Inicio » Arquitectura, Portada

Un pozo gigante para el nuevo Centro de Convenciones bajo tierra en Recoleta $336 Millones

Empresas en esta noticia

Tiene una manzana de diámetro y 13 metros de profundidad. Construirán allí un predio que en la superficie tendrá un espacio verde para unir dos parques. Y también harán una conexión con la línea H de subte.

Una parte de aquellos viejos galpones que durante décadas funcionaron como centro de exposiciones, en Figueroa Alcorta y Pueyrredón, son ahora un obrador. O un mirador de privilegio para el equipo de arquitectos e ingenieros que traba ja en lo que será el futuro Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la Ciudad. Se trata de una gran excavación, con un diámetro similar al de una manzana, y con más de 13 metros de profundidad. Allí, distribuidas en cuatro subsuelos y a diferentes niveles, funcionarán tres salas –flexibles, que podrán dividirse y anexarse para diferentes funciones– y un estacionamiento para 900 autos. La Ciudad espera convocar aquí a buena parte de los cientos de congresos que se organizan cada año.

Lo más interesante del proyecto es el “manto” que será a su vez una cubierta verde y vinculará dos espacios públicos: el Parque Thays con la plaza República Federal de Brasil, en Recoleta. Una cubierta ondulante que será un paseo público y que tendrá como eje tres tipas enormes y añosas. Ahora las tipas están contenidas en una suerte de macetas gigantes que luego vincularán un espacio común entre el exterior y el foyer del futuro CEC. El “manto” tendrá lomas, senderos, áreas de descanso y miradores. En una parte de la trama habrá una serie de lucarnas que ayudarán a iluminar naturalmente los espacios interiores.

Durante la excavación fueron removidos 170.000 metros cúbicos de tierra; la capa superficial de esa tierra era inservible, pero la más profunda fue acopiada y será reutilizada en la construcción de las lomas que conforman el parque.

Ahora más de 150 obreros trabajan en lo que será el basamento del lugar. Y desde la calle los vecinos pueden “espiar” la obra a través de unas aberturas. “Más allá de la transformación física que se realizará, se trata de una transformación en el uso del espacio público, la integración de los museos cercanos, el Centro Cultural Recoleta, las plazas, la Facultad de Derecho y la estación de subtes”, remarcó Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad. El funcionario estimó que las obras –que demandarán una inversión de 336 millones de pesos– estarán terminadas para 2016. El diseño es del arquitecto Edgardo Minond, quien ganó el concurso nacional. Y la construcción está a cargo de la UTE Criba-Mejores Hospitales.

El CEC le aportará a la Ciudad un espacio propio para realizar exposiciones. Tendrá tres salas con una capacidad para 5.200 personas cada una, pero podrán subdividirse en salas más pequeñas para poder ser aprovechadas en congresos con menos concurrencia. En el resto de los subsuelos funcionarán oficinas, salas de máquinas, café y restaurantes. Además de la playa de estacionamiento, habrá otra de maniobras, para los camiones que abastezcan a los eventos. “El concepto de este nuevo proyecto es exponer conocimientos y que el lugar se transforme en una fábrica de empleo, porque se estima que cada persona que participa de un congreso genera otros tres puestos laborales”, explicó Chain.

Fuente: La Razón

 

 

Dejar un comentario