Inicio » Arquitectura

Mendoza 36% en el costo del m2 en solo doce meses

15/07/2016 |

En un año, construir una casa de 80 m² se encareció $ 238 mil

Una medición del Consejo de Ingenieros reveló un aumento de 36% en el costo del m2 en solo doce meses. Aseguran que los materiales subieron con el dólar y luego no acompañaron la baja.

La suba de precios de los materiales para la construcción no se detiene. 

Mantener el presupuesto de una obra durante todo el proceso de construcción es una misión imposible.

Según una medición trimestral del Consejo de Ingenieros y Geólogos de Mendoza (Copigmza), el precio del m2 aumentó 36,22% en solo 12 meses.

El estudio indica que hoy cuesta $ 11.206,06 construir un m2, mientras que en julio del 2015 se necesitaban $ 8.225,89. Si se trasladan esos costos a una obra completa, se observa que las diferencias son enormes.

Con el valor que tenía el m2 hace 12 meses, se podía construir una casa de 80 m2 por unos $ 658.071 (suponiendo que los precios fueran estables durante toda la obra). Hoy, en cambio, se deben gastar unos $ 896.484. Es decir que la inflación del último año encareció $ 238.413 el costo de una vivienda de esas características.

El monto equivale a 25 salarios promedio de Mendoza al primer trimestre de este año según la Fundación Ideal, tomando sueldos privados registrados e informales, públicos e independientes informales y formales.

La diferencia entre un año y otro también equivale al valor de un auto 0 km de segmento de precio bajo.

El impacto sobre créditos

Con la evolución de los precios a la vista, se forma un panorama muy preocupante para aquellas personas que han sufrido demoras en las aprobaciones y entregas de créditos hipotecarios.

En Procrear, por ejemplo, se han denunciado retrasos hasta de un año en líneas de créditos para construcción. Para los préstamos más altos disponibles en el último sorteo ($ 520.000), doce meses de espera pueden significar casi 17 m2 de diferencia.

Con el valor del m2 de julio de 2015, los $ 520.000 alcanzaban para realizar una obra de 63,2 m2 cubiertos. Actualmente, esa misma cantidad de plata solo alcanza para edificar 46,40 m2.

Si bien el último sorteo de Procrear fue en febrero de 2015, algunas carpetas comenzaron a prepararse recién a mediados de año y hay préstamos que aún no se terminan de liquidar.

Siguen los aumentos

Las familias que intentan construir su casa son sin duda las más perjudicadas por las subas permanentes de costos, pero las empresas constructoras también están complicadas.

Mario Yaser, presidente del Círculo de Constructores de Mendoza, explicó que los incrementos más grandes se produjeron luego de la devaluación de diciembre. “La suba del dólar provocó que los precios se dispararan entre enero y abril”, indicó.

“Luego, cuando el dólar bajó, los valores de los materiales se quedaron arriba y algunos siguieron subiendo, como el cemento y el hierro”.

Desde mayo en adelante, Yaser percibe una desaceleración de la inflación en el sector de la construcción, pero aseguró que “se debe a la baja actividad económica”.

También Hugo Gamboa, vicepresidente del Círculo de Constructores, reconoció al primer cuatrimestre de 2016 como el periodo más complicado en relación a los precios.

“Todos los materiales subieron con el dólar. No sólo los importados reaccionaron a la suba de la cotización. El problema es que aun con la cotización más estable las subas continúan”, advirtió.

El constructor Adrián Monteverdi coincidió con el porcentaje de incremento medido por el Consejo de Ingenieros y con el alto grado de incidencia que el dólar tuvo en todos los materiales, pero advirtió que luego de que se estabilizara el dólar algunos precios se estancaron.

“Ningún material bajó cuando el dólar cayó de $ 16 a $ 14, pero algunos se frenaron. Los insumos que mantienen su precio no se han estabilizado por una baja real de la inflación, sino por el bajo nivel de actividad del sector», comentó Monteverdi.

Ritmo lento de obra

Los empresarios dejaron claro que el poco movimiento en el sector de la construcción ha desacelerado el aumento de los materiales desde mayo hasta hoy.

Sin embargo, los meses de relativa estabilidad no han sido suficientes aún para que el panorama mejore.

En lo que respecta al sector privado, los tres constructores señalaron que la actividad es muy baja y aún no da indicios de recuperación.

Hugo Gamboa opinó que no habrá reacción mientras la inflación siga siendo alta y mientras no aparezcan créditos hipotecarios más convenientes. “Los préstamos atados a la inflación, por ejemplo, aún no son confiables para la gente”, comentó.

Por su parte, Monteverdi remarcó que “las tasas bancarias permanecen altas y la gente prefiere invertir en un plazo fijo antes que en ladrillos”.

“Hasta que las tasas no bajen a niveles coherentes, será muy difícil reactivar la actividad privada”, apuntó.

Lo positivo para las empresas constructoras es que lentamente la obra pública comienza a mostrar indicios de recuperación.

“El Gobierno está retomando IPV. Hasta hace algunas semanas se trabaja a un ritmo muy lento, pero de a poco se han ido acelerando las obras”, reveló Yaser.

“De todas formas, aún estamos lejos de tener un ritmo de obra pública ideal y además el Estado aún no cancela la totalidad de las deudas con las empresas constructoras”, agregó el empresario.

 

Los Andes

Fuente: Los Andes

Dejar un comentario