Inicio » Ingeniería, Portada

Cómo es la obra para abastecer de agua a Comodoro

14/06/2019 |

Se trata de un proyecto que apunta a regular el caudal del río Senguer durante el invierno.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El presidente del Instituto Provincial del Agua, Gerardo Bulacio, aseguró en diálogo con ADNSUR que es inminente la convocatoria para actualizar el estudio de impacto ambiental sobre el proyecto “Azud derivador del lago Fontana”, que prevé un financiamiento de 8 millones de dólares comprometidos por Nación. La obra apunta a regular el caudal del río Senguer durante el invierno, para evitar grandes pérdidas por evaporación, para mejorar los niveles en verano, cuando más se requiere el agua y cuya merma en el nivel del lago Musters dificulta la potabilización.

El funcionario aclaró que el proyecto no se trata de un dique, ya que no hay incremento de áreas inundadas, sino que se apunta a retener el caudal máximo del lago Fontana, donde nace el río Senguer, elevando su cota promedio en 1,40 metros, que es la marca más alta en los registros históricos.

“Estamos en la etapa final, a punto de llamar para la actualización del Impacto Ambiental y queda muy poco para ser aprobada por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación –detalló el funcionario provincial-. Estamos esperando las últimas reuniones con los equipos técnicos, para hacer el llamado a licitación que podría ser entre octubre y diciembre”.

Consultado sobre el financiamiento de la obra, Bulacio aseguró que “está garantizado por el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, quien firmó el compromiso para el azud derivador, la puerta del Musters hacia el falso Senguer y el plan del agua. Son cerca de 400 millones de pesos, casi 8 millones de dólares”.

 

El proyecto

La obra a realizar nace de un proyecto original elaborado por la desaparecida empresa estatal Agua y Energía, en el año 1947, cuando se hizo la primera propuesta sobre un sistema de regulación en la naciente del lago Fontana.

Recientemente se hicieron adecuaciones al proyecto y se realizaron todos los estudios complementarios, según detalló Bulacio, quien precisó que se trata de un “azud y no de un dique, porque no se apunta a inundar nuevas áreas. Lo único que se hace es elevar el nivel del lago Fontana a su máximo nivel, que es de 1,40 metro por sobre el promedio actual”.

De este modo, al colocarse una especie de muro con compuerta para regular la salida de agua, ésta se abrirá cuando el lago se encuentre al máximo nivel, evitando su caída natural en época invernal, que es cuando más nieva o llueve, pero al mismo tiempo ese algo caudal de agua se pierde por evaporación y con mínimos aprovechamientos.

“En invierno, el río Senguer tiene una erogación de entre 120 y 130 metros cúbicos (por segundo), cuando prácticamente nadie usa el agua. Ese volumen va a parar al lago Musters, que es una gran superficie de evaporación –explicó el funcionario-. Con este proyecto, se podrá regular la salida de agua, de manera que en verano, cuando el caudal baja a 10 ó 6 metros cúbicos por segundo, se pueda mantener un promedio estable de 20 ó 30 metros cúbicos (lo determinará el Estudio de Impacto Ambiental), de manera de evitar la caída del nivel del lago” y garantizar el abastecimiento de agua a la población.

En la época de verano, cuando confluyen un mayor consumo y una menor cantidad de agua, se podría evitar –a partir de la obra- lo que ha ocurrido en los últimos años hacia esa temporada estival, ya que el lago baja 1 metro o más su nivel de agua. “Esto, lo que provoca, es un aumento en la temperatura del agua, lo que en combinación con la radiación solar favorece la formación de una micro alga, que posteriormente dificulta el proceso de potabilización. Si evitamos eso, mantenemos el abastecimiento de agua para las ciudades de Sarmiento, Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Caleta Olivia”.

Al describir otros detalles del proyecto, indicó que habrá un puente entre los márgenes sur y norte del lago, además de que el salto de agua posibilitará la generación de energía eléctrica, lo que “puede llegar a generar un lugar de desarrollo muy importante para esa región”.

El funcionario detalló que, en forma complementaria, se ha avanzado en la regulación de los permisos de uso de agua, por lo que hay entre 200 y 300 permisionarios registrados, cuando hasta hace algunos años había sólo 8 inscriptos. “Se hizo todo un trabajo para la regularización de las tomas de agua, tanto para la población (a través de las cooperativas) como para los productores, sean agropecuarios o industriales.

Fuente: ADNSur

Dejar un comentario