Inicio » Vialidad

Ruta 105: en el 2019 se cae el negocio del socio del exgobernador Maurice Closs

11/05/2018 |

Empresas en esta noticia

El presidente de la DNV, Javier Iguacel, indicó que la Nación recuperará la potestad sobre esa vía. La transferencia temporaria a un “grupo empresario amigo del senador” vencerá próximamente. La empresa recibe millonarios subsidios y explota el peaje de Fachinal.

La transferencia temporal de la ruta 105 a la provincia de Misiones por parte de la Nación culmina en abril del año próximo y todavía no hay señales para prorrogar o si Vialidad Nacional recobrará la potestad. El presidente de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), Javier Iguacel, declaró hace pocos días a Radio República que la Nación recuperará la potestad sobre esa vía en 2019.

De esta manera el principal perdedor sería la empresa Enríquez SA, que tiene la concesión para explotar el peaje y además recibe cientos de millones de pesos por año de la provincia como subsidio por su “baja ganancia” y las obras que realizan. Esta firma es socia del grupo empresario que integra el exgobernador Maurice Closs en otros negocios turísticos como la explotación del área Cataratas en Puerto Iguazú y fue muy beneficiada en su gestión desde 2007 hasta 2015.

Lo curioso es que la Provincia tiene el poder sobre la ruta hasta 2019 y la concesión a la empresa constructora se otorgó hasta 2025, con lo cual, la provincia se excedió por dos años.

Según trascendidos que llegan desde el Gobierno nacional, no habría intención de prorrogar la concesión a la Provincia ni tampoco mantener el negocio privado de la empresa vinculada a Closs. En abril de 2019 la Nación tomaría nuevamente el control. De ahí en adelante varias cosas pueden pasar.

La empresa, posiblemente, tenga que negociar con la Provincia por los dos años de exceso que recibió la concesión y no podrá explotar por la pérdida de concesión.

También la Provincia y la empresa podrían plantear a la Nación un reclamo de reconocimiento por los 14 kilómetros de autovía construidos y el mantenimiento realizado en los últimos años.

Fuentes del Gobierno confirmaron que se consultó a Vialidad Nacional cuál sería la postura pero la respuesta todavía no llegó formalmente, más allá de las declaraciones radiales de Iguacel.

El 2019 será un año electoral y posiblemente la solución de este tema termine mezclándose con la campaña electoral y la disputa de poder entre Cambiemos y la renovación.

 

Negocio para amigos

La concesión benefició a la empresa cercana a Closs desde el 2013 para la explotación del peaje de Fachinal. La forma en la que se produjo generó dudas y despertó polémicas, más allá que se haya realizado mediante licitación pública.

Enríquez es dueño del 70% de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que se maneja bajo el nombre comercial Covint, y está a cargo de la “explotación, conservación y mantenimiento del Corredor Vial Nº 1”, el cual incluye a la mencionada 105, y las provinciales 1, 2 y 201.

La ruta 105 tiene un recorrido de 33,5 km y va desde la Rotonda del Barrio Santa Helena en Garupá hasta el empalme de RN 14 en San José.

En varias oportunidades, desde el Ministerio de Transporte de la Nación reconocieron que el Gobierno nacional desea dejar sin efecto el acuerdo mediante el cual Vialidad Nacional le transfirió temporariamente la jurisdicción de la Ruta Nacional 105 a Misiones.

La multimillonaria obra para la autovía de la ruta nacional 105, uno de los proyectos viales más importantes de la historia provincial, quedó en manos de Enríquez – Albano UTE sin licitación previa, sin concurso de precios ni ningún otro mecanismo que le posibilitara al Estado provincial establecer la mejor oferta posible mediante un herramienta transparente de contratación, según dictan las normas que regulan las inversiones públicas. En el Gobierno justificaron entonces que hubo una ley que facultó al Ejecutivo a contratar la obra.

De esa manera, Enríquez consiguió la concesión de una ruta nacional gracias a que la Provincia logró la cesión temporaria de la jurisdicción, por lo que pudo quedarse con la explotación del peaje en forma exclusiva.

Diferente hubiera sido si la ruta 105 permanecía bajo la jurisdicción de Vialidad Nacional, ya que el concesionario se vería obligado a competir con todos los demás empresarios del rubro en el país.

Además, durante todo este tiempo y de forma paralela a lo que el concesionario recauda en concepto de peaje en el puesto de Fachinal, la Provincia la reconoce todos los años una fuerte subvención a la empresa para “mantener el equilibrio económico financiero de la concesión”.

El pago de las compensaciones mensuales que la provincia le otorga a Covint para “mantener el equilibrio económico financiero de la concesión” se le garantizó desde un principio mediante la constitución de un fideicomiso, una figura también conocida como “fondo fiduciario”.

Este tipo de fondos se integra con dinero que ingresa de forma automática de Rentas Generales, o sea la recaudación por el pago de impuestos comunes, y se deposita en el banco que opera como agente financiero de la provincia. También automáticamente, ese fondo le asegura el pago mensual al beneficiario según se establece por contrato previamente elaborado. Estos fideicomisos se constituyen por ley y se instrumentan por decretos.

Los partidos opositores llevan años advirtiendo que el Gobierno provincial utiliza este instrumento “solamente para garantizar a determinados contratistas y concesionarios la cobranza en tiempo por la realización de obras o prestación de servicios, en forma diferencial y privilegiada con respecto a otros proveedores a quienes les asiste el mismo derecho, burlando el principio de unidad de caja”.

 

Cifras de subsidios

En 2009 el gobierno de Maurice Closs le otorgó un subsidio mensual a Covint de 2.749.078 pesos por mes. Es decir que durante ese año la provincia le pagó un total de 32.988.936 pesos.

La subvención mensual subió para el mes de septiembre del 2012 en 3.298.893 pesos. En enero del año siguiente llegó a los 3.958.672 pesos y en agosto del mismo año tuvo otro crecimiento hasta 4.750.406 pesos por mes para equilibrar sus finanzas.

De ello se desprende que en los últimos meses de 2012 y los ocho meses siguientes de 2013, Enríquez recibió un total de 50.671.000 pesos de subsidios para seguir explotando el peaje y realizar el mantenimiento de las rutas.

Fuente: Primera Edición (Misiones)

Dejar un comentario