Inicio » Ingeniería, Portada

El Gobierno y Santa Cruz redefinen represas $4 mil millones

09/05/2016 |

Empresas en esta noticia

Serán del Estado nacional, costarán menos plata, tendrán menos turbinas y demorarán más tiempo.

El gobierno nacional llegó a un acuerdo con la provincia de Santa Cruz para la construcción de las represas hidroeléctricas en esa provincia. El convenio a firmarse establece varias modificaciones con respecto a la licitación original que se adjudicó anteriormente a Electroingeniería y la china Gezhouba. La nueva obra será más chica que la original, demandará un menor presupuesto, se hará en un plazo más largo y la propiedad de la misma quedará en manos del Estado nacional en lugar de la provincia de Santa Cruz.

El vicegobernador de Santa Cruz Pablo González estuvo con el ministro de Energía Juan José Aranguren. Suscribieron un acuerdo marco que ahora deberá ratificar el poder legislativo de su provincia. De las reuniones también participaron ejecutivos de la china Gezhouba (que construirá junto con Electroingeniería) y hubo encuentros con la aseguradora Sinosure, a la que la Argentina le adelantó dinero en concepto de seguros por el financiamiento de las obras.

En el proyecto original, las dos represas iban a tener un total de 11 turbinas. En la versión revisada serán 8. Es porque pasarán de ser pensadas para aportar energía en momentos críticos a funcionar de manera permanente. Agregarán un 4% a la oferta energética nacional y estará conectada al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

Los cambios implican que también bajará el costo de la obra. El gobierno kirchnerista la había presupuestado en US$ 4.700 millones, pero el pago de seguros e intereses de financiamiento la llevaba por arriba de US$ 6.000 millones. Aunque no hubo información oficial, el nuevo costo final rondaría los US$ 4.000 millones, según entienden empresas que suelen participar de licitaciones.

Tanto en el gobierno nacional como en el provincial había preocupación sobre qué harían los chinos -que se reunieron con Mauricio Macri en Estados Unidos- frente a las modificaciones sugeridas por el Poder Ejecutivo. El convenio que firmarán implicaría que las aceptaron. En Electroingeniería no quisieron hacer comentarios. Si Santa Cruz da luz verde, todo indica que se debe firmar un nuevo contrato de obra y financiamiento o al menos una «adenda» (o modificación) con respecto a lo sellado entre la administración anterior y el consorcio al que se adjudicó la obra.

Anteriormente la obra iba a ser propiedad de la provincia de Santa Cruz. Pero como el gobierno nacional la pagará, el ministro Aranguren entiende que el dueño debe ser el Estado nacional y eso fue finalmente aceptado por Santa Cruz. En el nuevo convenio, se modifican el primer y segundo artículo sobre la propiedad de las represas una vez ejecutada la construcción.

La provincia recibirá regalías del 12% por la energía que genere. Pero los derechos de la venta de energía serán del Estado nacional, según le expresó González al diario La Opinión Austral (Santa Cruz). Con el anterior proyecto Santa Cruz iba a quedarse con las represas pagando con la propia energía que iba a generar.

Otra de las modificaciones tiene que ver con el plazo de la construcción. Anteriormente se había establecido que serían 66 meses. Ahora, la renegociación establece que se hará en un período más largo para la construcción, que está por definirse.

 

Antecedente

El futuro de las represas sobre el Río Santa Cruz

Fuente: Clarín

Dejar un comentario