Inicio » Actualidad

La administración vecinal

08/02/2018 |

Entre todos los problemas de América Latina, el Papa Francisco puso el acento en la corrupción, fundamentalmente en la obra pública. No se equivoca. Además nació y llegó a Papa  desde nuestro país. En la coima, siempre, como el tango, hacen falta dos: uno que da y otro que recibe.

También es público el tema de los acuerdos entre firmas para turnarse en las obras. Presentan todos más alto y uno gana; luego, rotan. Hay miles de formas cuando las tratativas son por arriba. Las cosas cambian cuando participan los vecinos organizados que son los que en definitiva pagan.

Las distintas reuniones del Foro Social Mundial, en Río de Janeiro y luego en Porto Alegre y otras ciudades, se centraban en los presupuestos participativos, donde los municipios, las provincias y la Nación participarían junto a los vecinos.

Con estos ideales, en Guaymallén se hicieron muchas obras importantes con la ordenanza 3440 “por administración vecinal” con mucho éxito. Inclusive, hubo sobrantes de dinero que dieron lugar a otros trabajos, con valores de más de 30% de diferencia. Los hacían las empresas, pero administraba el vecino.

Un sociólogo norteamericano llamando Putman analizaba el fenómeno italiano y decía que el Norte de ese país es lo que es porque las organizaciones del pueblo participaron y el sur es lo que es porque la mafia ocupó ese lugar. La realidad es que parecen dos países distintos pero es Italia con 2 formas de participación.

Hasta que los gobiernos no apliquen estos métodos y los vecinos organizados no los conquisten, la cosa irá mal. Sólo con elecciones generales no se resuelven.

La organización de los vecinos en sus uniones vecinales puede ayudar a terminar con este flagelo. Por eso el Papa tiene  razón: éste es un problema grave.

Además ese dinero va a los paraísos fiscales, que hoy tienen 7,8 billones de dólares en las guaridas, que es igual al PBI de todas las economías sudamericanas. Estas abultadas firmas se reparten en el mundo de forma que el 1% más rico de la población posee 82% de las riquezas.

Fuente: Los Andes

Dejar un comentario