Inicio » Arquitectura

San Juan: Se viene la licitación de 1.200 casas de clase media

16/09/2014 |

El Gobierno provincial continúa con el plan de construcción de 3 mil viviendas para clase media y en el transcurso de la próxima semana espera lanzar 3 licitaciones para edificar 1.200 casas, distribuidas en 21 barrios en Rivadavia, Pocito y Santa Lucía. Se trata del paso clave para el avance del programa, en el que las empresas interesadas deben hacer sus propuestas técnicas y económicas y, también presentar los terrenos. El objetivo de realizar las 3 convocatorias casi juntas es para apurar los plazos administrativos para que cuanto antes se comience con la ejecución de las obras y así, se generen puestos de trabajo. La apertura de sobres con las ofertas que hagan las compañías está prevista para la segunda quincena de octubre, por lo que Martín Juncosa, interventor del IPV, estimó que las tareas estarían comenzando entre noviembre y diciembre.

Dentro del esquema trazado por la gestión giojista, 500 viviendas, distribuidas en 8 barrios, corresponden a Rivadavia. A Pocito le tocó 400 para 7 barrios, mientras que Santa Lucía albergará 300 casas en 6 complejos habitacionales. Así, da un total de 1.200 hogares que se suman a los 1.700 que ya fueron licitados. De esta última cifra, 800 viviendas fueron para Rawson y 900 para Chimbas. El lote para el primer departamento se encuentra en etapa de adjudicación entre las empresas que se presentaron a la convocatoria, mientras que en el grupo de Chimbas, la apertura de sobres con las ofertas se hará el 25 de este mes. Dentro del cupo, sólo restan las 100 de Capital, en donde el IPV está analizando la posibilidad de distribuirlas en monoblock, expresó Juncosa.

Para las casas de Rivadavia, Pocito y Santa Lucía, la Nación, a través del programa Techo Digno, de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, enviará 327.600.000 pesos de financiamiento, mientras que el IPV “también hará su aporte”, destacó Juncosa. Los barrios serán de 40, 70 y 100 viviendas, salvo en Santa Lucía que, por el cupo, serán de 40 y 70 casas.

La política habitacional ha sido uno de los puntales de la administración giojista, que apuntó a tratar de solucionar el déficit de hogares tanto para los sectores más humildes (con el plan de erradicación de villas) como para amplios grupos de clase media que están inscriptos en el padrón general del IPV. Pero además, el Ejecutivo ha puesto un especial énfasis en las fuentes laborales que genera la construcción de casas. Es que a través de este tipo de obra pública, apunta a absorber a los trabajadores que se vieron afectados por el parate del emprendimiento minero Pascua-Lama y a la crisis económica general.

En septiembre de 2013, el ministro de Infraestructura, José Strada, anunciaba que la provincia contaba con un cupo para la edificación de 3 mil hogares que iban a ser sorteados entre los cerca de 40 mil inscriptos en el padrón general del IPV. La cantidad supera al histórico megasorteo de 2.271 casas que realizó el Gobierno en el año 2009. Juncosa indicó que a medida que vaya avanzando la construcción de los barrios irán realizando los sorteos para ir ganando tiempo. El organismo habitacional hará el sorteo teniendo en cuenta el departamento en el que se han construido las viviendas y el lugar que han declarado las personas anotadas en el padrón. Por ejemplo, aquellas que viven en Rivadavia, entrarán en la operatoria de esa zona.

Por otro lado, el IPV también gestionó, a través del plan nacional Promeba, la financiación de la instalación de las cloacas en las zonas de Pocito y Rawson (ver recuadro).

Fuente: Diario de Cuyo

Dejar un comentario