Inicio » Portada

Habrá licitaciones trasparentes y competitivas

18/08/2016 |

EL ESTADO NACIONAL PROPICIARÁ UNA LEY PARA INTRODUCIR CAMBIOS Y «BUENAS PRÁCTICAS» EN LAS FORMAS DE CONTRATACIÓN DE OBRAS PÚBLICAS, Y UN REGISTRO DE CONSTRUCTORES PARA GENERAR MAYOR COMPETENCIA Y DAR TRANSPARENCIA A LAS LICITACIONES».

«En las próximas semanas, seguramente en septiembre, el Gobierno propondrá, por instrucción del presidente Mauricio Macri, cambios en las formas de contratación de la obra pública en busca de mayor transparencia, más competencia en las licitaciones, mayor participación de las pymes, y la erradicación de cualquier acto de corrupción», explicó a Télam el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado.

De esa manera pretenden evitar casos como los recientes en los que se vio involucrado el ex secretario de Obras Públicas de la gestión kirchnerista, José Francisco López, detenido en horas de la madrugada del 14 de junio luego de que Jesús Ojeda, vecino del partido bonaerense de General Rodríguez, llamara al 911 al ver que un hombre sacaba bolsos desde un auto Meriva y los arrojaba por encima del portón de entrada del monasterio Nuestra Señora de Fátima, que luego se verificó contenían casi US$ 9 millones en billetes.

El subsecretario de Coordinación de la Obra Pública, Ricardo Delgado, ratificó este domingo la decisión del Gobierno Nacional de «ir a un esquema transparente» en la instrumentación de las licitaciones.

Señaló, además, que la imagen que surge de las revisiones de los procesos de licitación llevados a cabo en el pasado, es la de «bolsones de dinero volando en el conurbano y hechos delictivos de corrupción».

El funcionario, que se desempeña en la órbita del Ministerio de Interior, Obras Públicas y Viviendas, dijo que «los dos focos centrales» de la gestión estarán puestos en la zona Norte del país y en el Conurbano bonaerense. «Se necesita -dijo- mucha obra en el Norte, como agua, cloacas y vivienda, y mucha obra en el Conurbano bonaerense. Esos son los dos focos centrales en donde se va a destinar toda la obra y, por supuesto, en otros lugares también, y vivienda, que se necesitan en todos lados, y cloacas, pero es más grosera la falta de obras en el norte y en el conurbano».

Delgado puntualizó que se encontraron «con problemas de corrupción en casos de viviendas como el de (la dirigente social) Milagro Sala, detenida en Jujuy, y ya venía el caso de la Fundación Madres (con los planes de viviendas Sueños Compartidos, a cargo de Hebe de Bonafini), pero además de corrupción había un enorme sistema que funcionaba para que la corrupción sea importante».

«Por eso tenemos que cambiar el modelo y en las próximas semanas, seguramente en septiembre, enviaremos un proyecto de ley de ‘transparencia y buenas prácticas’ en obras públicas», explicó Delgado.

Apuntó que «básicamente el punto central es la publicidad de todos los actos de ejecución de vida de una obra, que va del llamado a licitación, la adjudicación, el inicio de la obra y después los pagos, las modificaciones de obra, y los pagos de lo que se conoce como redeterminación de precios, es decir el reconocimiento de la inflación y los nuevos costos, que hay que reconocerlos».

«Todo eso va a estar en la web de cada licitador y eso nos va a permitir hacer un seguimiento, y también la sociedad, sobre qué es lo que está pasando con la rotonda que tenemos en la esquina, con la ruta que prometió un funcionario».

Asimismo, aclaró que hasta ahora el modelo era «absolutamente cerrado, es decir nadie sabe qué pasó con las obras públicas».

«Uno ve la obra en la calle -afirmó el funcionario- pero no sabe el ritmo de obra, si se está pagando lo que corresponde, quién es el que ganó, si participó de una licitación competitiva o no, en fin, una cantidad de problemas que hacen a un esquema que había muy cerrado y que generaba casos de corrupción como el que marcábamos», graficó.

Delgado insistió en que la ley de ‘transparencia y buenas prácticas’ será un «verdadero cambio de modelo en la forma de gestionar las obras públicas» y, en esa dirección, expresó que también propone un Registro de Constructores que califique de «forma transparente a los contratistas, para evitar que sean los órganos comitentes quienes, en cada licitación, pidan información al respecto».

Delgado afirmó que de esa forma se promoverá más participación de pymes y evaluó además que «se van a reducir los plazos de las licitaciones, que hoy en muchos casos superan los 300 días entre el llamado a licitar y el inicio de las obras».

Además, consideró que «el capítulo del control es esencial» y detalló que «la AGN y la SIGEN tendrán información a cada momento de la ejecución de las obras, al igual que todos los argentinos vía web».

El subsecretario añadió que «otro capítulo importante de la ley será que planteará incompatibilidades de quienes formaron parte de empresas contratistas para integrar los comités de adjudicación de obras y aplicaremos las leyes de defensa de la competencia en diferentes etapas de las obras».

Delgado recordó que cuando asumieron en diciembre «encontramos un Estado con un enorme desorden administrativo, falta de expedientes, obras que se pagaban sin los correspondientes certificados y cuya certificación o pagos estaban muy por encima de la ejecución física de la obra, es decir se pagaba más de lo que se debía haber pagado».

Describió que «había problemas tanto en viviendas como también en algunos casos de obras públicas», por lo que hubo que «ordenar los primeros cuatro meses de gestión».

«Desde octubre del año pasado prácticamente las obras se dejaron de pagar; la mitad de las obra que teníamos en stock cuando empezamos la gestión no habían recibido un solo peso durante todo el 2015 y esto generó una caída violenta del empleo en la construcción», detalló.

«Dos terceras partes que tenemos de la caída del empleo de alrededor de 60.000 puestos de trabajo en un año obedecen a lo que pasó el último trimestre del año pasado», ejemplificó.

Agregó que «la obra se para y no hay empleo y ese es un desafío que tenemos como gestión: hacer que la actividad económica se acelere y por eso acelerar la obra pública y los pagos de acá a fin de año».

Delgado también explicó que «estamos algo por debajo de lo que querríamos en ejecución del presupuesto, pero estamos muy confiados en que en este trimestre, y muy particular en el último trimestre de este año, vamos a llegar a niveles del 80 al 90% del presupuesto, que es un número muy razonable para ejecutar».

En cuanto a «inversión global, básicamente de los tres ministerios -Interior, Obras Públicas y Vivienda, además de Transporte y Energía- es de alrededor de 220.000 millones de pesos este año», concluyó el funcionario.

Fuente: Telam

Dejar un comentario