Inicio » Ingeniería

Supercemento, Rovella Carranza y CPC acordaron concluir el acueducto.

13/03/2017 |

Supercemento, Rovella Carranza y CPC resolvieron todos los asuntos pendientes. Hubo rediseño de avance y se modificó la curva de inversión, destaca Cristian Ocampo

Quedó cerrado el acuerdo con la UTE adjudicataria del acueducto y se despeja todo el camino de la obra.

El ministro de Hacienda de la provincia, Cristian Ocampo, confirmó la firma del acta acuerdo con la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que ejecuta el Segundo Acueducto del Interior. La presentación de ese instrumento ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) significará el paso final para comenzar a montar obradores y volver a movilizar la fuerza laboral para concluir la obra hídrica más importante de la provincia.

“Todo el año pasado nos tuvo ocupados esta cuestión, que es central para el desarrollo de la provincia”, definió el funcionario en declaraciones a radio Universidad. El ministro Cristian Ocampo confirmó la rúbrica del acta acuerdo con las empresas contratistas que ejecutan el segundo acueducto, de forma que durante este mes se reinstalarán obradores para comenzar a completar los tramos y obras pendientes.

Al respecto, contó que tras concretar trámites en el Enohsa, sustituyendo una adenda con nuevos valores, y luego de obtener recursos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (que reemplazan al crédito internacional tomado por el Chaco), con el tramo de la contraparte provincial, restaba la conformidad de algunas cuestiones administrativas pendientes con la UTE nacional que lleva adelante la obra. Ese grupo de empresas está conformado por Rovella Carranza, Supercemento y CPC Ingeniería e Infraestructura.

“Los apoderados de la UTE estuvieron en mi despacho y junto con las autoridades de Sameep logramos resolver las cuestiones y suscribimos el acta acuerdo que será presentada próximamente al Enohsa, con lo cual culminan todos los trámites pendientes para dar inicio efectivo a la obra”, reveló Ocampo.

Así, dijo que se aguarda para el transcurso de este mes la reinstalación de obradores y campamentos de las empresas contratistas, de modo que comience a plasmarse “una actividad constante”. De esta manera, en abril podría establecerse el reinicio efectivo de las tareas, y desde entonces correrán los 18 meses fijados por la Nación para terminar el acueducto.

“Al haber cambiado la curva de inversión, se pondrá más énfasis en la planta de toma de agua y en la planta potabilizadora. Se hizo un rediseño del avance de la obra y esto fue lo que redeterminó precios”, expuso el ministro.

 

66% de avance

Son cuatro las partes en que se divide la obra que llevará agua potable a buena parte del interior del Chaco (26 localidades): la toma sobre el río Paraná, presenta un avance del 40,50%; el establecimiento de potabilización en Barranqueras, un 52%; la cañería de impulsión de agua cruda, un 42,70% y el acueducto de agua tratada, un 73,50%.

Según el informe de situación del gobierno provincial, el tramo desde Resistencia a Sáenz Peña se encuentra en “funcionamiento provisorio”, con provisión de agua tratada desde una planta existente, hasta la conclusión de la obra de toma, la nueva planta potabilizadora y las estaciones de bombeo que forman parte de este proyecto. Restan completar, a la vez, algunos tramos de poca extensión en el interior, entre Sáenz Peña y Charata.

Fuente: Diario Norte (Chaco)

Dejar un comentario