Inicio » Arquitectura, Portada

La sede del gobierno porteño en Parque Patricios $250 Millones

Empresas en esta noticia

Conocido como el «Edificio Foster» será la obra arquitectónica más importante de la zona sur.

Norman Foster, arquitecto británico se ha destacado en el mundo entero. Y su huella ya está en Argentina. Entre sus obras más conocidas se encuentran: el Banco de Hong-Kong y Shanghái, la Torre del Commerzbank en Frankfurt, la Torre Swiss Re en Londres, el Metro de Bilbao, el Puente de las Artes y el Palacio de Congresos de Valencia y el aeropuerto de Beijing y Hong-Kong.

El genial arquitecto Norman Foster dejará su impronta en Buenos Aires

Hace tiempo que el barrio de Parque Patricios ya no es el mismo. Y es que ahora maneja un interesante equilibrio entre su propia historia y la nueva impronta que le brinda una construcción de estilo como el creado por uno de los maestros contemporáneos de la arquitectura británica, Norman Foster.

El edificio, ubicado en la calle Los Patos al 3100, funcionará nada menos que como la nueva sede de Gobierno porteño. Allí mudará gran parte del sector administrativo del histórico Bolívar 1 a las nuevas instalaciones, más modernas y tecnológicas. «Son 1200 personas que habitaremos el lugar».

«La idea central a la que apuntan edificios como el de Foster es a mejorar y desarrollar la zona sur, uno de los proyectos más ambiciosos que tiene hoy la ciudad de Buenos Aires. En La Boca ya funcionan el Distrito Tecnológico, la extensión de la línea H y el Metrobus Sur. Venir a este edificio es otro paso en esa línea, para seguir desarrollando el eje Parque Patricios, Parque Lezama y Barracas».

Y es que justamente edificios como el Foster marcan la diferencia. Este arquitecto británico se ha destacado en el mundo entero. Y su huella ya está en Argentina.

La nueva sede «sustentable»

El Centro Cívico de Parque Patricios lleva consigo una larga historia como barrio industrial ligado a una fuerte identidad vinculada a construcciones como galpones, talleres y grandes chimeneas, que marcan una impronta. Foster aportó en ese contexto ideas innovadoras para crear una nueva imagen del sitio, con un techo ondulante de bóvedas de hormigón sostenido por columnas, a más de 17 metros de altura. Su exponencial tamaño refiere a un edificio fabril.

El edificio es en su totalidad vidriado y transparente, logra una unión entre la edificación en cuestión y el Parque de los Patricios, explotando al máximo la luz natural y el paisaje del lugar. Las oficinas y el anfiteatro conforman palcos virtuales sobre el parque verde, que abarca la fachada principal.

El proyecto fue seleccionado por su «equilibrio y respeto al medio ambiente», una de las características principales del arquitecto británico y se encuentra bajo la «Certificación LED», es decir, que es reconocido como un edificio sustentable en cuanto a diseño, métodos constructivos, y métodos operativos. Atributos que lo convierten en una pieza de excelencia a nivel nacional y regional. La licitación internacional, bajo modalidad de presentación de proyecto y precio, arrojó como ganadora a la empresa Criba S.A. con el proyecto de Norman Foster.

Para la optimización del consumo energético se destacan algunos aspectos técnicos importantes como el sistema de aire acondicionado de última generación, que junto con los parasoles ubicados en las fachadas y techos, permite optimizar la ventilación natural del recinto y el uso de la energía. Además cuenta con un sistema de reciclado de agua que permitirá, entre otras cosas, reutilizar el agua de la lluvia para riego.

Lo que también se busca con este nuevo diseño es promover la vida saludable de los empleados, quienes dispondrán de beneficios tales como bicicleteros, guardería y lactarios, terrazas, espacios de reuniones informales o áreas de descanso, y máquinas expendedoras de bebidas y comida rápida saludable.

Los beneficios de tener las oficinas de Gobierno en Parque Patricios son muchos: los empleados tendrán mejores espacios de trabajo, los vecinos podrán disfrutar el desarrollo de la zona y la ciudad tendrá además un ahorro considerable de dinero que será destinado a otros proyectos. «Vamos a lograr un ahorro de 100 millones de pesos anuales en concepto de alquileres y mantenimiento», asegura.

El edificio fue concebido inicialmente como la casa central del Banco Ciudad. Es por eso que el Gobierno porteño alquilará el predio con la expectativa de poder comprarlo en el lapso de un año.

La «visión Foster»

«La arquitectura para mí es algo que mueve el espíritu y que funciona para todos los sentidos. Trata de los aspectos que se pueden medir y cuantificar. Trata de la dimensión espiritual, ligada a los sentidos, es algo que no puedes medir, pero sabes que está ahí, te mueve, mueve tu espíritu», dice Norman Foster.

Este nativo de Manchester, que nació el 1 de junio de 1935, forma parte de una arquitectura con estética minimalista. La característica principal de su trabajo es el simplismo y a la vez la sencillez en la cual se basan sus obras combinadas con el uso de la tecnología. Desde sus inicios recibió gran influencia de arquitectos modernos como Lloyd Wright y Kahn.

Su estudio rentabiliza al máximo el uso de la tecnología en beneficio de la sostenibilidad. El ideal es que los edificios dejen de producir el 40% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo. Para ello emplea diseño de interiores, transportes, aislamientos, orientación, ventilaciones, accesos y materiales especiales, entre otros. Sus trabajos recorren muchas áreas diferentes yendo de edificios cívicos y culturales, planes urbanísticos, infraestructuras públicas, hasta productos de diseño o casas.

Es considerado uno de los exponentes del high tech, con la fábrica Reliance Controls en el Reino Unido, como su primera obra de este tipo. El high tech integra el concepto de naturaleza y medio ambiente a la arquitectura. Incorpora además tecnología moderna, sirviéndose de ella como elemento auxiliar de la construcción y también desde la perspectiva estética.

Graduado en Arquitectura en la Universidad de Manchester, el edificio Olsen fue el primer proyecto que tuvo a cargo su estudio Foster Associates. Marcó un antes y un después porque edificios como Wills Faber o IBM tenían los ingresos de gerentes y jefes separados de los empleados. Foster unificó eso.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

Costo: El edificio tuvo un costo de $ 250 millones. En principio fue diseñado para albergar el Banco Ciudad

Superficie : La nueva Jefatura tiene 38.000 metros cuadrados y responde a los parámetros de la certificación LEED (Leadership in Energy &Environmental Design o Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental)

Diseño y obra: El estudio de arquitectura a cargo de la obra fue la firma Foster + Partners y la empresa constructora que desarrolló el proyecto fue Criba S.A..

 

Dejar un comentario