Inicio » Arquitectura

Centro de Exposiciones porteño: La obra de un edificio casi invisible

Empresas en esta noticia

Avanza la construcción del Centro de Exposiciones y Convenciones, un edificio que quedará oculto bajo el verde que unirá la Facultad de Derecho con el Parque Thays.

A principios de 2013, se conoció el resultado del llamado a concurso nacional de anteproyectos para la creación de un Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) en el mismo predio que ocupaba por entonces el Centro Municipal de Exposiciones, junto a la Facultad de Derecho. El complejo ferial debía reemplazar al antiguo galpón que supo albergar a la tradicional Feria del Libro y, por pedido expreso de las bases, la nueva propuesta debía reorganizar y unificar los parques existentes.

La propuesta del equipo encabezado por el arquitecto Edgardo Minond resultó elegida a raíz de su fiel interpretación de esas consignas. Ese proyecto, ahora en plena construcción, incrementará la superficie verde en 64.643 metros cuadrados, cuadruplicando la parquización del área.

La idea del edificio se podría sintetizar como la de una gran cubierta ondulada que genera sobre ella un parque público conformado por un sistema de lomas y senderos que vinculan áreas de descanso y miradores. Un espacio de ocio que se articulará con los parques Thays y Naciones Unidas (donde se ubica la escultura Floralis Genérica).

“Es un acierto de la propuesta que el edificio esté enterrado porque, además de generar un parque verde en la cubierta, no gana energía por asoleamiento”, explicó el arquitecto Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano porteño, semanas atrás durante una recorrida con ARQ por la obra.

Aprovechando que las actividades expositivas no requieren de iluminación natural, las salas del CEC se desarrollarán bajo un extenso techo-jardín, con algunas lucarnas estratégicamente ubicadas. Mientras que el foyer y los restaurantes, por ejemplo, estarán vinculados al exterior a través de una explanada de ingreso, un patio inglés y tragaluces en la cubierta.

A poco más de un año del inicio, “la etapa más complicada de la obra, las excavaciones y los trabajos de submuración, está prácticamente concluida”, señala Chain.

Luego de la demolición de los galpones metálicos, hubo que excavar unos ocho metros para realizar la platea y pilotes de fundación que resuelven el empuje de la napa sobre la platea.

Actualmente, avanza la estructura de hormigón in situ de los núcleos circulatorios, y se adelantó el hormigonado del sector de la confitería para poder replantear y encargar los ascensores panorámicos, explica la ingeniera Roxana Scianca, gerente de obra de Criba, la constructora a cargo de la obra.

Al mismo tiempo, varias grúas trabajan para armar la estructura de hormigón premoldeado de la sala de exposiciones. Allí, las columnas perimetrales soportan enormes vigas tipo “alas de gaviota” conformadas por tres piezas –dos dovelas y un tímpano– que pesan unas 60 toneladas. La unión de las tres piezas que conforman cada viga es en seco (esfuerzo de compresión), mientras que la vinculación con la columna es húmeda (tracción). “La columna tiene una horquilla que hace su aporte en la etapa de montaje, hasta que las vigas se solidarizan entre sí a través de las losas del techo y trabajen en conjunto ”, explica Scianca.

Las grúas también están montando las losetas pretensadas (de 24 centímetros de espesor) en forma transversal a las “alas de gaviota” para conformar el cierre de la cubierta de la sala, que tiene 112 metros de largo por 40 de ancho, y 10 metros libres de altura interior. Está previsto que ese espacio pueda ser dividido en tres sectores iguales que, junto a las salas auxiliares laterales, suman 5,416 m2 (con una capacidad de 5.200 personas para convenciones).

El avance de obra en este sector ya permite advertir la ondulación del techo-jardín. Una vez que la grúa ubica las losetas, los obreros distribuyen entre cada pieza conectores de corte (horquillas de hierro) para luego colar la capa de compresión, un contrapiso de hormigón de bajo asentamiento para prevenir que la mezcla se derrame debido a la curvatura del techo.

El siguiente paso será conformar las sucesivas capas del techo-verde: barrera de vapor, aislación térmica e hidrófuga, filtro geotextil drenante, suelo orgánico y vegetación.

Cuando finalice la etapa actual de excavación y estructura, los trabajos avanzarán con las instalaciones de las salas, que quedarán a la vista, al igual que el hormigón en el interior del espacio expositivo.

En paralelo a la construcción de las salas de convenciones, se realizan las tareas de excavación en el sector de la plaza de ingreso que tomará el desnivel existente entre la Facultad de Derecho y la futura estación del subte H (línea cuyo proyecto se modificó especialmente para crear un acceso a la plaza), y el nivel -3,25 metros que corresponde al hall de acceso. Allí, ya se realizaron los macetones de hormigón que resguardan las raíces de varios árboles existentes en la plaza República Federativa del Brasil, y que ahora presidirán el patio inglés, visible desde el hall y el foyer (nivel -7,00 metros).

“El foyer tendrá una cubierta metálica, que ya se está fabricando en taller, con lucarnas dispuestas en forma de damero”, explica Scianca. Debajo, se instalará un cielo raso lineal suspendido de perfiles de aluminio que tamizará la luz natural y ocultará los conductos de termomecánica.

El foyer tendrá uno de sus laterales totalmente vidriado hacia un espejo de agua y enfrentando los maceterosy una pared verde.

Los muros de la sala plenaria y auxiliares fueron realizados con bloques de hormigón y rellenos con cemento. “Del lado interior, las salas no tendrán revestimiento, el concesionario deberá proveerlo garantizando las condiciones acústicas necesarias”, aclara Chain.

En tanto, la pared divisoria entre la sala y el foyer tendrá un revestimiento acústico del lado de este último, resuelto con lamas de aluminio enchapadas en madera con un respaldo acústico de velo negro por detrás.

Los pisos de los halles, foyer y restaurante serán de mosaico granítico, las oficinas de piso técnico con alfombra modular 60 por 60 centímetros, y las salas plenaria y auxiliares con alisado de cemento para recibir alfombra.

Las carpinterías exteriores y lucarnas del hall y la cubierta verde estarán compuestas por perfilerias de aluminio y doble vidriado hermético.

Proyecto: Estudio Minond. Construccion: Criba S.A. Equipo técnico GCBA: Arqs. Daniel Chain (Ministro de Desarrollo Urbano) Jorge Sábato (Subsec. de Proyectos de Urbanismo, Arquitectura e Infraestructura), Claudio Cane (Dir. Gral. Obras Arquitectura). Asesores: Ing. Nestor Guitelman (Estructura), Ing. Gustavo Bataglia (Termomecánica), Ing. Gabriel Nobile y Edgardo Sequeira (Eléctrica), Arq. Octavio Giarini (Sanitarias y gas), Ing. Miguel Ruoti (Incendio), Ing. Rafael Sánchez Quintana y Arq. Gustavo Basso (Acústica), Ing. Eduardo Murature (Impermeabilizaciones), Arq. Amilcar Machado (Carpinterías). Ubicacion: Av. Figueroa Alcorta, calle Facundo Quiroga, plaza República de la República Federativa del Brasil y Parque Thays.

POR PAULA BALDO – PBALDO@CLARIN.COM

Dejar un comentario