Inicio » Actualidad

La venta de una empresa es la nueva pista que se presentará a la Justicia

Una firma de la que participan socios de Horacio Miró y Hermann Karsten adquirió valiosas acciones a bajo precio a Iecsa, socia estratégica de Odebrecht en Argentina.

NEGOCIOS. Mientras avanzaba la licitación de los gasoductos, se transferían parte de las acciones de la empresa Madero.

En la lista de Alberto Youseff, el cambista arrepentido que develó la trama de coimas pagadas por empresas brasileñas en Latinoamérica para ejecutar obras públicas, aparece Córdoba. Pero hasta ahora no se pudo desentrañar si efectivamente Odebrecht, OAS y Andrade Gutiérrez -cartelizadas a la hora de participar en las licitaciones- las pagaron y, en ese caso, a quiénes y cómo.

Sin embargo, últimamente surgió una nueva lectura sobre un dato llamativo que confirmaría el presunto pago de coimas. El nudo central de las presunciones es que las empresas brasileñas cartelizadas habrían compensado a operadores políticos en la provincia al ganar la licitación de los gasoductos.

Según se desprende de documentación que el legislador Aurelio García Elorrio presentará ante la Justicia de Brasil, la operatoria se habría concretado a través de Iecsa, socia estratégica de las empresas brasileñas en Argentina. ¿De qué manera? Por medio de la cesión de acciones de la empresa Madero Urbana, que desarrollaba el emprendimiento inmobiliario Art María, a un precio llamativamente bajo. Ese negocio, en Puerto Madero, implicaba una inversión de 180 millones de dólares y prometía facturación por 400 millones.

Con estos datos e hipótesis, García Elorrio (acompañado por Liliana Montero y Juan Pablo Quinteros) le pedirá al juez Sergio Moro que analice los movimientos de Odebrecht teniendo en cuenta esta opetoria. La solicitud se extenderá, en Argentina, a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), a cargo de Sergio Rodríguez.

Madero Urbana S.A. es la clave. La venta de acciones de Madero Urbana S.A. a un precio que sorprende a analistas de mercado (por lo bajo) se produjo en septiembre de 2011 y fue informada a la Comisión Nacional de Valores (CNV) en marzo del año siguiente. La empresa se había constituido en 2008. Integraba el holding Obras Desarrollos y Servicios (ODS), a su vez formado por Iecsa S.A. y Creaurban. En 2011 –cuando se produjo la transacción- el grupo estaba bajo el mando de Ángel Jorge Antonio Calcaterra -primo de Mauricio Macri- y la italiana Ghella. El 2 de septiembre de ese año la empresa Gestión y Desarrollos Inmobiliarios S.A.(GDISA) compró el 40 por ciento de las acciones. GDISA era propiedad de Guillermo y Patricio Álvarez (padre e hijo), a su vez socios de Hermann Karsten en otras firmas, entre ellas Kolektor (ver recuadro).

La asociación de las firmas, el precio pagado y el rendimiento de la inversión, podrían explicar la ingeniería aplicada para mover más de 30 millones de dólares desde Brasil hacia Argentina. Este es el razonamiento que sostienen los legisladores de la oposición y que buscarán determinar en la Justicia.

Los mojones de la historia. El 5 de septiembre de 2008, la Provincia hizo un primer llamado a licitación pública internacional para obras de infraestructura para la gasificación por ductos de los sistemas Centro, Sur y Ruta 2. Participaron dos Uniones Transitorias de Empresas en cada una de las cuales figuraba una de las empresas brasileñas: Andrade Gutiérrez se asoció a Britos S.A. y OAS participó junto a Electroingeniería S.A. También, por su lado, Odebrecht presentó oferta. La Provincia aceptó la primera propuesta y también el financiamiento prometido del Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes).

En diciembre de 2011, Britos S.A. cedió su participación en la UTE a Iecsa y de ese modo la unión quedó integrada por Andrade Gutiérrez / Iecsa.

Fue en ese momento, desde el punto de vista cronológico, cuando se produjo la venta de las acciones de Madero Urbana, propiedad de Iecsa, a GDISA, la empresa de los Álvarez. La operación se cerró en 11 millones de dólares. Se pagó con un adelanto de 5,7 millones de dólares y el resto en 14 cuotas mensuales.

¿Qué tiene de llamativa la operación? Los vínculos de sus actores, el momento en el que se produjo y los números de la transacción.

El proyecto Art María era originalmente propiedad exclusiva de Madero Urbana (Iecsa), que a su vez integra el grupo ODS. Tenía una inversión inicial estimada en 180 millones de dólares durante el mes de septiembre del 2009, conforme publicó en octubre del mismo año. ¿Que llevaría entonces a una cesión tan desventajosa del 40 por ciento de las cuotas sociales por un monto que es equivalente solo al seis por ciento de su valor? Es decir, que compran el 40 por ciento del emprendimiento y pagaron solo el seis por ciento de la inversión, y encima en cuotas.

En este marco, se plantean una serie de interrogantes:

-¿Por qué el poderoso ODS cede el 40 por ciento de sus acciones en Madero Urbana a un precio exiguo en relación a la inversión realizada? Una respuesta posible sería la compensación entre las empresas, porque, en el mismo momento, Britos S.A. vendía su participación en la UTE de la obra de gasoductos cordobeses a Iecsa. Pero, en el análisis que plantearán los legisladores a la Justicia saben que descartarán esta hipótesis, teniendo en cuenta que Britos S.A. tenía el 3 por ciento, un porcentaje sensiblemente inferior a la participación de GDISA en Madero Urbana S.A.

-Cuando ODS le informó a la CNV el traspaso de acciones, incorporó sorpresivamente como director suplente de Madero Urbana S.A. a Roberto Walter Poplawsky, socio de Horacio Miró en Britos S.A.

La sospecha es que la operación escondería algo más que una transacción entre empresas privadas para, en realidad, canalizar retornos por las obras ganadas en las licitaciones de Córdoba.

 

LOS VÍNCULOS DE LOS EMPRESARIOS

Guillermo Eduardo Álvarez y Patricio Sebastián Álvarez son padre e hijo y como titulares de GDISA mantienen un vínculo comercial con Karsten y Miró, a través de la participación en sociedades comerciales y como contratistas de obras y servicios del sector público tanto municipal como provincial y nacional.

Entre las empresas más destacadas que los vinculan figuran Informática Tekhne S.A. -hoy It Net S.A.-, que, entre otros clientes, tiene al Ministerio de Salud de la Nación Argentina, Apross, la Red Hospitalaria del Gobierno de la Provincia de Córdoba, el Ministerio de Producción de Córdoba, Supercentro de Cómputos de Córdoba, Caja de Jubilaciones de Córdoba, Tribunal de Cuentas de Córdoba, Banco de la Provincia de Córdoba, Secretaría de Industria y Comercio de la Nación Argentina, y el Banco Central de la República Argentina.

También conforman un holding de empresas, entre las que se destacan Servotel S.A., Servicios y Consultoría S.A. (integrante de la Agrupación KoleKtor).

 

HECHO TRAS HECHO: ¿QUÉ SUCEDIÓ Y CUÁNDO?

◆ Junio de 2009 Se adjudicó a la UTE integrada por Andrade Gutiérrez, Iecsa y Britos las obras de infraestructura para la gasificación por ductos de los Sistemas Regionales Centro, Sur y Ruta 2 de la provincia. Presupuesto: US$257 millones. Financiamiento: Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

◆ Diciembre 2010 Se suscriben los contratos con la UTE. Se inician los trámites ante el Ministerio de Economía de la Nación (Mecon) y el BCRA para hacer operativo el crédito concedido por el BNDES.

◆ Junio 2011 Concluyen positivamente las gestiones ante el Mecon y el BCRA.

◆ Septiembre 2011 Iecsa vende 40% de acciones de Madero Urbana SA a GDISA por 11 millones de dólares. La inversión del desarrollo inmobiliario era de 180 millones de dólares.

◆ Abril 2012 Por decreto Nº270, del 16 de abril del 2012, se autorizó una redeterminación de precios, autorizándose una actualización del 15% para los bienes de origen extranjero cotizados en dólares que se usarían en la construcción. Esto generaba un encarecimiento final de la obra en $800 millones (unos US$122 millones, al cambio de la época).

◆ Marzo 2012 Iecsa SA y Andrade Gutiérrez adquirieron a Britos SA la totalidad de su participación en la UTE.

◆ Febrero 2013 En una carta remitida a De la Sota, el por el entonces presidente del BNA, Juan Carlos Fábrega, advirtió al Gobierno provincial que debía reiniciar los trámites del crédito desde cero por “cambios en las condiciones iniciales del contrato”. Los papeles que llegaron a manos de Banco Nación incluían un aumento de casi el 50% del monto acordado inicialmente (por efecto de aplicación del decreto Nº270).

◆ Noviembre/Diciembre 2014 Ante la caída irremediable del financiamiento del BNDES, De la Sota rescindió el contrato con la UTE formada por Iecsa y Andrade, pero previamente les abonó US$6,7 millones en concepto de “tareas preliminares”.

◆ Abril de 2015 Se relicita la construcción de gasoductos. En este nuevo intento, los kilómetros de obra se extendieron a 2.336 (antes eran 1.770), pero se dividieron en dos bloques: uno de seis tramos (936 km) y el otro de cuatro (1.440 km).El primer bloque de seis tramos es el que volvió a ser adjudicado a una de las integrantes del “cartel de las brasileñas”. En la primera ocasión fue Andrade Gutiérrez, en esta es Odebrecht.

 

LAS CLAVES

◆ Sobreprecio por kilómetro: 92% más en licitación entregada a Odebrecht respecto de la otorgada a Andrade.

◆ Financiamiento a cargo de la Provincia: a pesar de que el pliego establecía que el oferente debía presentar propuesta de financiamiento. Aunque el costo licitado es por US$260 millones, se autorizó tomar deuda pública por hasta US$800 millones.

◆ Lo que terminará costando: US$260 millones + $200 millones (crédito puente) + $262 millones de Fondo Rural para Gasoductos. Y existe margen para tomar más endeudamiento (el tope son US$800M)

◆ Comisiones: 0,77% por organización y colocación de deuda para Puente Hermanos; 0,52% por iguales conceptos para Banco de Córdoba.

◆ Costo de crédito puente: 6,5% anual.

◆ Virtuales coimas pagadas por cartel empresas constructoras: US$36 millones

 

DE LA SOTA Y HORACIO MIRÓ

Hace poco más de tres años se conoció una cámara oculta realizada por el periodista Tomás Méndez al entonces titular de Kolektor, Hermann Karsten. Allí, se produjo un diálogo de donde surge un fuerte indicio del vínculo entre Horacio Miró, titular de Britos S.A. (hoy denominada Basaa S.A.) y el ex gobernador José Manuel de la Sota.

La cámara oculta fue filmada en abril de 2013 pero un año y medio más tarde el abogado Marcelo Touriño la difundió en redes sociales. Una de las frases más recordadas que pronunció Karsten en diálogo con Méndez fue: “En definitiva Tomás, cuando vos le cubrís la espalda a él, se lo cubre al otro”.

Según denunció Touriño, Karsten hacía referencia a Miró y De la Sota, respectivamente. Lo llamativo, a más de tres años de conocidas las imágenes y el diálogo, es que los afectados no dijeran ni desmintieran su contenido, ni tampoco se iniciaran querellas.

Fuente: Perfil

Dejar un comentario