Inicio » Actualidad, Portada

La construcción cumplió un año de expansión constante

09/05/2018 |

En el primer trimestre, la actividad tuvo una suba de 14,3% impulsada por el avance de la obra pública.

A pesar de no mantener el impulso de dos dígitos, el sector de la construcción consolida su crecimiento y cumple un año de actividad con números positivos. En marzo, según el indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), la industria tuvo una avance interanual de 8,3%, mientras que en el acumulado de los primeros tres meses del año el incremento fue de 14,3%.

Impulsada por el aumento de las inversiones en la obra pública y por el incremento de la demanda de viviendas (producto del boom de los créditos hipotecarios), el sector de la construcción es uno de los mayores motores de la economía, junto con la industria automotriz.

“La variación interanual se desaceleró en comparación con los índices anteriores, pero porque se empieza a comparar con bases más altas. En marzo del año pasado fue el mes de quiebre para la construcción, donde comenzó a mostrar datos positivos. Aunque no vaya a crecer con las mismas tasas interanuales anteriores, el sector va a seguir siendo uno de los más favorecidos por la política económica, producto de las inversiones en obra pública y el crecimiento de los créditos hipotecarios”, indicó Martín Vauthier, director de Eco Go.

Con él coincidió Gabriel Caamaño, socio y economista jefe de la Consultora Ledesma, que señaló el inicio de las adjudicaciones del esquema de participación público-privada (PPP) como el nuevo impulso que va a tener el sector a partir de agosto.

“La construcción se desaceleró, pero sigue creciendo a buen ritmo, con fuerza. El sector tiene dos pilares que lo impulsan: uno es el de los créditos hipotecarios, que igualmente va a aminorar, debido a la suba de la tasas de los bancos. Si bien va a seguir creciendo e impulsando la industria, va a menguar el ritmo de tracción. Por otro lado, el sistema de PPP va a reimpulsar la obra pública y, por ende, la actividad en la construcción”, dijo el economista.

En el análisis de los insumos del sector, las variaciones interanuales del acumulado durante el primer trimestre del año observan subas de 38,2% en asfalto; 37,7% en el resto de los insumos (incluye vidrio para construcción y tubos de acero sin costura); 32,5% en hierro redondo para hormigón; 17,3% en pisos y revestimientos cerámicos; 13,3% en cemento; 12,3% en placas de yeso; 10,9% en ladrillos huecos, y 7,9% en artículos sanitarios de cerámica. En tanto, se registró una baja del 2,6% en pinturas para la construcción.

 

Generación de empleo

El incremento de la actividad se ve reflejado también en la generación de empleo registrado, que solo en febrero -último dato disponible- mostró un aumento de 9,2% en la cantidad de puestos de trabajo. En enero, la cantidad de empleados había crecido también (10,5%) con respecto al mismo mes de 2017.

“El crecimiento de la construcción se compara con una base que ya es alta y por lo tanto se trata de un crecimiento genuino. Esto redunda en un sector que sigue creando empleos. Además, es el sector que más le aporte al crecimiento del PBI”, comentó Bruno Panighel, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

En febrero, la cantidad de puestos de trabajo del sector fue de 447.371. Si bien la creación de empleo cumplió también un incremento interanual continuo de un año, todavía su mayor pico de cantidad de empleados registrados fue en noviembre pasado, con 459.013 puestos de trabajo.

Fuente: La Nación

Dejar un comentario