Inicio » Actualidad

El “mantenimiento preventivo” de Marcelo Villegas le costará al Estado 43 millones

09/02/2018 |

Las reformas administrativas que implementó el gobierno bonaerense han significado un rotundo cambio en las políticas estatales, que ahora tienden a achicar la estructura del estado bonaerense en una incesante búsqueda de la reducción del gasto público en un contexto de severo endeudamiento.

No obstante, lejos de practicar la austeridad requerida en estos casos, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, decidió invertir 43.440.000 millones de pesos en una licitación que promete levantar polvareda.

Acorde a la publicación en el Boletín Oficial, Villegas consideró indispensable la contratación de una empresa privada con el fin de llevar a cabo lo que oficialmente se denominó un “mantenimiento preventivo” de los edificios pertenecientes a dicho organismo.

En criollo, el “mantenimiento preventivo” implica que la empresa deberá trabajar sólo cuando alguien los llama para cambiar un foquito de luz que se quemó, una grifería rota o un flexible dañado. De este modo, en vez de gastar algunos cientos de pesos cada vez que se debe llamar a un plomero y que cada edificio costeé sus propias partidas, tal y como era el sistema hasta ahora, el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires gastará 43 millones por adelantado, con el objetivo de tener a una empresa lista cada vez que se la solicite.

Otro problema que surge de la licitación, además del inentendible gasto, es que la misma empresa abarcará todas las dependencias del ministerio en la provincia. Para ello, se prevé una espera de 24 a 48 horas para problemas que estén a más de 50 kilómetros de la ciudad de La Plata.

Es que, claro, la empresa que se espera que gane la licitación es platense, y necesita trasladarse desde allí hasta donde esté el problema. La falta de practicidad es insólita. Con este sistema empleado por Marcelo Villegas, si un inodoro se rompe en Pehuajó o en Zárate, en vez de llamar a un plomero de la zona y gastar 200 pesos, los empleados estarán obligados a llamar a una empresa de la ciudad de La Plata, que deberá trasladarse hasta el inodoro a un elevadísimo costo de nafta y peajes, arreglar el problema y volver.

“Lo que probablemente pase en un caso así, es que el empleado llame a la empresa de La Plata, esa empresa se dé cuenta de lo ilógico del viaje, y llame a un plomero de Pehuajó o de Zárate que encuentre en la guía. Entonces la empresa le paga al plomero y luego le factura a la provincia mucho más de lo que realmente salió”, aclaran dentro del mismo departamento de Compras y Suministros del ministerio de Trabajo bonaerense. Dicho sea en simples términos, se llamará al plomero del barrio igual que siempre, pero en vez de salir 200 pesos, saldrá 2 mil.

Es la extravagante habilidad que tienen algunos funcionarios para tomar algo simple y barato y, casi por arte de magia, convertirlo en algo complejo y extremadamente caro.

Fuente: Real Politik

Dejar un comentario