Inicio » Actualidad, Portada

La obra pública cuando hay elecciones

17/07/2019 |

En este año electoral -al igual que en otros- se ven obras en calles, autopistas, rutas, espacios verdes y plazas.  Año por año, ¿cómo va la obra pública -en especial, rutas y viviendas- en las gestiones de Cristina Kirchner y Mauricio Macri?

Quedó en la calle días después de las elecciones generales de 2015. Sacó el bono de puntaje y dio clases en secundarios, vendió el auto, comenzó a endeudarse. En el inicio de este año electoral lo volvieron a contratar para la construcción de caminos. Trabaja fuera de Mendoza. Aún no recupera todo lo que perdió luego de que lo despidieran de la obra pública en 2015. Esto resume la historia de un ingeniero mendocino  y también de otros trabajadores más.

Hay elecciones y hay obra pública.

En 2009 (gobierno de Cristina Kirchner), el presupuesto ejecutado de la Dirección Nacional de Vialidad fue $128,39 millones. Al año siguiente, 2010, no hubo elecciones y pese a la inflación Vialidad gastó menos: $109,28 millones. En 2011, con elecciones generales el presupuesto ejecutado ascendió a $157,15 millones. Sin elecciones, en 2012 se redujo a $148,52 millones. En  2013 hubo elecciones legislativas y ascendió a $ 204,61 millones. Algo similar ocurrió con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (cuyo fin es la cobertura 100% de agua y cloaca en Argentina): $8,63 millones lo ejecutado en 2009, año electoral y $7,79 millones en 2010, no electoral.

Viviendas y rutas, en datos

Consumo de asfalto vial.  Según datos del Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, ya lleva construidos 400 km de autopistas y tiene más de 1.500 km en construcción. En cuanto a pavimentaciones y repavimentaciones de rutas en todo el país ya se finalizaron 7.200 km y actualmente se están interviniendo casi 14.000 km.  Tras la crisis que arrancó en 2018, con 46.530 toneladas despachadas,  marzo (últimos datos difundidos) fue el tercer mes de crecimiento consecutivo de este insumo.

Consumo de asfalto

Desde enero de 2007, el pico de consumo de cemento vial se dio durante la presidencia de Mauricio Macri en octubre de 2017 (66,25 toneladas). El mejor momento durante el gobierno de Cristina Kirchner fue enero de 2010 (45,83 toneladas).

Los kilómetros en construcción en autopistas y autovías en la actualidad, clasificados por provincia, son Buenos Aires (363,44 kilómetros), Córdoba (157,04 kilómetros), Corrientes (13 kilómetros), Entre Ríos (61,88 kilómetros), Santa Fe (85,98 kilómetros), Chubut (63,62 kilómetros), Neuquén (68,44 kilómetros), Chaco (10,96 kilómetros), Formosa (29,99 kilómetros), Misiones (13 kilómetros), Río Negro (52,7 kilómetros), Jujuy (51,89 kilómetros), Mendoza (36,5 kilómetros) y San Juan (55,9 kilómetros). Y los kilómetros en construcción en obras por convenio con provincias en lo que va del año: Salta (103,7 kilómetros), Chaco (37,95 kilómetros), Corrientes (74,44 kilómetros), Misiones (33,2 kilómetros), Buenos Aires (24,54 kilómetros), Mendoza (35,6 kilómetros) y Chubut (30,75 kilómetros).

En Mendoza, para este año las mejoras en Vialidad incluyen 100 nuevas máquinas y equipamiento vial, más de 2.300 luminarias LED, mayor efectividad a través de desarrollo de obras mixtas, obras por administración en los 18 municipios e inicio del Plan 120 obras.

Obras previstas para Mendoza en el Presupuesto 2019:

Anteproyecto Plan de Inversión Pública sin Financiamiento en Mendoza from Mario Guillermo Simonovich

Despachos de cemento. Indicador clave para la construcción que muestra la evolución de los despachos de cemento a todo el país y al sector externo, brindando una pauta de la situación del sector de la construcción.

