Inicio » Ingeniería

El Segundo Acueducto avanzó 73% pero resta concluir un tramo de 170 kilómetros U$S 425 Millones

08/08/2018 |

En un amplio repaso por el estado de avance las obras para abastecer con agua potable al Chaco, y las vinculadas al saneamiento ambiental, el gerente de Planificación de Sameep, Ricardo Requena ponderó ‘la integralidad del plan provincial, único a nivel nacional‘.

De hecho, de toda la red, el Segundo Acueducto del Interior cubrirá al 98% de la población urbana chaqueña. ‘Nos quedan afuera de toda la red de acueductos Chorotis, Río Muerto, Basail, Charadai y Cote Lai, que tienen agua de calidad desde otras fuentes ‘, indicó. Precisó que finalizada la obra terminará por costar 425 millones de dólares.

‘Hoy tenemos cubierto al 65% de la población, que tiene agua potable las 24 horas‘, dijo, sin incluir en ese cálculo al viejo y primer acueducto entre Barranqueras y Sáenz Peña, con la derivación a Villa Ángela, que abastece al 20% de la población.

‘En el país no hay ningún acueducto en construcción de la extensión que tiene nuestro Segundo Acueducto. Tampoco la cantidad de acueductos que construimos en la provincia. Teníamos 380 kilómetros en el inicio de la gestión del 2007, y hoy tenemos 800 kilómetros terminados y restan tramos para llegar a la meta de 1300 kilómetros de acueductos ‘, contrastó, y mencionó que hay 30 plantas potabilizadoras en todo el territorio.

En ese punto, resaltó la continuidad en las gestiones de los gobernadores Domingo Peppo y Jorge Capitanich (iniciador del plan de acueductos más ambicioso de la historia), al igual que del anterior presidente de Sameep, Gustavo Martínez y del actual, Claudio Westtein.

‘Esto se logra cuando hay una política de Estado‘, sostuvo en declaraciones a radio Universidad.

 

EL AVANCE DEL GRAN ACUEDUCTO

El funcionario confirmó que el avance del Segundo Acueducto del Interior alcanza hoy al 73% del total de la obra, con varios frentes de trabajo. Los tramos que restan concluir suman 170 kilómetros, según reveló, y mencionó el trayecto hasta llegar a Tres Isletas, a Los Frentones y otro menor para llegar a Charata y luego a General Pinedo.

‘La idea es llegar a Charata hacia fin de año, como nos pidió el gobernador, para tratar de ofrecer algún volumen de agua, porque para esa fecha también estará terminada la red de distribución en esa localidad‘, explicó y dejó claro que ‘no es una certeza‘ cumplir con los tiempos para la prueba de la red con la desinfección porque se trata de ‘infraestructura muy grande‘.

‘Ya se terminaron todas las cuestiones en las que tuvimos idas y vueltas con Nación y con las empresas, sobre la redeterminación de precios. Llegamos a un acuerdo, se firmaron las resoluciones correspondientes. La obra tiene un precio unitario nuevo, y no readecuaciones‘, explicó Requena.

Dijo así que, según las autoridades del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), el financiamiento será ahora ‘más fluido, porque tienen disponibilidad de fondos‘; y la provincia del Chaco, para cumplir con su contraparte, tiene asegurado el financiamiento del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR).

‘La obra debería tomar un ritmo importante dado que las autoridades políticas nacionales y provinciales pretenden que se finalice a mediados de 2019‘, indicó.

 

LA TOMA EN EL PARANÁ

Sobre el muelle de toma que abastecerá a la nueva planta potabilizadora y a la antigua, Requena precisó que fue completada ‘la parte de hormigón‘ y avanza el trabajo en las cañerías que unirán las bombas, además de la colocación del acueducto de agua cruda.

‘Es una estructura aérea de cinco kilómetros, con una especie de cuna donde se colocan los caños por encima del nivel de máxima crecida del río‘, puntualizó.

Esos caños son de fundición dúctil. ‘Antes de paralizarse la obra se importaron unos 3000 metros de cañerías desde Brasil, a través del financiamiento del BNDES, y ahora la UTE será la encargada de importar los caños que faltan para completar el tramo‘, agregó.

 

LOS NÚMEROS Y EL PLAZO DE JULIO

Cuando el Segundo Acueducto fue licitado, el dólar valía 3,85 pesos en 2011, y la inversión oficial fue calculada en 425 millones de dólares (más de 1600 millones de pesos).

Dado que los equipos de bombeo no se fabrican en el país, y parte de las cañerías tampoco, mantienen su valor en dólares, y por tanto el costo final no se modificará, aunque al Peso devaluado, la magnitud de la inversión siempre será creciente en la moneda argentina. En el plan de trabajo, la fecha estimativa de finalización estaba prevista para julio de 2019.

‘Es difícil porque en el medio ocurrieron cosas, el río creció y no se pudo colocar la cañería de agua cruda y los flujos no fueron continuos. La empresa nunca tomó un ritmo que permitiera ir cumpliendo plazos‘, sostuvo y completó: ‘Podemos llegar justos, si nos acompaña el tiempo‘.

Fuente: Diario Norte (Chaco)

Dejar un comentario