Inicio » Arquitectura, Portada

Plan Larreta para Capital: Ciudad sin “FOT”

La consigna es cerrar diciembre con la nómina de pendientes en blanco.

Fortalecidos tras el último resultado electoral, los equipos que acompañan a Horacio Rodríguez Larreta volvieron a acelerar motores y encaran el último tramo de 2017 con una férrea decisión: aprobar una batería de proyectos clave para aceitar la inversión privada en la Ciudad.

En vistas a ese objetivo, el PRO cuenta con la ventaja de ostentar una mayoría consolidada en la Legislatura. A eso hay que sumarle la posibilidad cierta de una alianza con el bloque encabezado por Martín Lousteau, algo que en los pasillos del oficialismo dan como un hecho.

“Es muy difícil que los proyectos que se tratarán de aquí a fin de año no se terminen aprobando”, sostuvo a iProfesional una fuente cercana al larretismo.

Por lo pronto, un acuerdo con los legisladores que responden a Lousteau hará que el PRO reúna cerca de 40 votos, caudal que le evitaría incurrir en reveses como los que ya tuvo al querer aprobar algunas iniciativas.

Ahora, con amplio respaldo en la Legislatura, hay coincidencia en que pondrá en debate (por sexta vez) el proyecto tendiente a habilitar la construcción de un shopping en el barrio porteño de Caballito.

A la par, el larretismo reactivará el proyecto Solares de Santa María, iniciativa inmobiliaria a desarrollar en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors -Costanera Sur- que contempla oficinas y departamentos premium, en medio de canales y lagos.

 

Tanto el plan para Caballito como esta última propuesta (conocida en el rubro inmobiliario como la “Dubai porteña”) corresponden al mismo empresario: Eduardo Elsztain, mandamás de IRSA.

El Gobierno de la Ciudad también quiere acelerar la discusión en torno al destino del subte. La concesión a Metrovías vencía EN 2017, pero la Legislatura porteña la extendió un año más, mientras espera conocer el interés de otras firmas del extranjero.

Otra de las grandes apuestas de Larreta, de aquí a diciembre, comprende la aprobación de un nuevo Código Urbanístico y de Edificación.

De prosperar, se eliminarán por completo los límites que rigen hoy día en la cantidad de metros cuadrados a desarrollar según la superficie de los terrenos (FOT).

Se modificarán los límites de altura e, incluso, las medidas mínimas establecidas para viviendas y oficinas.

Desde la firma Arquitectonika uno de sus socios, Darío López, definió a la iniciativa como la forma de hace un update en las pautas de construcción que arrastran casi medio siglo de antigüedad.

“Es una actualización necesaria, que permitirá mejorar varios aspectos en la arquitectura de la Ciudad”, dijo a iProfesional.

“Al quitar ciertos límites y permitir que se construyan viviendas de pocos metros cuadrados, se estaráN dando más opciones de acceso”, completó.

Para cuando concluya diciembre, el Gobierno de la Ciudad también espera tener aprobado Distrito Joven, un entramado de áreas de esparcimiento, puntos de gastronomía y anfiteatros emplazados en una superficie que abarca desde Ciudad Universitaria hasta la reserva ecológica.

Subte primero

Tal como se preveía, días atrás el oficialismo porteño impuso su mayoría y logró que la Legislatura apruebe el proyecto que impulsa el llamado a una nueva licitación para la explotación del subte de Buenos Aires.

El texto fija, además, la prórroga de un año del contrato que hoy mantiene a Metrovías como administrador del servicio y la propuesta del larretismo destierra por completo la posibilidad de estatización planteada por buena parte de los bloques opositores.

La iniciativa -que ahora cuenta con luz verde- apunta a dar con un operador que se haga cargo del servicio por un lapso de 12 años con opción a tres más.

“Quienes se presenten deberán acreditar experiencia específica no menor a 15 años en la operación de subtes o metros y haber transportado en los últimos tres años al menos 150 millones de pasajeros”, especifica el texto.

La compañia que gane la compulsa estará obligada a “absorber el personal en relación de dependencia, que de acuerdo con un listado de dotación que aporte SBASE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado)”.

Voceros de la organización aseguraron a iProfesional que, en reuniones mantenidas este año, el Gobierno porteño dio como una alternativa la conformación de una sociedad entre Metrovías y un socio internacional.

En este caso, la firma comandada por Roggio continuaría con el manejo operativo de las formaciones mientras que el nuevo player se ocuparía de aportar tecnología y financiamiento de cara a futuras inversiones.

