Inicio » Ingeniería

Tucumán: la explicación de la provincia por los puentes caídos

05/10/2018 |

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Con el puente que se derrumbó cuando un

camión intentaba atravesarlo en la zona sur de esta ciudad, se elevó a 12 el número de cruces inaugurados o reparados durante el kirchnerismo que colapsaron total o parcialmente en esta provincia en los últimos tres años.

Esta situación, que fue reflejada en un informe publicado por LA NACION, causó revuelo en Tucumán. Mientras que el Gobierno provincial minimiza los hechos, desde la oposición aseguran que los 12 puentes caídos en Tucumán entre 2015 y 2018 reflejan “una foto más de la corrupción kirchnerista”.

El titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Ricardo Abad, dijo a este diario que “no fueron 12 los puentes que colapsaron en Tucumán en los últimos años, sino que son solamente cinco los que cayeron, mientras que otros sufrieron daños estructurales parciales que los dejaron intransitables temporalmente”.

El funcionario aseguró que todos los puentes ya fueron reparados, a excepción de uno que está ubicado en la ruta provincial 330, sobre el río Jayat, en el acceso al parque nacional Los Alisos, que había sido inaugurado en 2013, y el que se cayó en la intersección de la avenida Colón y el Canal Sur, en San Miguel de Tucumán. “Los otros tres puentes que se habían caído totalmente, dos en la ruta provincial 340, sobre el río San Javier, y el otro en la ruta 305, sobre el río Salas, ya fueron reconstruidos”, detalló Abad.

El funcionario tucumano negó que la caída de puentes tenga una explicación en actos de corrupción en el manejo de la obra pública durante el kirchnerismo. “En la mayoría de los casos eran puentes viejos, a los que se les hacía mantenimiento todos los años, pero no soportaron las peores inundaciones que tuvo la provincia en los últimos tiempos.

Además, los puentes de la zona sur ahora están en perfecto estado, ya que habían sufrido algunos daños estructurales, pero ya se solucionó todo”, relató Abad.

Respecto del puente que se vino abajo en la zona sur de la capital provincial y que había sido habilitado en 2015, durante la gestión de gobierno de José Alperovich, Abad dijo que contrataron a especialistas de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) para que elaboren un informe a los fines de determinar las causas. “Es un puente que cuelga sobre arcos, que estaban en perfecto estado, al igual que el tablero del puente.

Suponemos que algo ocurrió con los tirantes y las péndulas metálicas de las que cuelga la estructura, que se cortaron de golpe. Queremos ser cuidadosos y por eso vamos a esperar las pericias para definir las causales”, explicó.

El puente habilitado en 2015 por Alperovich y que se vino abajo había sido realizado con recursos provenientes del Fondo Federal Solidario, que para entonces dependía del Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido , hoy preso en una causa por corrupción. La empresa tucumana Falivene, a cargo de la obra, negó deficiencias en la construcción y apuntó a los hechos de vandalismo como una posible causal de la caída del puente, que estaba ubicado en la intersección de la avenida Colón y la diagonal Lidoro Quinteros y que cruzaba el Canal Sur. Un puente mellizo al colapsado, construido por la misma empresa y separado por unos 200 metros, fue clausurado temporalmente hasta que se conozcan las causas.

Pese a que Abad asegura que solamente colapsaron cuatro puentes durante las inundaciones que castigaron a Tucumán en 2015, un informe publicado en la página oficial del Gobierno de Tucumán detalla que fueron 10 los cruces destruidos. El parte oficial, que tiene el título “Un año después, seis puentes colapsados ya fueron reparados”, repasa con lujo de detalles las obras y los montos de la inversión realizada para la recuperación de la mayoría de esas estructuras.

“Hace un año las inclemencias del tiempo provocaron la rotura de diez puentes en la provincia. Algunos se desplomaron en su totalidad, mientras que otros sufrieron rupturas parciales, pero que igualmente los dejaron inoperables”, señala el primer párrafo de la nota de prensa del Gobierno, donde el propio Abad informa sobre la situación. A los 10 puentes que colapsaron durante las inundaciones de 2015, se debe sumar otro que cayó el verano pasado en la ruta 305, en el ingreso a la ciudad de Tafí Viejo, y al que se derrumbó en la zona sur de la capital tucumana.

