la institución.

Según señaló ayer en diálogo con este medio el secretario de Gobierno del municipio, Fernando Asegurado, el club aceptó ceder las dos hectáreas a cambio de que el Ejecutivo financie algunos arreglos en su predio. Eso incluye obras de mejoras en las canchas de fútbol, la iluminación y la construcción de un nuevo ingreso por calle Sorrento.

En tanto, Pecam construirá un cerco perimetral que dividirá al club de la futura urbanización. La institución también recibirá aportes económicos en el marco del llamado Plan Abre y del  Banco Municipal, que será nuevo sponsor.

La idea de las partes es firmar el convenio el lunes. Así, el martes obreros de Pecam volverán a la zona para iniciar las obras de vivienda y urbanización. “La intención es que a mediados del año que viene este todo terminado. Llegamos a un final feliz”, señaló Asegurado.

Dejar un comentario