Entre enero de 2011 y mayo de 2019, el mejor momento fue en octubre de 2017 (1.191 toneladas) y el peor momento, en enero de ese año (805,99 toneladas). Durante ese año hubo elecciones legislativas. Los mejores momentos durante la administración de Cristina Kirchner ocurrieron en años de elecciones: enero de 2015, enero de 2013 y enero de 2011.

Viviendas. El gasto de la Administración Pública Nacional en Vivienda y Urbanismo pasó de 0,52% del PBI en 2015 ($ 30.772,2 millones) a 0,24% en 2018 ($ 34.781,1 millones) y $ 31.699,8 millones en este año. Representa un poco más del doble de lo que se destina al Poder Legislativo (0,11% del PBI), está por debajo de lo que se lleva el Poder Judicial (0,38%), casi iguala a Ciencia y Técnica (0,26%) y es 5,4 veces menor al destinado a la educación (1,31%).

Los créditos en Vivienda y Urbanismo entregados en 2018 alcanzaron los $34.689,3 millones, del que solo se ejecutó el %27,2. Y $31.699,8 es el monto total en créditos para 2019, ejecutados el 19,3%, $6.127,7 millones, del que Mendoza ha recibido $168,2 millones, una cifra mayor al de Córdoba ($161,4 millones) y San Juan ($157,5 millones), aunque menor al de otras provincias como Salta ($492,3 millones), Buenos Aires ($380,3 millones) y Santiago del Estero ($300,5 millones). En el país la cantidad de viviendas terminadas entre enero y marzo fueron 4.121 (2019), 6.086 (2018) y 9.289 (2017); el total de obras de mejoramiento habitacional registra -en este rango de meses- 3.614 (2017), 852 (2018) y 4.515 (2019), es decir, en los dos años electorales mencionados los números son mayores. Las demoras en la ejecución, según el Gobierno, se deben a la no presentación a tiempo de los certificados finales de vivienda.

En viviendas, para este 2019, se prevé en Mendoza la construcción de 3.323 casas (1.400 corresponden al Programa Mendoza Construye). Así totalizan  4.376 viviendas entregadas desde 2016.

En la era Cristina. Tras 8 años seguidos de presidencia, un informe de la Auditoría General de la Nación en diciembre de 2015 concluyó que una de cada tres viviendas construidas en el período incumplía los estándares mínimos de calidad para viviendas de interés social establecidos en los Programas Federales de Vivienda. Al mismo tiempo, otro tercio de las viviendas se hizo sin tener en cuenta la correspondiente infraestructura de servicios básicos. Es decir que la casa con frecuencia estaba terminada y era de buena calidad, pero no tenía acceso a electricidad, gas, transporte público o agua corriente y cloacas. El informe «El estado del Estado» además denuncia por un lado clientelismo en la gestión de la actual candidata a vicepresidente del espacio que lidera Alberto Fernández, al señalar que se hizo en forma arbitraria el proceso de selección de los beneficiarios, de los constructores, de las cooperativas involucradas y hasta de las provincias donde se llevaron adelante emprendimientos de viviendas sociales, y desde la Nación, preferencias a las provincias K: Tucumán, por ejemplo, recibió diez veces más fondos para vivienda que Córdoba, y Chaco recibió seis veces más fondos que Santa Fe.

En el siguiente interactivo los datos sobre construcción de viviendas (dos primeros gráficos) y datos sobre caminos y rutas (el de más abajo) desde 2007 hasta 2016/17:

Laa pauta de gastos en el presupuesto actual de Mendoza es  53% más respecto de 2018 del cual el 26,7% fue destinado a vivienda y urbanismo y el 23,2% para infraestructura vial, más energía, transporte y agricultura.

Fuente: MDZ Online

Dejar un comentario