Inicio » Ingeniería, Portada

Licitan la construcción de dos plantas de tratamiento de basura por $ 4.500 millones

Cada una procesará 1000 toneladas de residuos por día y serán vitales para alcanzar el compromiso de reducir el 78% que genera la ciudad; se invertirán más de 4500 millones de pesos.

El gobierno porteño llamó a licitación para el diseño, construcción y puesta en marcha de dos plantas procesadoras de basura, una frente al Parque de los Niños, en la zona norte, y la otra, en el Sur, a cuadras del parque Indoamericano.

Estas plantas son vitales para el plan de reducción de residuos que se destinan a los rellenos sanitarios en territorio bonaerense. Con las 1000 toneladas que procesarán cada una, se concretaría el compromiso asumido por el distrito con la gobernación bonaerense de reducir el 78% de las 6000 toneladas de basura que se enterraban.

Las propuestas, que se conocerán el 19 de marzo próximo, serán enviadas a la Legislatura para su aprobación, ya que las plantas estarán concesionadas por más de cinco años.

En el llamado a licitación consta que el presupuesto oficial que se destinará al complejo en el Sur será de 2156 millones de pesos, mientras que para el de la zona norte se invertirán $ 2496,8 millones.

La planta de MBT, que estará a unas diez cuadras del parque Indoamericano, será financiada en un 50% por un crédito internacional de la CAF, banco de desarrollo de América latina, y el resto por la Ciudad; mientras que la planta que ocupará unas cinco hectáreas en la desembocadura del Medrano será solventada por el gobierno porteño y la empresa que presente la mejor oferta.

Aunque el plazo de la construcción y puesta en marcha de ambas plantas demandará unos dos años -el acuerdo debía cumplirse acabadamente a fines del año pasado-, las autoridades porteñas entienden que se logró avanzar para resolver el problema de la basura.

«Es un paso fundamental. Hemos reducido de manera drástica la cantidad de basura que se entierra, y con la construcción de estas plantas estamos más cerca de lograr el objetivo», indicó Edgardo Cenzón, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Cabe recordar que hace dos años ya funciona una planta de MBT en José León Suárez y que, sumado al sistema de reciclado que realizan las cooperativas de cartoneros, la Ciudad disminuyó casi en un 40% la basura que envía a la Ceamse.

La gestión de los residuos es uno de los desafíos más grandes que enfrenta la gestión macrista en la ciudad. Y éste es un año de inflexión y de prueba para el sistema: durante 2015 todo el distrito será «contenerizado». Se instalarán contenedores negros, para los desechos húmedos, y las campanas verdes, para los reciclables, en los lugares donde aún no han llegado.

También este año deberán ajustarse los servicios de las empresas recolectoras de los residuos. Cabe recordar que a fines de diciembre por un conflicto con los recolectores de residuos una gran cantidad de basura se acumuló en las esquinas de los barrios porteños. El problema se agravó entre las fiestas de Navidad y Año Nuevo, ya que disminuyó la frecuencia en la recolección y en algunos barrios apenas se podía respirar por los olores nauseabundos.

Fuente: La Nación

Dejar un comentario