Inicio » Ingeniería

Roggio-Cartellone y Supercemento continuaran la planta potabilizadora Paraná de las Palmas

09/10/2017 |

Separan a Odebrecht de una obra de AySA ante las sospechas de corrupción.

Sus socios locales le compraron su parte para terminar la construcción de una planta potabilizadora

Los días, las obras y los recursos de Odebrecht empiezan a escasear en la Argentina. La empresa brasileña fue separada de una sospechada obra adjudicada por AySA, la empresa pública de aguas, un contrato por el que deberán dar explicaciones funcionarios, intermediarios y empresarios ante la Justicia.

Sus socios locales Benito Roggio e Hijos SA, José Cartellone Construcciones y Supercemento le comprarán su parte a los brasileños, según pudo reconstruir LA NACION de distintas fuentes. La medida, que contó con un guiño de la Casa Rosada, es tan simbólica como política: la planta potabilizadora Paraná de las Palmas (un contrato de $ 2300 millones) está en funcionamiento y la construcción de sus correspondientes acueductos está avanzada en un 77%, detallaron fuentes oficiales.

La decisión se oficializará próximamente dentro de la unión transitoria de empresas (UTE) y, luego, AySA aceptará oficialmente ese cambio de composición interna. Odebrecht, que era el accionista mayoritario, venderá su parte en lo que resta del contrato. Los socios argentinos se quedarían con el 33% cada uno de la UTE.

Odebrecht debió informar a Estados Unidos sobre esta operación, dijeron fuentes empresarias, ya que el acuerdo que firmó con los norteamericanos la obliga a mantenerlos al tanto de cada movimiento accionario. La justicia de ese país autorizó la operación.

Pero el cambio todavía está en discusión porque resta acordar una solución para un reclamo planteado por los brasileños, que le reclaman una millonaria compensación en dólares a AySA por supuestos incumplimientos en los plazos de pago del contrato, confiaron distintas fuentes.

Ante la consulta de LA NACION, en Odebrecht prefirieron no hacer comentarios. Cerca de Benito Roggio, en cambio, aseguraron que la UTE continuaba con la misma confirmación original, es decir, sin cambios.

El derrotero de Odebrecht en la Argentina cambió su rumbo desde que estalló el escándalo por el Lava Jato en Brasil. El fracaso de la negociación con el Gobierno y con la Justicia aceleró el deterioro de las relaciones de los brasileños con las autoridades argentinas.

El primer gran revés para los brasileños fue su separación en la construcción del soterramiento del tren Sarmiento que ocurrió en junio, cuando la italiana Ghella le compró su parte del contrato por US$ 3000 millones.

Como ocurrió con el soterramiento, el Gobierno también miró con simpatía que Odebrecht de un pase al costado en la obra conocida como Paraná de las Palmas, aunque las diferencias entre ambos contratos son notables, ya que la ejecución de la obra adjudicada por AySA está prácticamente terminada.

 

El último contrato

Con esta decisión, los contratos del gigante brasileño en la Argentina se limitan a la obra para la construcción de gasoductos en Córdoba, una obra licitada por el Ejecutivo de la provincia que cuenta con fondos nacionales.

La construcción de la planta potabilizadora está en la mira de la Justicia. De hecho, es la causa más avanzada en los tribunales de Comodoro Py. El juez federal Sebastián Casanello ordenó hace un tiempo la declaración indagatoria de 28 personas entre los funcionarios de AySA, los representantes de Odebrecht, Camargo Correa, Benito Roggio, Esuco, Supercemento y José Cartellone Construcciones, entre otros.

El juez Casanello consideró que las licitaciones fueron direccionadas de antemano para que ganaran los consorcios liderados por las empresas brasileñas. Una vez asignadas las obras, los investigadores acusan a los directivos de AySA de haber aumentado el presupuesto injustificadamente y de haber demorado los plazos para aumentar los presupuestos de las obras y así beneficiar a las compañías.

 

Odebrecht en la Argentina

33% tendrán los socios locales Benito Roggio e Hijos S.A., José Cartellone Construcciones y Supercemento S.A. son las firmas que se quedarían con el proyecto

$ 2300 millones Es el contrato firmado por Aysa para la construcción de la planta potabilizadora Paraná de las Palmas

 

Una obra en ejecución

Después de haber ido del soterramiento del Sarmiento y de la planta potabilizadora Paraná de las Palmas, Odebrecht sólo continúa en la construcción de gasoductos en Córdoba

Fuente: La Nación

Dejar un comentario