Inicio » Actualidad

Bariloche: Se complica mantener la obra pública

29/12/2015 |

Pese al desvío de fondos de busca sostener el ritmo. Admiten que hay trabajos que se atrasarán.

La ampliación del gasoducto iba a estar lista a mediados de año. Archivo

El gobierno municipal trabaja en distintos frentes para evitar que el desvío de los fondos enviados por Nación para ejecutar distintas obras ponga en riesgo la continuidad de esos proyectos.

Días atrás el intendente Gustavo Gennuso denunció que su antecesora María Eugenia Martini había tomado un total de 85 millones de pesos que tenían destino específico para aplicarlos a cubrir sueldos y otros gastos corrientes, sin posibilidad de restituir ese dinero en las cuentas originales antes de fin de año, como obligan las normativas.

La consecuencia directa de esa maniobra sería la parálisis de las obras, pero hasta las empresas mantenían casi todos los proyectos activos. La situación más compleja es la del gasoducto cordillerano, por el que esperan cientos de familias y comercios de esta ciudad que no cuentan con gas natural.

El secretario de Obras Públicas del municipio, Alfredo Milano, admitió que el raleo de fondos obliga a «redefinir cronogramas», pero aseguró que «ninguna obra está paralizada».

Señaló que en la reposición de los fondos trabaja el área de Hacienda y que «no hay plazos ciertos».

Según Milano «cada obra es un caso distinto» y desde la nueva gestión municipal decidieron apelar al «crédito de confianza» que puedan otorgarles las empresas y también el gobierno nacional para asegurar la continuidad de las obras.

El funcionario reconoció que la ampliación del gasoducto, presupuesta en 195 millones de pesos, no tiene fecha de finalización porque «hay un problema con el tramo de El Bolsón». Dijo que estaría terminado el «loop» (caño paralelo) de Pilcaniyeu y el ramal desde la planta compresora hasta Villa Verde, en la entrada a Bariloche, cuya ejecución corresponde a la empresa Coninsa.

«Pero el ´loop´ y la planta compresora de Leleque dependen de la empresa Vertúa y están parados desde mitad del año pasado por una demora en la provisión de caños y una redeterminación de precios», señaló Milano.

Agregó que todo el paquete está incluido en el «convenio marco» firmado en su momento por el municipio de Bariloche, que debe monitorear la ejecución.

Sus afirmaciones en nada coinciden con las del gobierno municipal anterior, según el cual la ampliación del gasoducto estaba casi lista, con fecha de finalización para fines de octubre.

En otro orden, Milano dijo que el teatro público «independiente» que se construye también con fondos nacionales y una contraparte municipal demandará «adicionales» de un 50% sobre el presupuesto original. «Está bajo análisis si se va a afrontar con fondos municipales o se va a negociar otro aporte con Nación», señaló el secretario.

En relación con los planes de vivienda, Milano dijo que «están parados temporalmente, como ocurre siempre para las fiestas» pero está previsto que las empresas retomen los trabajos en enero.

Sobre el Promeba en Pampa de Huenuleo, afirmó que «es el plan que mejor anda y no va a tener problemas».

Milano admitió que «puede haber en general algunas demoras» con la obra pública ejecutada por cuenta de Nación, pero dijo que todavía están a tiempo de evitar que el desvío de fondos genere complicaciones mayores. «Es algo que manejan desde Hacienda», aseguró.

Dejar un comentario