Inicio » Ingeniería, Portada

LA OBRA PÚBLICA NO SE PARA Cómo se trabaja en las Represas en medio de la emergencia por coronavirus

26/03/2020 |

El decreto de aislamiento social preventivo obligatorio que firmó el presidente Alberto Fernández para “para la Argentina” tiene entre sus excepciones la actividad en las obras públicas.

Los trabajadores del sector no están alcanzados por la medida y, por eso, en en Río Gallegos se puede observar que obras como la ampliación del Hospital Regional con consultorios externos siguen en actividad. La de las represas sobre el Río Santa Cruz no sólo es importante a nivel estratégico sino que además es la obra más grande de Argentina.

Un grupo de choferes de empresas que prestan servicios a la obra decidió escapar de sus puestos en La Barrancosa, sin embargo desde la UTE Represas Patagonia aseguraron que como actividad exceptuada por DNU, su responsabilidad “y la de nuestros trabajadores es continuar con la obra pública más importante del país, tomando las medidas necesarias para cuidarnos“.

Según pudo saber en exclusiva La Opinión Austral, la UTE Represas Patagonia activó tanto en La Barrancosa como en Condor Cliff un protocolo especial mientras rige el decreto que obliga a cumplir el aislamiento preventivo con el fin de mantener la actividad con todos los recaudos necesarios.

Entre las medidas se restringieron los ingresos de personas a las obras y se suspendieron los regresos de aquellas personas que están de franco. “Hasta que dure la medida quienes están en obra se quedan“, sostuvieron desde la empresa a este medio. Es que además de las medidas preventivas internas la Justicia advirtió que no debían realizarse traslados de ningún tipo hasta que finalice la vigencia del DNU presidencial.

Para garantizar que las actividades no se detengan, permiten el ingreso de materiales necesarios para la actividad e insumos para el funcionamiento de tareas y en la villa, donde residen los trabajadores.

Para eso “los transportistas que ingresan deben cumplir un riguroso control, que incluye toma de temperatura por parte de personal de nuestra área de salud ocupacional y deben completar una declaración jurada que consigne que no estuvieron en países afectados o en contacto estrecho con personas que hayan estado en países afectados en el tiempo que define el decreto”, explicaron a LOA.

Si superan ese control, sus vehículos son desinfectados en el interior y en el exterior. Además, al ingresar a la obra los transportistas no pueden tomar contacto con los empleados de la obra y las operaciones de descarga la hacen con equipamiento de protección (antiparras, barbijos y guantes). Si no lo tienen la UTE se los provee, aseguraron.

 

 

Fuente: La Opinión Austral

Dejar un comentario