Inicio » Vialidad

La Ruta 23 sumó 75 kilómetros más de asfalto; sólo faltan 143

16/03/2018 |

El pavimento ahora también une Jacobacci con Maquinchao, un sector de 75 km al que le falta señalización, pero sería abierto al tránsito en breve. Ahora son 462 km que cuentan con asfalto en la vía de 605 km que une la costa con la cordillera.

Los vecinos mostraron su alegría por otro tramo terminado y sueñan con que se termine la pavimentación de la ruta

Otro tramo de pavimento de la Ruta Nacional 23 se acaba de terminar y así aumenta la conectividad de la Región Sur rionegrina hacia el norte y este provincial.

Las empresas Equimac, que avanzaba con la obra desde Jacobacci hacia el este y Gancedo, cuyo trabajo era desde Maquinchao en dirección al oeste terminaron de unir con asfalto los 75 kilómetros que separan a estas dos localidades.

El punto de encuentro fue en la progresiva 68.000 de esta última empresa, ubicado a unos 6 kilómetros de Jacobacci y la concreción de los trabajos generaron una gran satisfacción en los lugareños y alegría en los trabajadores de las empresas viales.

Este nuevo tramo de asfalto, continua alimentando un sueño de varias generaciones. Son 75 kilómetros de pavimento que se suma a otros 387 kilómetros por donde se transita desde hace un largo tiempo, totalizando 462 kilómetros de asfalto de los 605 que tiene esta ruta que conecta la cordillera con el mar por la Línea Sur rionegrina. Se prevé que para mediados del 2019 se podrá unir Bariloche con San Antonio Oeste a través del asfalto.

Los trabajos en este tramo se pusieron en marcha hace ya varios años y en algunas oportunidades, y por distintos motivos, la obra estuvo paralizada.

Antes del invierno del 2016, se permitió de transitar un tramo de 40 kilómetros entre el sector conocido como El Monolito, ubicado en cercanías de la estancia Maquinchao y la zona conocida como “el 602”, distante a unos 30 kilómetros al este de Jacobacci.

A partir del año pasado Gancedo retomó los trabajos hacia Jacobacci imprimiéndole un muy buen ritmo y ya finalizó la obra. Si bien aún resta que la ejecución de señalización horizontal y vertical, obra que no le fue asignada a esta empresa vial, la intención es permitir la circulación vehículos en poco tiempo más.

“La idea es permitir el tránsito vehicular con todas las recomendaciones lógicas para los conductores porque falta la señalización. Sabemos lo que significa el asfalto, el interés y la necesidad que tiene la gente de la zona y es por ello que se va a permitir la circulación”, señalaron fuentes confiables.

Las mismas fuentes agregaron que se va a licitar la obra de señalización de este tramo y también se realizaran los trabajos necesarios para permitir el tránsito entre “El Monolito” y el acceso a Maquinchao. Son unos siete kilómetros de ruta asfaltada en los que solo puedan transitar los vehículos de la empresa vial ya que en ese sector se encuentra emplazada la planta procesadora asfalto y el obrador.

“Es un gran paso que nos ‘acerca’ un poco más al Valle o a la Costa, aunque los kilómetros sean los mismo. Pero el asfalto nos va a cambiar la vida. Por eso es un día de festejos que quedará marcado en el almanaque”, señalaron eufóricos algunos vecinos de Jacobacci.

A partir de ahora el pavimento conecta a esta localidad con la Costa Atlántica –440 km a San Antonio– y, junto a las rutas Provinciales 6 y 8, con el Alto Valle de provincia –400 km a General Roca–.

 

Hay cinco empresas trabajando en los tramos que aún faltan

Luego de finalizado el tramo de 75 kilómetros entre Maquinchao y Jacobacci, cinco empresas continúan trabajando en unos 143 kilómetros entre Jacobacci y Dina Huapi. Realizan trabajos de obra básica, obras de arte y pavimentación en sectores que promedian los 30 kilómetros cada uno. Entre Jacobacci y cercanías de Clemente Onelli lo hace Equimac. Desde allí hasta el Puesto de Olate, Burdwart, y desde este punto hasta Comallo, Homaq. En estos tramos la traza presenta sectores pavimentados, aunque no están habilitados para la circulación.

Desde Comallo hasta Pilcaniyeu Viejo, la empresa CPC pavimentó más de unos 25 kilómetros de los cuales 20 se pueden transitar. Desde hace varios meses en este tramo la obra está parada. Los 32 kilómetros de pavimento que separan Pilcaniyeu Viejo del acceso al complejo Tecnológico CNEA –construidos por Chediak– fueron habilitados en el 2015. Y desde allí hasta Dina Huapi la empresa Decavial construyen la obra básica. Este es el tramo es el más complejo y que mayor demora presenta.

 

Una obra de 21 años y 6.000 millones de dólares

La obra de asfalto de la Ruta Nacional Nº 23 se inició en 1998 y se estima que estará terminada a mediados de 2019. Demandará una inversión total de 6.000 millones de dólares, con una generación en total un 1.200 puestos de trabajo. Actualmente cerca de 350 personas trabajan entre Jacobacci y Dina Huapi.

Al día de hoy están habilitados formalmente 367 kilómetros entre el Empalme de la Ruta Nacional Nº 3 y Maquinchao (con la respectiva señalización horizontal y vertical y los guarda raid).

Ya se completaron otros 75 kilómetros entre Maquinchao y Jacobacci (en 40 km de este tramo se puede circular y en los restantes se permitirá próximamente). En toda la extensión de este tramo falta la señalización.

Fuente: Diario Rio Negro

Dejar un comentario