Entre las interesadas, aparecen las francesas RATP y Keolis, como también la española Metro de Madrid.

Código Urbanístico

La modificación del actual Código Urbanístico de la Ciudad es otro de los ítems que desvela a los equipos de Larreta.

Ocurre que la normativa vigente fija restricciones en aquellas construcciones que vayan a llevarse a cabo dentro de la geografía porteña.

El nuevo marco contempla desde una flexibilización en la cantidad de metros cuadrados (para viviendas, oficinas y construcciones en general), hasta un quiebre definitivo en lo que hace a límites de altura.

“El nuevo código eliminará el FOT, por citar un ejemplo. Así, se ampliará la cantidad de metros cuadrados a desarrollar por superficie”, aseguró una fuente del sector.

El cambio del Código Urbanístico que impulsa el gobierno de Larreta promoverá la construcción de torres y el desarrollo de viviendas de poco metraje. Entre ellos, el micro-departamento, hoy día prohibido por estar por debajo del límite fijado para monoambientes.

En la actualidad, un monoambiente no puede tener menos que 29 metros cuadrados. Con la modificación, se permitirán unidades de 20 metros o tal vez menos.

Para los expertos consultados, brotarán edificios de estas características, lo que favorecerá el negocio inmobiliario.

Distrito Joven

“Si hay una iniciativa que va camino a aprobarse, ésa es Distrito Joven. El proyecto ya tuvo su primera lectura, pasó por despacho y superó la instancia de audiencia pública. Basta una segunda lectura para lograr el permiso final”, aseguró a iProfesional un funcionario del PRO.

La iniciativa contempla la creación de un corredor desde Costanera Norte hasta la reserva ecológica, espacio en el que se emplazarán restaurantes, lugares de esparcimiento, centros culturales y boliches bailables.

El proyecto contempla el cambio de tipificación de la traza que va desde Aeroparque a Ciudad Universitaria, ahora destinada por ley a espacios verdes y parques.

El Gobierno porteño dará concesiones de los predios por diez años, lo que le permitirá regularizar la situación de aquellos permisos ya otorgados a los comercios que ocupan toda esa franja.

“Se considera prioritaria la regulación de las actividades nocturnas para adultos jóvenes, delimitando un espacio que, por su lejanía a los sectores residenciales (…) permita armonizar la convivencia entre los vecinos”, especifica el proyecto.

“La prioridad es dotarlo de una mixtura de usos. Interesa fomentar el rol de la juventud en desarrollos artísticos, culturales y deportivos”, señaló Fabián Pereyra, director de Políticas de Juventud del Gobierno de la Ciudad.

De acuerdo con el plan del PRO, todos los locales bailables clase C tendrán que ser trasladados a esa zona “para sacar los boliches de los barrios”.

Solares de Santa María

En cuanto a “Solares de Santa María”, la iniciativa de IRSA plantea la urbanización de más de 70 hectáreas y la construcción de complejos de torres bajo la dirección de arquitectos de la talla de César Pelli.

El proyecto de la firma, propiedad de Eduardo Elsztain, también propone el desarrollo de hoteles y oficinas en un entramado de canales, muelles, diques y un lago artificial.

Una vez concretado, se estima que este barrio tipo premium albergará hasta 15.000 personas.

Contempla dos grandes sectores: un área de alta densidad -con parcelas en la que se construirán edificios- y otra destinada a condominios (mediana densidad).

Shopping Caballito

El PRO hará su sexto intento por habilitar la construcción de un shopping en el barrio de Caballito. El gran beneficiario será el mismísimo Elzstain, que está detrás de Solares de Santa María.

El empresario busca el aval oficial para ejecutar su plan de trabajo en terrenos adquiridos hace más de 15 años sobre la avenida Avellaneda (entre Fragata Sarmiento y Olegario Andrade).

La intención de IRSA es levantar en 2,4 hectáreas una estructura de 38.000 metros cuadrados en tres plantas, que albergarán unos 130 locales.

Hasta el momento, el proyecto se mantiene bloqueado en virtud de que el catastro porteño no le permite la construcción. IRSA apunta a erigir un centro comercial con características similares al DOT que hoy funciona en el barrio de Saavedra.

La firma asegura que generará hasta 5.000 puestos de trabajo en la etapa de construcción y que, una vez que el shopping abra sus puertas, brindará empleo a otras 2.000.

Fuente: iprofesional

Un Comentario »

Dejar un comentario