Inicio » Ingeniería, Portada

El segundo puente se construirá por el Sistema de Participación Público-Privada y costará 732 millones de dólares

09/11/2017 |

El segundo puente Chaco-Corrientes costará 732 millones de dólares, incluyendo las obras complementarias de las circunvalaciones que lo conectarán con los territorios de las dos provincias.

Así quedó definido en el proyecto de la Red de Autopistas y Rutas Seguras bajo el Sistema de Participación Público Privado (PPP), elaborado por el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional. El proceso para la licitación de la obra comenzará recién en junio de 2018.

De esa manera, quedó confirmado que el viaducto será construido bajo ese sistema que el gobierno nacional utilizará para ejecutar grandes obras de infraestructura sin que ese “gasto” sea agregado a la deuda pública del país.

Según el esquema definido por Vialidad Nacional en el proyecto, en junio de 2018 se publicará en la web la convocatoria a licitación, en septiembre se conocerán las ofertas y en noviembre será la toma de posesión del grupo privado que ejecutará los trabajos.

Es que la obra fue incluida en una tercera etapa del proyecto. La primera etapa, que se detalla con datos concretos en el documento (ya que las primeras licitaciones comenzarán a publicarse este mes), involucra a la red de rutas y autopistas que conectan a los grandes conglomerados urbanos (Buenos Aires, Rosario y sur de Santa Fe, centro y sur de Córdoba, y Mendoza).

El presidente Mauricio Macri y distintos funcionarios de su gobierno habían anunciado la licitación de la obra largamente reclamada por las dos provincias para fines de este año. Pero hace unos meses, dada la marcha del estudio de factibilidad a cargo de consultoras privadas, se conoció un cierto retraso y también la posibilidad de que el nuevo viaducto sea sólo vial, y no contenga la modalidad ferroviaria. Con la inversión prevista para la obra principal de 700 millones de dólares, y 32 millones para obras complementarias (variantes y circunvalaciones), queda ratificado que será un puente sólo para tráfico automotor.

 

La inversión

El proyecto se conoció a través de la publicación en la página web de Vialidad Nacional (www.vialidad.gob.ar). Denominado Red de Autopistas y Rutas Seguras Participación Público-Privada, el Ministerio de Transporte detalla allí las proyecciones del Plan Vial Federal, la situación actual en el sistema de accesos a Buenos Aires y en las demás rutas nacionales del país. Da a conocer también un cronograma de tres etapas para las licitaciones PPP y un plan de obras donde se especifican las más importantes y la primera etapa de licitaciones.

Según el plan de obras, en las tres etapas se prevé una inversión de 12.572 millones de dólares en los cuatro primeros años para obras principales (autopistas y rutas seguras) y una inversión de 4.172 millones de dólares en obras complementarias de repavimentación y mantenimiento a partir del quinto año y hasta el decimoquinto.

El segundo puente Chaco-Corrientes es uno de los dos viaductos que incluye el proyecto de obras con PPP. El otro es el puente Paraná-Santa Fe, que costará 671 millones de dólares y también se hará en una tercera etapa.

 

El régimen PPP

En noviembre de 2016, el Senado de la Nación aprobó la Ley 27.328 de participación público-privada (PPP), que estableció un régimen para fomentar la inversión de empresas privadas en obras de infraestructura de gran envergadura en sociedad con el Estado.

En la práctica, es un contrato de un privado con el Estado, que permite que el sector privado financie una obra de infraestructura y que se repague con un diferimiento muy largo (8 a 12 años, dependiendo de los casos).

La ventaja que tiene es que no se agrega a la deuda pública del país, sino que es una financiación subsoberana. Es que, en general, las obras serán financiadas por bancos, de forma que el Estado no pone un centavo hasta que la obra se termina.

Fuente: El Comercial (Formosa)

Dejar un comentario