Inicio » Ingeniería

Rafaela Brig. López Se firmó el decreto para empezar la obra desagües cloacales, pavimentación y repavimentación

27/12/2018 |

Empresas en esta noticia

Por los valores elevados, el proyecto no se pudo programar en simultáneo con la de los barrios Villa Aero Club y Los Álamos. Luego, en setiembre se suspendió la planificación por la imposibilidad de fijar los costos. Ahora, el Intendente decretó la puesta en marcha de los mecanismos administrativos para distribuir las facturas preventivas y abrir el Registro de Oposición.

A tres meses de que se resolviera suspender la emisión de facturas preventivas debido a la volatilidad de las principales variables de la economía del país, la Municipalidad decidió «revivir» la obra de cloacas y repavimentación completa del barrio Brigadier López.

El intendente Luis Castellano firmó el decreto que dispone la «ejecución de la obra desagües cloacales, pavimentación y repavimentación en barrio Brigadier López». A través del mismo decreto -cuyo texto fue anticipado a los concejales en la reunión que luego mantuvo el Intendente con los ediles- se dispone que los propietarios de inmuebles incluidos en el área de obras podrán manifestar su oposición a la misma en el registro correspondiente, que será abierto en el transcurso de este mes.

El decreto establece la distribución de la liquidación preventiva del costo que deberán afrontar los vecinos por el régimen de contribución por mejoras.

Las liquidaciones preventivas que se distribuirán en estos días contendrán las especificaciones de obra; número de cuenta que individualiza al contribuyente; datos catastrales; coeficientes de las unidades tributarias; unidades tributarias que afecten a la propiedad; importe total y fecha de vencimiento de la obligación. El decreto consigna que «los propietarios disconformes con los coeficientes asignados a un inmueble podrán efectuar los reclamos correspondientes dentro de los cinco días hábiles administrativos de la recepción de las liquidaciones.

Finalmente, el decreto también fija que para la pavimentación y repavimentación de las calles del Brigadier López las unidades tributarias tendrán un valor de 1.385,29 pesos por metro cuadrado para los pagos al contado; mientras que para los valores con financiación (anticipo y 30 cuotas) será de 1.399,16 pesos por metro cuadrado.

Para el barrio Brigadier López se proyectó la construcción de las redes domiciliarias de cloacas de la misma forma que para los barrios Villa Aero Club y al Villa Los Álamos, los cuales quedaron incluidos en un convenio firmado con ASSA -en el cual la empresa se hace cargo de aportar materiales para las cloacas- en noviembre del 2016. Sin embargo, recién este año se pudieron poner al cobro las facturas preventivas en los otros dos barrios, aunque no en el Brigadier López.

El tendido de las cañerías, por la configuración que tiene el Brigadier López, hace que el caso de ese barrio sea singular, ya que para poner los caños hay que romper prácticamente todo el pavimento de concreto asfáltico construido hace ya muchos años, por lo que la obra implica no solo las cloacas, sino la repavimentación de las calles del barrio.

Eso elevó los costos de manera considerable y fue motivo de muchas reuniones, cálculos y negociaciones con los frentistas que deben hacer frente a la contribución por mejoras. Hay frentistas que tienen que pagar pavimento por tres calles diferentes, lo que también complicó el cálculo de los costos y constituyó otro problema extra, ya que los terrenos son grandes y la conexión de cloacas es una sola. Así, la liquidación hizo que los montos a pagar para algunos frentistas resulten muy altos.

El sistema que se puso en marcha, por otra parte, también tiene su complejidad. Como ya se instrumentó en Los Álamos y en Villa Aero Club, se preveía poner al cobro las facturas y durante los diez primeros meses los vecinos debían garantizar un recupero del 80% de las facturas emitidas. Cumplido ese requisito, la Municipalidad llamaría a licitación para la concreción de la obra, con la firma del contrato correspondiente.

En la edición del 29 de setiembre pasado, CASTELLANOS reveló la suspensión momentánea de la obra, debido a las circunstancias económicas del país. El dólar era un potro encabritado que superaba los 40 pesos de cotización y la volatilidad del mercado cambiario y financiero se había trasladado con toda fuerza a los precios de los materiales de construcción, que desde mayo habían ingresado en una espiral ascendente sin techo. En ese contexto, presupuestar obra pública de cualquier índole, con los plazos que rigen las normativas aplicables en la administración pública, se tornó imposible.

«No podemos hacer un presupuesto serio en el contexto actual. ¿Qué monto le podemos cobrar a los vecinos, encima en una obra tan compleja, cuando no sabemos cuánto van a costar los materiales en las próximas semanas? Pero, además, suponiendo que nos arriesgáramos a un cálculo aproximado, tenemos que poner al cobro las facturas durante diez meses y los frentistas tienen que cumplir garantizando en un 80% el recupero de las boletas puestas al cobro. Si lo hicieran, nosotros tenemos que firmar luego un contrato con una empresa que ejecute la obra. ¿Quién garantiza hoy en día lo que puede pasar dentro de algunos meses? Si llegáramos a la instancia de firmar el contrato con la empresa, luego lo tenemos que cumplir. Hoy no están dadas las condiciones para garantizar nada», había planteado en ese momento el secretario de Obras Públicas del Municipio, Luis Ambort.

 

Algo de estabilidad

Ahora, con las variables más estabilizadas, el Ejecutivo relanzó la obra. Básicamente porque si no lo hace ahora, tendría que esperar por lo menos hasta marzo para abrir el Registro de Oposición y eventualmente recién en abril comenzar con la distribución de las facturas preventivas. Acelerando los pasos, en cambio, ya en enero o febrero podría estar comenzando a cobrar, con lo cual podrá iniciar la obra efectivamente en la segunda mitad de 2019.

Cabe destacar que en el caso de esta obra en particular los contribuyentes tienen que pagar diez cuotas por adelantado y garantizar que se pague el 80% del monto que se pone al cobro mensualmente: el dinero se deposita en cuentas específicas y periódicamente el Municipio convoca a reuniones –como ya se está haciendo en el caso de los otros dos barrios residenciales en donde se puso en marcha esta misma obra- en las que informa sobre la evolución de la cobranza. En el caso de los barrios Villa Aero Club y Los Alamos se está consiguiendo el objetivo de recaudación fijado.

Fuente: Diario Castellanos

Dejar un comentario