“Esto es corrupción”

“Esto es corrupción. Los puentes que cedieron en Tucumán al poco tiempo de haber sido construidos sólo pueden ser explicados por el robo desmedido al que nos sometieron en todos estos años. O se hizo mal el cálculo del peso que podían soportar o han sido mal construidos”, sentenció la senadora nacional por Tucumán Silvia Elías de Pérez (Cambiemos). En declaraciones a LA NACION, la parlamentaria dijo que “con estos hechos de corrupción se ha puesto en riesgo la vida de los tucumanos”.

La dirigente radical puso en duda las explicaciones del Gobierno provincial. “Si los puentes son levantados precisamente para que se puedan cruzar ríos o canales, y que puedan soportar pesos extraordinarios, tormentas, sismos ¿cómo puede ser que al poco tiempo se caigan cuando hay una lluvia o cuando pasan vehículos? Sencillamente porque no se han hecho las cosas bien, y lo que es peor, se han hecho pagándose millones”, resumió. Elías de Pérez recordó que ya había denunciado irregularidades en el manejo de la obra pública durante el kirchnerismo con la ejecución del Plan Mas Cerca. “Donde decían hacer un cordón cuneta, ponían ladrillos de costado y los cobraban como si hubieran invertido en cemento. Comprobamos que usaron materiales de baja calidad para levantar las casas del barrio Lomas de Tafí. Todas estas obras tienen un denominador común: fueron realizadas en el marco de planes diseñados por De Vido y José López, y que en Tucumán ejecutó Alperovich”, sentenció.

En tanto, el coordinador del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, advirtió que la Dirección Nacional de Vialidad detectó fisuras en distintos puentes inaugurados durante el kirchnerismo en la zona sur de Tucumán. “Hay problemas en la ruta 38 nueva, en los tramos de Monteros, Concepción y Aguilares, obra que fue inaugurada durante la campaña de 2015 por José López y Alperovich. En todos esos sectores Vialidad Nacional tuvo problemas con los puentes, tanto por fisuración de vigas como por mala colocación de apoyos”, detalló Ascárate. Agregó que “en los puentes sobre los ríos Gastona y Medina, además del puente de acceso sur a la ciudad de Juan Bautista Alberdi, entre otros de la zona sur de Tucumán, presentaban problemas similares”.

Según el coordinador del Plan Belgrano, “hay que terminar con la historia de las inauguraciones anticipadas y de pensar que está bien la frase ‘roban pero hacen’, porque si robaron, quiere decir que algo dejaron de hacer”.

Para el legislador provincial del Pro, Alberto Colombres Garmendia, la caída de 12 puentes en tres años “son las consecuencias de los negociados que se hicieron durante la década robada”. Consideró que “la plata que debería haberse invertido en el mejoramiento de infraestructura, hoy está en los bolsillos y cuentas de los funcionarios responsables de su ejecución”.

El parlamentario macrista sostuvo que “la trama de corrupción deja al descubierto la falta de escrúpulos de gobiernos y empresarios que timbean con los recursos de los argentinos y los dejan expuestos a potenciales tragedias”. Por último, Colombres Garmendia advirtó que “Tucumán no escapa al turbio esquema kirchnerista de la cometa, porque cada día nos enteramos que no hubo ladrillo en este país y en la provincia que no se haya colocado sin recurrir a la coima y el retorno”.

El también legislador provincial Fernando Valdez (UCR) opinó que “la corrupción de años se mide en hambre y en puentes caídos”. El parlamentario radical le pidió al gobernador peronista Juan Manzur que invierta el fondo sojero en el arreglo de puentes.

“Es una vergüenza para todos los tucumanos ser conocidos en el país y el mundo como la provincia donde los puentes se caen. No puede ser casualidad que 12 cruces de ríos o canales hayan colapsado por falta de mantenimiento o mala construcción. Esto no pasa en ningún lugar del mundo”, argumentó Valdez.

El legislador tucumano le reclamó a Manzur que “ahora que se recuperó la partida del Fondo Solidario de las retenciones a la soja, invierta parte de lo que le corresponde a la provincia en reparar las vías dañadas y en mantener las restantes para dejar de ser la vergüenza nacional”.

Fuente: La Nación

Dejar un comentario