Inicio » Vialidad

Ruta 1001: El Municipio advirtió al gobierno nacional que no aceptará el final de obra “en las condiciones actuales”

12/07/2018 |

Una serie de notas elevadas por el intendente a Vialidad Nacional y al Ministerio de Transporte advierte sobre los tramos deteriorados de la obra que tuvo a su cargo la empresa Grupo Farallón. Aunque destacó el compromiso de Macri y Vidal para solucionar las problemáticas de las rutas, señaló el “deterioro vertiginoso” de la 1001 y la falta de tareas comprometidas para la 191. El Concejo Deliberante había pedido informes sobre los reclamos del gobierno a Nación.

El gobierno de Cecilio Salazar respondió el pedido de informes que aprobó el Concejo Deliberante, por iniciativa de la oposición, relacionado con el estado de deterioro que presentan varios tramos de la repavimentada ruta 1001, a un año desde que terminaran las tareas y sin que se haya certificado el final de obra.

Como había informado en sesión el presidente del bloque oficialista, Iván Paz, Salazar había elevado reclamos por el tema antes de ese pedido de informes y volvió a hacerlo después. Primero a Vialidad Nacional y luego al Ministerio de Transporte de la Nación. Ambas comunicaciones fueron giradas al Concejo, a modo de respuesta a su requerimiento.

En las dos notas, Salazar se dirige a los funcionarios del gobierno de Mauricio Macri para “poner en vuestro conocimiento y advertir el estado de deterioro vertiginoso de la Ruta Provincial 1001”, cuya obra de repavimentación estuvo a cargo de la empresa Grupo Farallón Desarrollo Inmobiliarios S. A., que subcontrató para las tareas a IARSA, la firma nicoleña que pavimentó las 400 calles de la ciudad y que ganó la licitación para la 191 y el acceso a Santa Lucía.

En sus notas, el intendente señala que es “evidente” que el trabajo de repavimentación hecho en los primeros 300 metros desde la ruta 9 hacia San Pedro son “de una mayor calidad al resto de los tramos realizados”, puesto que en ese sector no se registraron problemas, como en los restantes 13 kilómetros, que sufrieron “un marcado deterioro a pesar de las tareas ejecutadas”.

Además, el Jefe Comunal indicó que las reparaciones que se hicieron “han sido de manera superficial, toda vez que rápidamente han vuelto a mostrarse desperfectos, con marcadores signos de fallas e irregularidad en su calzada”.

A ambas carteras, el gobierno local pidió que envíen “técnicos especializados” para que corroboren el estado de deterioro del camino, a los fines de promover “una pronta reparación o mejora de aquelos tramos defectuosos, que permitan evitar y lamentar accidentes y tragedias indeseadas”.

Al final de la nota remitida a Dietrich, el intendente Salazar hizo una advertencia importante: queda a la espera de una pronta respuesta, “no pudiendo esta comuna, señor Ministro aceptar la obra en las condiciones actuales en que se encuentra”.

A Dietrich, también, en la nota le señalaron que el Estado local hace “exhaustivos y periódicos controles”en la ruta y, sobre todo, a los camiones, para que circulen con el peso que corresponde. Allí indican que el promedio es de “250 camiones diarios, aproximadamente, que circulan por la misma a través de unabalanza fija debidamente homologada por el INTI”, lo que ofrece un dato de recaudación, puesto que ese control es oneroso para los transportistas.

También le pidieron al ministro de Transporte por las reparaciones de ruta 191, entre las vías de ferrocarril y la ruta 9, obra que estaba en el mismo paquete y que fue adjudicada, al igual que la 1001, a Farallón. “Aún no se ha efectuado la reparación de bonquinas y demarcación vertical y horizontal” que figua en el pliego, “a pesar de los insistentes reclamos de este Municipio”, indicaron en la nota.

Tanto en la nota enviada a Vialiad Nacional —dirigida al ahora ministro de Energía, Javier Iguacel, el 4 de mayo— como al Ministerio de Transporte —remitida a Dietrich tiene con fecha 18 de junio— Salazar destaca que “no caben dudas del compromiso asumido hace tiempo por nuestro Presidente Mauricio Macri, por la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, y el Ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich, respecto a la- problemática del deterioro que sufren numerosas rutas, entre las cuales se encuentran las provinciales 191 y 1001”.

El pedido de informes, presentado por el bloque Frente para la Victoria – Unidad Ciudadana, señala que se contabilizaron “más de 40 roturas, algunas emparchadas”, una serie de “hundimienos en los laterales” y “baches” a lo largo de ese camino, repavimentado por la empresa IARSA bajo las órdenes de Grupo Farallón durante 2016 y 2017.

En el texto, el kirchnerismo recordó palabras del administrador de Vialidada Nacional, Javier Iguacel, en ocasión de una conferencia de prensa para anunciar la obra, en la que señaló que “no es solamente tirarle asfalto a lo que está, porque dentro de un año se va a romper”.

“Lo que dijo el director de Vialidad fue una premonición, esperamos que se hagan cargo de este asunto”, dijo en el recinto el concejal Rodolfo “Titín” Trelles, vocero del bloque opositor en sesión, quien reconoció estar al tanto de “la preocupación que tienen el Ejecutivo” por el tema.

Fuente: La Opinión Semanario

Dejar un comentario