Inicio » Ingeniería

Las represas de Santa Cruz costarán US$ 6.000 millones

22/07/2014 |

Empresas en esta noticia

Las condiciones que impuso China Según lo publicado en el Boletín Oficial sería el doble de lo ofertado por Electroingeniería.

La construcción de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en Santa Cruz demandarán más de US$ 6.000 millone s, según consta en el acuerdo de financiamiento firmado entre la Argentina y un grupo de bancos chinos, que fue publicado ayer en el Boletín Oficial.

De esta forma, la obra encabezada por la local Electroingeniería y la china Gezhouba consumirá recursos estatales superiores a los $ 50.000 millones, según estimaciones prudentes. Cuando el Gobierno anunció, en agosto del año pasado, que Electroingeniería encabezaba el consorcio ganador, la oferta que había realizado ese grupo era de $ 22.925 millones.

La letra chica del acuerdo entre el gobierno argentino y los bancos chinos también muestra que el Ejecutivo se compromete a informar a sus socios –las entidades financieras de la potencia asiática– sobre todos los pagos que vaya a realizar el país al Club de París, las negociaciones con los acreedores holdouts de la deuda externa y hasta eventuales acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los chinos hasta creen que es conveniente golpear la puerta de ese organismo: “la Argentina es un miembro en buenas condiciones del FMI y es e legible para utilizar los fondos que tiene disponibles en virtud del programa de financiamiento del FMI y dicho programa no ha sido cancelado o suspendido”, sugieren.

El préstamo con los chinos establece que el Estado argentino debe desembolsar US$ 1.300 millones adicionales para poder acceder al crédito de US$ 4.714,35 millones que le darán.

“Habrá que realizar contribuciones de capital por el monto de US$ 1.300 millones a ser abonado por el propietario del proyecto –El Estado nacional– de su propio capital hacia los costos del proyecto”, detalla el acuerdo.

Argentina tiene que pagar “la prima de Sinosure –un garante estatal chino del crédito–, la prima del consorcio GRGC (que asegura el crédito), los intereses vencidos y pagaderos en virtud de la línea de crédito durante el período de construcción del proyecto y los honorarios incurridos conforme a o en relación a las líneas de crédito”, indica el texto.

Aunque el precio de la obra sería de US$ 4.714 millones, que es el valor del crédito, en el mismo préstamo se explicita que el costo puede subir hasta los US$ 5.559,6 millones, un 18% más de lo presupuestado.

“El precio comercial, es decir el monto pagadero por el propietario del proyecto (el Estado nacional) al contratista comercial en virtud del contrato comercial (Electroingeniería junto con Gezhouba) no podrá superar los US$ 5.559,61 millones”, informaron ayer las partes.

Entre lo que pagará el Estado hay US$ 502 millones para cancelar la prima de Sinosur y US$ 300 millones para intereses del préstamo.

El Estado tendría que desembolsar $ 10.500 millones (US$ 1.300 millones a tipo de cambio actual) por su cuenta, y contrae un préstamo de US$ 4.714 millones. Lo pagará en cinco años y medio. Es imposible conocer la cotización del peso frente al dólar en 2020, pero casi ningún economista cree que durante el próximo período presidencial la moneda estadounidense esté a menos de $ 9. Al Gobierno de ese momento no le costará menos de $ 42.000 millones.

Fuente Clarin  – Martín Bidegaray

Dejar un comentario