Vialidad

En febrero se habilitará la Autovía Norte

Neuquén.- A tres años de su construcción, la Autovía Norte finalmente será habilitada el mes próximo cuando la Provincia inaugure la conexión entre la traza y la rotonda de Fasinpat, en el límite de Neuquén y Centenario. Junto a la conexión que debe realizar la Nación a través del Tercer Puente, se trata de dos obras largamente demoradas para poder habilitar lo que será la nueva Ruta 22.

“No vamos a llegar a los primeros días de enero pero seguro que ya estará lista en febrero. Ya se hizo todo el trabajo más complicado que es cubrir todos los servicios y los ductos que pasan por esa zona. Había que protegerlos y eso ya se terminó. Ahora se está moviendo el suelo”, informó Juan Carlos Schenk, titular de Vialidad Provincial.

La denominada conexión provincial fue pensada en un momento como una obra provisoria hasta que la Nación finalizara la conexión por el Cañadón de las Cabras. Sin embargo, el proyecto se demoró en reiteradas oportunidades. Fue en mayo de 2011 cuando la Provincia anuncio que construiría una conexión entre la Ruta 7 y la Autovía. Se indicó que la inversión rondaría los seis millones de pesos y que la unión de ambas trazas se haría a la altura de la rotonda de Fasinpat. “Hasta que Nación concluya las obras de conexión, vamos a hacer un parche”, indicó el entonces director provincial de Vialidad, Ramón Asmar.

Algunos meses después, en noviembre, desde la Provincia se aseguró que ya estaba “casi terminado” el diseño de la conexión de la Autovía Norte con la Ruta 7 y se adelantó la licitación y posterior construcción en los primeros meses de 2012. “Demandará dos o tres meses”, se indicó en ese momento.

En abril de 2012, el entonces Director Provincial de Vialidad, Guillermo Monzani, indicó que la iniciativa demandaría al menos diez meses más y por lo tanto aseguró que se inauguraría en febrero del año pasado. Lo aseguró ante los diputados provinciales de la Comisión Asuntos Municipales, Turismo y Trasporte, ante quienes detalló parte del plan de ejecución.

En septiembre de 2012, la Provincia llamó a licitación para la obra con un presupuesto de 12,1 millones de pesos y un tiempo de ejecución de seis meses. Sin embargo, se anuló el llamado a licitación y, finalmente, luego se lanzó una nueva licitación. La obra se espera que se termine el próximo mes.

La vinculación desde el lugar donde finaliza la pavimentación de la autovía hacia la rotonda de Zanon tendrá una extensión de 4 kilómetros, contará con banquinas enripiadas, dos manos de circulación y pavimento de concreto asfáltico de 5 centímetros de espesor.

A siete años de la finalización de la obra del Tercer Puente, la conexión de Nación con la nueva Ruta 22 aún no está finalizada. Tras largas idas y vueltas, la Dirección Nacional de Vialidad modificó a principios del año pasado el actual contrato de obra y decidió construir un puente por elevación con una mano de ida y otra de vuelta sobre la Ruta 7 para unir el Tercer Puente con la Autovía Norte. Aseguraron que la obra estaría finalizada a mediados de este año, aunque se cree que recién podría llegar a terminarse a fines de 2014.

“Se va a vincular la Ruta 151, la interconexión con la Ruta 7 y el empalme con la Autovía Norte. La construcción será de una sola calzada, incluyendo el intercambiador de la Ruta Provincial 7 a distintos niveles, aunque adecuado a la mano única”, indicó Víctor Rivero, jefe del 12° Distrito de Vialidad Nacional con asiento en Neuquén.

La definición cierra años de proyectos y de cruces por la conexión con la Ruta 7. La obra del Tercer Puente se finalizó en 2007, aunque había sido prevista y anunciada en 1992. Sin embargo, la conexión del nuevo puente con la Ruta 7 y la Autovía lleva años sin resolverse. La Nación eximió del trabajo de construcción de los accesos al Tercer Puente a la empresa Caminos del Valle y lo licitó a través Vialidad Nacional en 2006. Se adjudicó en 2007 con un presupuesto de 100 millones de pesos.

La conexión ya lleva varios idas y vueltas. El último fue en octubre del año pasado cuando desde Vialidad Nacional se anunció que se habilitaría de forma directa la conexión entre el Tercer Puente y la Ruta 7, dejando así el puente por elevación en suspenso. La definición de la obra fue anunciada por el entonces jefe del 12° Distrito de Vialidad Nacional con asiento en Neuquén, Néstor Bucciarelli, y provocó la furia del entonces titular de Vialidad Provincial, Guillermo Monzani: “Es preocupante porque es una obra incompleta y el temor que tengo es que una vez que se habilite esa obra parcial pase a ser definitiva”, indicó en ese momento. Los cruces llegaron hasta la Legislatura provincial e incluyó un pedido de informes.

A diferencia del proyecto original, el que se construye actualmente no incluye un trébol sino que eso formará parte de una segunda etapa de la obra. La primera instancia que se finalizaría antes de mediados del año próximo incluye un puente por elevación por la Ruta 7 que ofrecerá dos bajadas directas hacia la Ruta 7. Así, aquellos que circulen en dirección Cipolletti-Neuquén podrán descender a la traza en sentido Neuquén-Centenario y así llegar hasta la rotonda de parque industrial para poder retomar hacia la ciudad. En el sentido inverso, quienes vengan desde la autovía podrán bajar por la Ruta 7 en dirección a Neuquén y retomar en el primer puente tras el Cañadón de las Cabras.

“Toda interconexión recarga. Por eso rápidamente debemos terminar de perfeccionar este rulo para no recargar más a la Ruta 7. Con esta configuración lo que recargamos innecesariamente es la primera rotonda urbana desde el Cañadón de las Cabras hacia Neuquén porque el que quiere ir a Centenario tiene que ir hasta ese sector para dar la vuelta”, indicó Rivero. Y agregó: “Creo que trabajando coordinadamente, con este tipo de planes se puede mitigar mucho el efecto de recarga de las vías existentes”.

En una segunda instancia, Vialidad Nacional prevé ampliar la traza y así transformar la mano única de la primera obra en autovía. “Está previsto igualar lo que se va a construir. Será otra licitación que transformará la traza desde la Ruta 151 hasta la conexión con la autovía en doble mano de ida y doble de vuelta. Esto incluirá el Cuarto Puente y, además, sobre la Ruta 7 se generaría un puente mellizo y así se construiría el típico esquema de trébol que haría que el tránsito no tenga que ir hasta la rotonda urbana. Cuando se haga el trébol definitivo, es probable que haya que demoler alguna de las ramas que provisoriamente estén funcionando”, indicó Rivero.

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *