Inicio » Actualidad

Camargo Correa pone en venta la cementera Loma Negra

29/03/2017 |

La brasileña se desprende de su negocio de cemento. Es la emblemática empresa que fuera de los Fortabat.

Odebrecht.

La cementera Loma Negra fue un ícono de la industria nacional. Su propietario, Alfredo Fortabat, logró consolidar una fortuna que convirtió a su esposa -Amalia- en una de las mujeres más ricas de la Argentina. El grupo brasileño Camargo Correa la compró en 2005 y desde allí parecía que iba buscar expandir los tentáculos del gigante.

Sin embargo, el impulso brasileño en el país fue disminuyendo desde el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (la salida de la minera Vale es un ejemplo) y el cuadro se agravó tras la operación anticorrupción del “Lava Jato”, que debilitó aún más a los gigantes del país vecino, que pusieron sus activos en venta.

En diciembre, la prensa brasileña y la agencia Reuters informaron que Camargo Correa pensaba vender un 40% de Loma Negra para alzarse de efectivo. Pero hace poco el diario O Globo fue más allá y señaló que el grupo brasileño busca desprenderse de toda su operación de cemento, concentrada en la unidad Intercement.

Intercement posee Loma Negra y otras empresas en Portugal, Mozambique y Cabo Verde, todos territorios en los que es líder en términos de producción. En Brasil es segundo. Y en la Argentina, se estima que también está a la cabeza.

La compañía tendría un valor de US$ 6.470 millones (o 20.000 millones de reales) y Camargo habría recibido ofertas de la mexicana Cemex y otra compañía latinoamericana que aún no fue identificado.

Camargo Correa viene desprendiéndose de varios negocios. La compañía también tenía Alpargatas en la Argentina, pero se la traspasó a otro fondo brasileño a fines de 2015. Aunque sigue siendo una de las principales textiles del país, a mediados de 2016 cerró su planta de San Luis y achicó la dotación de su planta de Florencio Varela.

 

Las empresas brasileñas no paran de acumular disgustos.

En Brasil, investigan a los gigantes cárnicos BRF y JBS por operaciones que no habrían cumplido ciertos estándares sanitarios, mientras que el gigante Oderbrecht está acusado de haber pagado coimas en varios países de la región (Argentina, Colombia, Perú), lo que le está generando multas y sanciones, además de investigaciones por los hechos de corrupción.

Como contrapartida a la caída de Camargo, la acción de la cementera Holcim es una de las estrellas de la Bolsa local. Se debe a que la actividad de la construcción está repuntando por el fuerte plan de obras públicas del Gobierno en autopistas e infraestructura.

Un portavoz de Camargo declinó hacer comentarios sobre el reporte y en un comunicado enviado por correo electrónico expresó que “el grupo no está buscando desprenderse de ningún activo”, según “O Globo”

Con el objetivo de reducir deuda, la multimillonaria familia que controla Camargo Correa ha estado desprendiéndose rápidamente de negocios. Como parte de esos esfuerzos, en los últimos años han discutido la venta total o parcial de InterCement.

Así como el ingreso de Camargo en Loma Negra fue parte de una ola de inversiones brasileñas en el país, ahora se está dando exactamente lo opuesto. Petrobras, que había comprado el gigante Pecom Energía tras la devaluación de 2001-02, también se replegó y le vendió la misma empresa que había adquirido a Pampa Energía y Oil (una parte más pequeña).

Fuente: Clarín

Dejar un comentario