Inicio » Ingeniería, Portada

El gasoducto de Vaca Muerta tiene dueño U$S 250 Millones

19/04/2018 |

Empresas en esta noticia

NEUQUÉN. Transportadora Gas del Sur (TGS), una empresa del grupo que dirige Marcelo Mindlin, invertirá u$s 250 millones en la primera etapa de un gasoducto. El desarrollo era pretendido por su competidora TGN, donde tiene participación Paolo Rocca de Techint. Proyecta 1.250 puestos de empleo.

El “año del gas” empieza a tomar forma. El gobierno neuquino firmará con Transportadora Gas del Sur (TGS), la empresa controlada por Pampa Energía del empresario Marcelo Mindlin, un acuerdo para la construcción de un gasoducto que colectará el gas de varios yacimientos no convencionales y lo llevará hasta el punto de entrada del Neuba II. La obra tendrá un fuerte impacto en la mano de obra local y además será clave para el despegue productivo de Vaca Muerta que tiene fecha para 2022.

Según anticipó el gobernador Omar Gutiérrez se trata de un caño de 36 pulgadas que, una vez finalizada todas las etapas, permitirá casi duplicar la capacidad de transporte de la provincia al sumar espacio para otros 50 millones de metros cúbicos diarios de gas.

La inversión total será de 800 millones de dólares y sólo el primer tramo, de 17 meses de obra, demandará 250 millones de dólares. Además, según aseguró el mandatario, se crearán 1.250 puestos de empleo en los trabajos para el montaje de 92 kilómetros de caños. También se montará una planta de tratamiento que necesitará de 30 operarios para su operación.

La traza del gasoducto partirá desde el bloque Rincón de la Ceniza (Total, Shell y GyP) y pasará por Bajada de Añelo, Bajo del Choique, La Invernada, Pampa de las Yeguas I y II, Parva Negra Este y Oeste, La Escalonada, Los Toldos Norte, Sur, Este y Oeste, La Calera, El Orejano y Sierra Chata, para terminar en la zona de Tratayén donde están los puntos de entrada a los sistemas troncales.

 

El que llega primero

La obra, además de prometer un significativo impacto económico, es clave para el desarrollo de Vaca Muerta. Según el ministro de Energía, Juan José Aranguren, los desarrollos no convencionales permitirán al país, en 2022, exportar más gas del que importará. Por eso la ampliación del sistema de transporte para el gas es uno de los problemas a resolver en el corto plazo y la llave de entrada para un nuevo negocio.

A tal punto es estratégico el proyecto que su construcción enfrentó tiempo atrás a TGS con su competidora TGN, en la que tiene participación el empresario Paolo Rocca titular de Techint y Tecpetrol. Justamente ésta petrolera lleva adelante uno de los desarrollos gasíferos de mayor impacto en Vaca Muerta.

Sin embargo fue TGS la que se quedó con la obra que permitirá transportar el gas del primer pico productivo de Vaca Muerta. La firma además tiene capacidad propia para desarrollar la obra ya que el grupo que la controla, liderado por Mindlin, consiguió quedarse con Iecsa -ahora denominada Sacde- la empresa constructora de Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

El gasoducto le permitirá a TGS inaugurar los nuevos contratos para que demandará el crecimiento del gas no convencional y que no contarán con la intervención del Estado. Se trata de un sector del transporte que no está regulado por el Enargas y que permite la contractualización entre privados con volúmenes fijos.

 

Dato

u$s 800 millones será la inversión total de la obra que estará dividida en etapas. El tendido del caño demandará 17 meses.

De acuerdo a las estimaciones oficiales, hacia el 2022 el gas no convencional permitirá exportar más de lo que importará el país.

 

Aspectos centrales de un proyecto esperado

Capacidad. El caño podrá transportar unos 37 millones de metros cúbicos diarios en la primera etapa y subir hasta 50 millones, en la segunda fase. Actualmente la provincia produce cerca de 60 millones de metros cúbicos diarios.

Ingeniería. Se trata de un caño de 36 pulgadas de diámetro y que conectará el área Rincón de las Cenizas con Tratayen, donde está la cabecera del Neuba II.

Financiamiento. TGS, firma controlada mayoritariamente por Pampa Energía, busca fondearse en el mercado financiero para asegurarse el dinero de la obra.

Fuente: Diario Rio Negro

Dejar un comentario