Inicio » Ingeniería

Se cayó la licitación del acueducto Acueducto Gran San Juan y ahora en el Gobierno prepara otra

20/04/2018 |

La intención es hacer el llamado lo antes posible y abrir las ofertas a más tardar a principios de mayo.

Por problemas con las propuestas de las dos empresas que habían quedado en carrera en la licitación del Acueducto Gran San Juan, la obra más ambiciosa en materia de agua potable que ha encarado el Gobierno provincial, la licitación se cayó; ahora la intención oficial es hacer un nuevo llamado en los próximos días y abrir los sobres a más tardar en los primeros días de mayo. «Estamos trabajando en todos los detalles técnicos», dijo ayer Sergio Ruiz, presidente de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE).

El problema fue que los grupos empresarios armados por Benito Roggio e Hijos SA y MAPAL SACIA, por un lado, y César Borrego en UTE con DAZ Construcciones tuvieron «inconsistencias técnicas», según explicó Ruiz, y por eso OSSE dispuso hacer un nuevo llamado porque hay apuro en comenzar los trabajos.

Se trata de la obra que abastecerá de agua potable al principal núcleo urbano de la provincia para dentro de 50 años, cuando la población del Gran San Juan, más Pocito, Ullum y Zonda, llegue a un millón de habitantes. Con ese fin, en enero pasado, la administración provincial firmó dos créditos internacionales a tasa blanda para la megaobra. El Gobierno consiguió primero el OK del Fondo Kuwaití para un préstamo de 50 millones de dólares a una tasa de interés del 2,5 por ciento anual, con un plazo de devolución a 20 años. Luego acordó un crédito por la misma suma con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a través del Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), con una tasa del 5 por ciento anual con igual plazo de amortización.

Para encarar los trabajos, el proyecto oficial es que primero se encare la llamada obra civil. La misma contempla, por un lado, la construcción de la planta potabilizadora que estará ubicada al pie del dique Punta Negra. Por el otro, comprende la instalación de caños de acero inoxidable y de polietileno de alta densidad a lo largo de 56,7 kilómetros (ver infografía). Dichas tareas tienen un presupuesto oficial de poco más de 1.700 millones de pesos.

Tras el llamado a licitación, quedaron en carrera dos grupos de empresas y la intención era encarar la tarea desde 10 frentes de ataque, uno de los cuales será la planta potabilizadora y el resto, a elección del consorcio, según dijo Ruiz. La mecánica se programó de esa manera para que puedan cumplir con los tiempos fijados, pero surgió el contratiempo que ahora se quiere subsanar.

 

Beneficiarios

8 favorecidos con la obra: Capital, Rawson, Rivadavia, Sta. Lucía, Zonda, Ullum y Pocito.

Una planta

Al pie del dique Punta Negra se construirá una nueva planta potabilizadora, con capacidad similar a la de Marquesado.

Complemento

8 Son los acueductos complementarios. Son, por ejemplo, los de Zonda, Ullum y Rawson.

El plan

Según la idea que manejan en el Gobierno provincial, el plazo de la obra está pensado en los 3 años y 4 meses.

Fuente: Diario de Cuyo

Dejar un comentario