Inicio » Actualidad

Con una laguna y un piletón buscan evitar inundaciones

Empresas en esta noticia

Son obras para paliar desbordes del arroyo Medrano. En 22.000 m2 del Parque Sarmiento habrá un pozo de 2 metros de profundidad. Y sumaron un reservorio en un estacionamiento del shopping Dot.
La inundación del 2 de abril del año pasado puso en evidencia el largo retraso en las obras para evitar los desbordes del arroyo Medrano, que cruza el noroeste de la Capital. Mientras la solución definitiva –una obra muy cara y de difícil coordinación– sigue en la lista de espera, tanto el Estado como los privados tuvieron que buscar mecanismos para paliar la situación. Para captar el agua excedente cuando haya tormentas fuertes, el Gobierno porteño está armando una laguna artificial en el parque Sarmiento, que se sumará a otra similar que ya existe en el predio de Tecnópolis y a un reservorio que la empresa IRSA construyó en su shopping DOT.
La obra en el Sarmiento se está realizando en un sector de canchas de fútbol pegado al golf. Se trata de una superficie de unos 22.000 m2 a la que están excavando para dejarla a unos dos metros de profundidad. El Medrano atraviesa, entubado, el parque, y esta depresión en el suelo estará conectada al conducto principal. De esa forma, cuando llueva mucho el agua que desborde irá a la laguna, y luego drenará naturalmente. Así, cuando el suelo se seque los usuarios del parque podrán aprovechar el “lecho” de la laguna como un espacio verde. La idea es continuar con otros espacios dentro del Sarmiento hasta completar 6 hectáreas de cuencos reguladores, sobre las 70 que tiene el parque.
La obra iba a ser inaugurada el mes que viene pero, irónicamente, las lluvias de las últimas semanas la demoraron hasta abril, informaron en el Gobierno porteño.
A pocas cuadras del parque Sarmiento hay otro cuenco similar. Lo construyó el Gobierno nacional dentro del predio de Villa Martelli donde montó la feria Tecnópolis. En realidad, se trató de una ampliación para llevar la capacidad de 230.000 m3 a 340.000 m3.
Los privados también tuvieron que ocuparse. La empresa IRSA habilitó hace tres meses un reservorio que construyó en lo que era un estacionamiento al aire libre del shopping DOT, en el sector cercano a las calles Posta y Arias. Se trata de un enorme piletón que carga 11.000 m3, que es más del 50% de lo que en promedio suele caer en una lluvia normal sobre el predio del centro comercial.
La obra la realizó luego de las continuas quejas de los vecinos, especialmente del Barrio Mitre de Saavedra, quienes aseguraban que desde que fue edificado el shopping el agua tardaba más en escurrir. A diferencia de las lagunas reguladoras, el reservorio no drena naturalmente sino que tiene compuertas que permiten sacar el agua a medida que se va descargando la red pluvial de la zona.
El arroyo Medrano nace en el partido de Tres de Febrero, corre entubado por San Martín y Vicente López, entra a la Ciudad y desemboca en el Río de la Plata a la altura de Lugones. Atraviesa Saavedra, Núñez, Villa Pueyrredón, Devoto, Coghlan y Villa Urquiza. En su cuenca viven unas 500.000 personas, pero el 70% del arroyo está en el GBA y sólo el 30% en la Ciudad.
Cuando se habiliten las lagunas reguladoras, la cuenca soportará lluvias de algo más de 50 mm por hora. Pero temporales como el del 2 de abril del año pasado, cuando cayeron más de 150 mm, la hacen colapsar. La solución es hacer un canal aliviador que complemente al conducto actual, un proyecto similar al que se realizó en el arroyo Maldonado ( corre debajo de Juan B. Justo), para que en los últimos 4 o 5 kilómetros exista un segundo canal donde derivar el agua cuando se llene el actual entubamiento. El problema es que se trata de una obra de no menos de US$ 100 MILLONES.
¿Quién debería pagarla? Esa es la cuestión, porque están involucrados la Capital, tres municipios del Conurbano y la provincia de Buenos Aires, e incluso la Nación. “Estamos avanzando en el parque Sarmiento y tenemos proyectadas otras tareas menores en la cuenca. Además, estamos realizando los estudios para armar otro cuenco regulador en el parque Saavedra, aunque más chico. Pero son paliativos, porque necesitamos que se convoque a un Comité de Cuenca con Provincia y Nación para trabajar en conjunto. Nosotros estamos dispuestos a colaborar en lo que nos corresponda”, explicó Daniel Chain, el ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad. Su área es la encargada de la instalación de las lagunas reguladoras en conjunto con el Ministerio de Espacio Público.
A mediados del año pasado los tres municipios del Conurbano involucrados habían dado un paso adelante. Gabriel Katopodis, intendente de San Martín ( del Frente Renovador de Massa) había logrado juntarse con Hugo Curto, de Tres de Febrero ( kirchnerista) y Jorge Macri, de Vicente López ( PRO), pero las disputas políticas por las elecciones dejaron el diálogo en la nada.

Fuente: La Razón

Dejar un comentario