Portada Vialidad

 Buenos Aires triplica la cifra de obra vial proyectada $881 Millones

La meta es de más de cinco millones de metros cuadrados. El año pasado era de un millón y medio.

El gobierno porteño está determinado a mostrar las metas que se pusieron este año en obras de pavimentación y bacheo triplican las de los últimos tres años. Con un presupuesto de $ 881.599.997 para este año, el Ente de Mantenimiento Urbano Integral (EMUI), que depende del Ministerio de Espacio Público, se puso la meta de reparar el asfalto de cinco millones de metros cuadrados, muy por encima del millón y medio previsto en 2014, y de los 800 mil en 2013. En 2011, la meta había sido de más de tres millones.

Además, el presupuesto (que también incluye producción de asfalto, reparación de dársenas y fresado, entre otras obras), se quintuplicó: pasó de $ 175.476.486 en 2011 a los $ 881 millones en 2015, por lo que creció 400%. Sólo en repavimentación, la Ciudad gastó el año pasado $ 400 millones, el doble de lo que gastó en construir escuelas, por ejemplo.

Por la simultaneidad de obras, la sensación de repavimentación es permanente. Hace pocas semanas, se reacondicionó un tramo de la Avenida del Libertador, aunque hay quienes sostienen que en el último año ya se hicieron obras allí. Al menos una vez por año repavimentan esta avenida, por trabajos del subte, bicisendas o algún caño roto, por suerte esta vez trabajaron de noche, si no ya era imposible transitar. Acoyte,  Huergo, La Pampa y Curapaligüe son otras de las calzadas que están siendo reacondicionadas.

Además del EMUI, las obras las realizan empresas privadas, como Equimac SA, Ingevial Construcciones, Ricavial SA, Coarco SA y Vezzato SA. No hay, sin embargo, un registro de cada cuánto se repavimentan las avenidas, y desde Espacio Público explican que no trabajan sobre los mismos tramos todos los años, sino que se van construyendo secciones y que los arreglos responden al deterioro y a las obras que se realizan sobre la calle. Muchas son consecuencia de las aperturas que hacen las empresas públicas, que llegan a 30 mil roturas al año. Tras cada obra, la vida útil del asfalto debería ir de cinco a  diez años, pero factores como el tránsito y el clima pueden afectarlo.

La Ciudad releva anualmente las calzadas con un índice que determina su estado de deterioro.  “Cuando es menor a 5, corresponde repavimentar; cuando está entre 5 y 7, se realizan trabajos de mantenimiento sectorizados, y cuando es mayor de 7, las tareas son mínimas”, explicael subsecretario de Mantenimiento. Y destaca que el EMUI es uno de los organismos pioneros en utilizar mezclas tibias de asfalto, que aumentan su vida útil, reducen el impacto ambiental y permiten una mayor velocidad de colocación.

 

 

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *