Inicio » Ingeniería

Venden los activos de uno de los contratistas del Paseo del Bajo

Se trata de la empresa Isolux Corsán S.A., integrante de la UTE Corsán Corviam Construcciones S.A., que tiene a su cargo la construcción de la primera etapa del Paseo del Bajo.

El Paseo del Bajo es la gran obra que encaró el Gobierno porteño. Con una fecha estimativa de finalización para 2019, la obra se dividió en tres tramos, cada uno de los cuales está en manos de diferentes empresas. El tramo A quedó en manos de Corsán Corviam Construcciones S.A.; el tramo B fue adjudicado a Green-CEOSA y el C a IECSA, vinculada a Ángelo Calacaterra, primo de Mauricio Macri.

Cuando se conocieron los pliegos ganadores, desde el Gobierno porteño sabían que el de Corsán Corviam iba a generar problemas, y así fue. Uno de los socios en esa UTE es la empresa Isolux Corsán S.A., una constructora que afronta una causa judicial en España. Mañana, el Juzgado Mercantil 1 de Madrid habilitará el proceso de venta de los activos de la empresa y a fin de mes se sabrá quiénes se quedarán con los contratos de la constructora.

Según informó el diario La Nación, debido a esta situación la empresa Autopistas Urbanas de Sociedad Anónima (AUSA), del Gobierno porteño, se encargó de los pagos directos a los proveedores de Corsán Corviam para, ante la desconfianza con Isolux, evitar un posible sobreprecio por la posibilidad de que la empresa nunca pague a los proveedores.

Ante este contexto problemático, las opciones que barajan en el Gobierno porteño son tres. La primera es que una empresa compre el contrato que tenía Isolux con ese tramo y AUSA deberá aprobar la operación. En segundo lugar, la obra podría volver a licitarse o, finalmente, alguno de los otros dos contratistas – o ambos – podían hacerse cargo del tramo A de la obra.

Durante el proceso de licitación, se buscó que Corsán Corviam no se quedara con el tramo A de la obra ya que conocían la situación judicial de Isolux. Sin embargo, la UTE presentó la oferta más barata de todas las empresas. El monto total del contrato fueron $1.500 millones. El tramo B le fue adjudicado a Green – CEOSA por $1.600 millones y el C, de unos $3.100 millones, quedó en manos de IECSA.

El Paseo del Bajo abarcará desde las arterias Alicia Moreau de Justo – Avenidas Huergo-Madero y tendrá cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia, lo que permitirá circular más rápido hasta los accesos directos al puerto y a la Terminal de Retiro. Además, contará con 8 carriles para vehículos livianos, cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur, recordó el diario.

Fuente: nueva-ciudad

Dejar un comentario