Inicio » Equipos y materiales

Acuerdan con firmas locales precios de 24 productos para la construcción

13/03/2014 |

Mientras se notificaban de nuevas alzas de precios en productos como el hierro y los sanitarios, 14 empresas locales que comercializan materiales para la construcción mantuvieron ayer una reunión de más de dos horas en Casa de Gobierno. El motivo: terminar de consensuar valores de referencia de 24 artículos para apurar la versión mendocina del acuerdo de Precios Cuidados para el sector, con la cual el Ejecutivo buscará desde el lunes 17 la aprobación de la Secretaría de Comercio Interior y así empezar a aplicarlo a la brevedad con una vigencia de 1 año.

La dirección de Fiscalización y Defensa del Consumidor ya había elaborado un borrador que supera 90 ítems entre los distintos subtipos y calidades según el producto. Así, la lista casi definitiva contiene insumos básicos, entre otros: cemento, hierro, hormigón elaborado, sanitarios, grifería, revestimiento para techos, cerámicos y pintura, aunque no logró incluir ladrillos, áridos y materiales eléctricos. Tampoco placas de yeso y chapa plegada, que sí contemplan los precios determinados por Anses para el programa Procrear.

Hasta ayer a la tarde, las firmas en condiciones de adherir (Samaco, Hipercerámico, Casa Castro y sanitarios Gullo; materiales Urquiza, las pinturerías Merino y Tekno, y la Cámara de Hormigón Elaborado que nuclea a otros 7 proveedores de la construcción) coincidían con el Gobierno en algunas marcas (por ejemplo, la bolsa de cemento Minetti por 50 kilos no debe superar los $ 65, similar a Procrear). Pero a la vez convinieron con el ministro de Trabajo, Justicia y Gobierno, Rodolfo Lafalla, y el director de Fiscalización, Sergio Rocamora, revisar los más volátiles (pretensados, hierros y membrana, por citar algunos) antes de suscribir la lista definitiva.

De ahí la propuesta de someter a actualización trimestral la lista final del acuerdo en Mendoza. «En principio hay acuerdo en la mayoría de los productos. Hay que terminar de ver algunos valores y marcas, junto a la letra chica del convenio», explicó Gabriel Nievas, gerente de Samaco.

En esa letra chica los representantes de las empresas pretenden deslindar responsabilidad sobre un cumplimiento supeditado al comportamiento de las grandes marcas como Holcim, Acindar, Ferrum o Alba.

De formadores e informales

A tono con algunos de sus competidores y otros proveedores de la construcción, Nievas consignó que «como no somos formadores de precios, no basta con nuestra buena voluntad: si una fábrica aumenta en el transcurso del trimestre, exige una revisión anticipada del precio al público».

Un ejemplo de volatilidad es el hierro, tal como lo demuestran algunas firmas que recibieron ajustes del 3% en febrero y hasta el 5% en los últimos días, o ciertas marcas de sanitarios que, como Ferrum, se incrementaron hasta 12% (ver aparte). Ante la contingencia, se aplicaría el sistema de «alerta temprana», para que Comercio Interior de algún modo obligue a las marcas a retrotraer valores o como mínimo reducir las subas.

«Obviamente hay que hacer un esfuerzo para mantenerlos pero tenemos 120 empleados y toda una estructura. No somos el ministerio de Acción Social», se despachaba off the record un ejecutivo a la salida de la reunión.

A su turno, el director de Defensa del Consumidor, Sergio Rocamora, reafirmó que «habrá que contemplarlo en la letra del convenio para que se regule a través de la Nación. Pero es un acuerdo que iba a servir para los barrios del IPV y Procrear; ahora va estar abierto al público en general, por lo que intentamos que participen al menos un par de empresas por rubro y queremos que se sumen».

El otro obstáculo para ampliar la nómina es que el Gobierno no logra negociar sobre algunos rubros, como los áridos, ladrillos y ladrillones.

En esto mucho tiene que ver que en Mendoza son actividades con un alto nivel de informalidad que se desarrollan tanto dentro como fuera del Gran Mendoza, un rasgo que aleja cualquier atisbo de acuerdo.

Afinando el lápiz

Entre las firmas que se habían comprometido a acomodar sus listas estaba Materiales Urquiza. Para resistir el efecto de la devaluación en enero, la firma de Guaymallén, representante oficial de varias marcas, optó por cerrar para no trasladar subas a los clientes, pero asume que la rentabilidad por tipo de producto es muy dispar.

«En fenólicos es más viable absorber subas, pero con todo lo que es hierro resulta imposible», reconoció Sebastián, del área comercial, luego de recibir un ajuste del 10% en dicho insumo, además de un 5% promedio para cerámicos y membranas en el último mes.

En plena Zona Industrial de Maipú funcionan varios proveedores como Rolando Díaz e Hijos. Precisamente ayer, su dueño peleaba con una de las grandes marcas de sanitarios para que le entregara un envío de mercadería por un valor unitario de $ 1.700 sin actualizarla con el último 12%.

Para Díaz, «podemos firmar un acuerdo de precios, pero si Minetti me aumenta mañana un 5% ya no sirve, porque es más que el margen de ganancia que tengo; y sobre las varillas, ni hablar».

Fuente: Los Andes | Provincia de Mendoza

Dejar un comentario