Inicio » Actualidad

Obra pública en cámara lenta: sólo se gastó el 39% de lo presupuestado

03/02/2017 |

Hasta septiembre del año pasado, el gobierno había ejecutado 975 de los 2.500 millones previstos para todo el 2016, según datos oficiales.

La obra pública neuquina avanza con el freno de mano puesto. Entre enero y septiembre del año pasado, sólo se ejecutó el 39% del prepuesto destinado a construcción, según los últimos datos oficiales publicados por el gobierno provincial. De los 2.500 millones que estaban previstos para todo 2016 en el presupuesto, sólo se habían gastado 975 hasta el tercer trimestre.

De haber seguido a ese ritmo, la subejecución en esta partida será del 50% en todo el año. Pero habrá que esperar a marzo para conocer el número preciso.

De todos modos, se trata de un indicador que enciende la alarma y que no dista demasiado de lo que viene pasando en la última década: el gobierno presupuesta un dinero en obra pública que luego no gasta.

Las explicaciones sobre los por qué son varias. Una fuente del Ministerio de Economía confió a “Río Negro” bajo reserva que ese retraso se debe a la propia burocracia, no sólo de Neuquén sino de Nación y los municipios. El retraso en la elaboración de los proyectos ejecutivos, del arribo de fondos o directamente de las empresas constructoras hace que las obras se posterguen.

Otra explicación, aducen, está en la demora de la presentación de los certificados de obra. Puede ocurrir que la misma haya avanzado, pero que no se haya liquidado el pago, por lo que queda afuera de la estadística oficial.

Más allá de estas razones, la subejecución de cualquier partida es un mal indicador fiscal y político. Es que se presume que parte del dinero que no se utilizó para la obra pública puede terminar, indirectamente, en gastos corrientes.

 

Gastos

En ese rubro, Neuquén sí tiene un 10 en cumplimiento. Para septiembre se había relizado el 84% de todo el gasto ordinario previsto para el año. Se trata de dinero que se destina al pago de sueldo de los más de 60.000 empleados públicos, así como a las trasnferencias a los municipios y subsidios a actividades como la enseñanza privada.

Si se proyecta ese nivel de gasto para todo el año que pasó, la provincia seguramente habrá gastado más de lo que había presupuestado. El bache se cubre con la toma de deuda y con los ingresos que a menudo se subestiman en los presupuestos y terminan siendo mayores en la “vida real”.

Claro que este año, con la caída del precio interno del petróleo y su consecuente impacto en las regalías, es posible que el 2016 haya terminado con los números justos.

 

Dos miradas

50% será el resultado final de la subejecución de 2016 proyectando los números informados hasta septiembre.

84% del gasto público previsto en el presupuesto 2016 ya se había realizado para septiembre, según la última estadística.

 

Los grandes números Hasta septiembre

Ingreso corriente. La provincia embolsó en los primeros nueve meses 25.167 millones de pesos.

Gastos corriente. El gasto era, hasta la fecha informada, 25.379 millones de pesos.

Resultado. El déficit primario fue de 211 millones de pesos hasta el tercer trimestre del 2016.

Deuda. En el período analizado, la deuda asumida por el gobierno provincial alcanzó los 7.658 millones de pesos de distintas fuentes.

La subejecución de partidas fue una constante en los presupuestos de la provincia de Neuquén durante la última década.

Fuente: Gobierno de Río Negro

Dejar un comentario