Inicio » Ingeniería

Cinco frentes de obra y 265 obreros trabajando imprimen mayor ritmo el Segundo Acueducto

17/05/2018 |

Autoridades de Sameep recorrerán la toma de agua sobre el río Paraná. La meta es llegar a fin de año con el tendido de cañerías terminado hasta Pinedo.

Cinco frentes de obra (tres de ellos de tendido de cañerías), 265 operarios en actividad y un flujo de fondos que se aceleró en los últimos meses, fundamentaron el mejor ritmo de obra que tiene el Segundo Acueducto del Interior. La meta puesta por el gobernador Domingo Peppo, de llegar con el tendido de caños al sudoeste para el próximo verano, hizo priorizar esos trabajos. Autoridades de Sameep recorrieron el muelle de toma sobre el Paraná y las obras en el acueducto de agua cruda.

“Estamos en un 70% de avance general de la obra”, le dijo a NORTE el presidente de Sameep, Claudio Westtein. Así, reveló que la perspectiva es concluir la obra en mayo de 2019, de acuerdo a los plazos convenidos con la Nación a partir de la firma de las actas-acuerdo. “Se puede extender, y eso dependerá del ritmo que tenga la obra”, expuso.

Finalizar para diciembre de este año algunas obras complementarias en Sáenz Peña es la meta más cercana, ya que desde allí podrá comenzar a enviarse agua hacia Villa Ángela y hacia Charata-Pinedo.

El funcionario destacó que Sameep y el gobierno provincial “se comprometieron a garantizar el porcentaje de fondos necesarios para que la obra no se paralice”. Esa parte de los fondos (47 millones de dólares, o 963,5 millones de pesos al cambio actual) llegan a través del crédito tomado por el Chaco del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR). Además, la provincia comprometió un aporte de 750 millones de pesos. Y el restante porcentaje (un 62% del total, es decir, 1750 millones de pesos) es aportado por Nación, a través del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y también está garantizado. “La obra en materia económica no tendrá que correr riesgo”, marcó.

En materia de empleo, Westtein señaló que con más frentes de trabajo abiertos, deberá crecer la cantidad de obreros trabajando. De hecho, en el momento de mayor ritmo de obra, entre 2013 y 2014, se llegaron a emplear 500 operarios.

 

Todos los frentes

“Este es el mejor momento desde que se reinició la obra, en julio del año pasado cuando se firmó el acta acuerdo con Nación. Es un ritmo interesante, aunque todavía no es el que quisiéramos”, analizó el gerente de Planificación de Sameep, Ricardo Requena.

En diálogo con NORTE, el directivo expuso detalles de los cinco frentes de obra que están operativos en este momento. Uno de esos frentes se ubica en el muelle de toma, sobre el río Paraná, donde se están colocando las vigas que sostendrán las bombas. Allí, hubo una recorrida de autoridades de la empresa.

El muelle de toma se conecta con el denominado acueducto de agua cruda, que recorre varios kilómetros hasta llegar a la planta potabilizadora. “Es una doble terna de caños de 1200 milímetros. En unos días se reiniciará ese frente, con la colocación de esos caños. Están los pilotes colocados y ahora están ubicando unas cunas que van sobre ellos. Allí se apoyan los caños de fundición dúctil, que son importados. Hay 3,5 kilómetros acopiados y al resto la empresa lo deberá importar por su cuenta. Se fabrican en Brasil, Francia y China; pero seguramente los traerán desde Brasil”, precisó Requena.

Otro frente está en la planta potabilizadora de Barranqueras, que tiene un 65% de avance. “Es el lugar neurálgico de la obra. Falta lo más complicado, que son elementos electromecánicos, chapas, perfiles, compuertas, válvulas, los detalles finos que suman mucho tiempo”, expuso, y dijo que “es un mecanismo de relojería”, y de ahí que sea tan complejo estimar una fecha de finalización, aunque será seguramente el último frente en concluir el trabajo. “Lleva tiempo ponerla en régimen. Hay muchas condiciones a tener en cuenta. El agua nuestra no es la mejor para potabilizar, desde el punto de vista de la turbiedad que tiene”, puntualizó.

“Ahora estamos tratando de sacarles un plus a las plantas del área metropolitana (desde donde se bombea a través del Segundo Acueducto hasta Sáenz Peña), optimizando algunas unidades para sacar algunos metros cúbicos más de producción. Ese es otro objetivo que nos fijó el gobernador”, sostuvo Requena.

En tanto, los restantes tres frentes son de tendido de cañerías: dos se ubican desde Sáenz Peña hacia Tres Isletas (con cañerías de 450 mm), donde ya se colocaron ocho kilómetros desde que se reinició la obra, y restan colocar unos 50 kilómetros; y un frente entre Sáenz Peña y Avía Terai.

“Desde Sáenz Peña hasta Pinedo quedan por colocar no más de 30 kilómetros de caños. Como en su momento había muchos frentes, se fueron haciendo tramos cortos y ahora están uniendo los que quedaron pendientes. La premisa que nos puso el gobernador es llegar al sudoeste con la cañería y con agua a fin de año”, indicó el gerente. Mientras dijo que falta finalizar el tramo Pinedo-Hermoso Campo (unos ocho kilómetros). Y resta todavía activar el tramo Avía Terai–Los Frentones (63 kilómetros), donde se colocará un tipo de cañería que implicará un buen ritmo de obra (PAD).

“La prioridad es llegar al sudoeste. Pero si hay un flujo adecuado de fondos desde la Nación, las empresas pueden iniciar el frente hacia Los Frentones”, planteó Requena.

En tanto, reveló que para concretar la llegada de agua potable al sudoeste para el próximo verano, deberá instalarse una estación de bombeo en Sáenz Peña. “Si bien hay una cisterna de 30 millones de litros, que distribuye a varios puntos, hay que instalar equipos de bombeo para impulsar el agua hacia el nuevo tramo, con extremo en Charata-Pinedo. Y racionalizar el agua del área metropolitana”, señaló Requena. Al respecto, precisó que, a través del segundo acueducto se envían a Sáenz Peña 750 mil litros/hora. “La idea es enviar 1,2 millones de litros para impulsar el excedente al sudoeste, que no satisfará la demanda total pero nos permitirá aliviar la situación”, marcó finalmente.

 

Las cifras

70% Es el avance general del Segundo Acueducto del Interior a la fecha, con cinco frentes abiertos de obra.

30 Son los kilómetros de caños que faltan enterrar en el tramo Sáenz Peña-General Pinedo.

 

El dato

Para diciembre de este año, la premisa es llegar con el tendido de caños a Pinedo, y comenzar a impulsar agua hacia el sudoeste.

Fuente: Diario Norte (Chaco)

Dejar un comentario