Inicio » Actualidad, Portada

La nueva forma de contratación de obra con asociación público-privada que rige en Chubut

05/01/2018 |

Será un formato alternativo a la Ley de Obra Pública de la provincia por el cual se busca atraer inversores y bajar el gasto del Estado. El mecanismo en la provincia se utilizaría principalmente para la construcción de viviendas. También hay otros proyectos presupuestados como la Meseta Intermedia.

Los proyectos de viviendas con aporte de privados serán cada vez más comunes en la provincia.

452 Días atrás Chubut adhirió al régimen de contratación público-privada impulsado por el Gobierno Nacional con el objetivo de atraer una mayor nivel de inversión y concretar aquellas obras que hoy el Estado no está en condiciones de llevar adelante por el fuerte déficit de las cuentas.

Algunos de proyectos que ya fueron incluidos dentro del Presupuesto Nacional 2018 a través de esta modalidad en la provincia son por ejemplo la Meseta Intermedia para instalar el sistema de riego. Para ello hay fondos por casi 42 millones de pesos. Sin embargo, en este caso el comienzo estaría previsto para 2019, con la intención de culminarlo en 2020.

La otra iniciativa que ya también se presupuestó es la nueva Linea Extra Alta Tensión en 500kV para Vincular las ET Choele Choel – ET Puerto Madryn 2° Te Ruta Nacional N° a y Ampliaciones ET – Provincias de Chubut y Rio Negro. Los fondos en este caso son de $ 27.781.705. El avance de obra planificado sería del 15,23% para el año próximo, 49,43% en 2019 y el resto (35,35%) durante 2020.

Otro de los trabajos en carpeta y que podría avanzar es el de la Ruta 260, con el objetivo de consolidar el corredor bioeceánico y afianzar las relaciones comerciales entre la provincia y el país vecino de Chile.

 

Asociación de municipios

Este mecanismo, por otra parte, aparece como una alternativa para que los municipios también comiencen a pensar en obras a gran escala que se hacen imposible afrontar con los recursos propios y que en los tiempos que se viven también se complica el aporte que pueda hacerse desde el Gobierno Provincial, más allá de las obras que ya están consolidas y en lista de espera con el bono provincial. Incluso asociándose en proyectos comunes entre localidades de una misma comarca. Un ejemplo de hoy podría ser lo que ocurrió con el GIRSU en el Valle Inferior, que de hecho en la actualidad presenta grandes complicaciones en cada una de las comunas por los altos costos.

Según consideró el Gobierno Nacional, estos tipos de asociaciones servirán para proyectos que estén enfocados en «transporte, energía, agua y saneamiento, cloacas, viviendas y construcción de cárceles y hospitales». Es decir que la construcción de casas será otra de las alternativas.

Ya se sabe que ha habido un importante cambio en el Gobierno Nacional que ha disminuido fuertemente al menos para Chubut los fondos para el desarrollo de viviendas sociales. Se apuesta a los programas crediticios o bien a este tipo de contrataciones donde no haya un desembolso tan importante por parte del Estado.

Quienes siguen de cerca la iniciativa, aseguran que el principal uso que se le podrá dar en la provincia para la asociación del estado con los privados será con la cosntrucción de viviendas. Por el cual el inversor ponga planta en conjunto con el Estado y luego se cubra lo depositado con la cuota del adjudicatario, que tendrá valor similar a un alquiler.

De acuerdo con el articulado de la adhesión de Chubut al programa, la participación pública privada tiene que ver con contratos de una modalidad alternativa a la Ley de Obra Pública vigente en la provincia. Es decir que surge como una opción más.

Dentro de los diputados existió controversia en este punto. Desde el punto de vista de que existirían contradicciones entre el programa de contratación público-privado y la Ley Provincial de Obra Pública en lo que refiere a la forma de contratación y los controles respectivos.

Por otra parte, quienes se manifiestan en contra, alertan por la posible flexibilización de los controles y sobre un endeudamiento “sin control” de los estados provinciales, incluso sin la autorización previa por parte de la Legislatura.

Dentro del Artículo 11 se prevé la constitución de una Comisión de Seguimiento en la Legislatura para el control del alcance y aplicación de los contratos de participación público-privada celebrados a nivel provincial. La misma estará integrada por 9 diputados, respetando la proporcionalidad de las fuerzas políticas dentro de la Cámara.

Dentro de los fundamentos para llevar adelante la nueva forma de contratación, se refleja que “es una ley para que los proyectos que requerirían mucho tiempo para concretarse por las limitaciones de financiamiento del Estado puedan adelantarse a través del financiamiento privado”.

Por otra parte se refleja que “el privado asume parte sustancial del riesgo de construcción y obtención de financiamiento”, a la vez que se lo describe como un instrumento para “un desarrollo económico del país”.

 

Cómo funciona

De acuerdo con la Ley 27.328, Las bases de la contratación respectiva podrán contemplar la constitución de una sociedad de propósito específico, de fideicomisos, otros tipos de vehículos, o esquemas asociativos, que tendrán a su cargo la suscripción y ejecución hasta su total terminación del contrato de participación público-privada.

La sociedad de propósito específico deberá constituirse como sociedad anónima en los términos y condiciones previstos en la Ley General de Sociedades. En el caso de creación de fideicomisos a estos fines, deberán constituirse como fideicomisos financieros en los términos del Código Civil y Comercial de la Nación.

Fuente: Diario Jornada (Trelew)

Dejar un comentario