Inicio » Ingeniería

Rovella Carranza “captación y acueducto de agua cruda y agua potable San Salvador de Jujuy” Derrumbe con tres operarios muertos.

02/10/2018 |

Empresas en esta noticia

«El lugar no estaba apuntalado, no hubo estudios previos»

Raúl Benicio, uno de los operarios de la obra, le dijo a El Tribuno que en el lugar faltaron estudios técnicos. Anoche alrededor de las 19 los tres cuerpos de las víctimas fatales fueron entregados a sus familiares.

Investigan si hubo responsabilidad de la constructora en el trágico derrumbe.

Luego de más de 15 horas de un arduo trabajo, el cuerpo del tercer operario pudo ser rescatado de un pozo de unos seis metros de profundidad, que quedó literalmente tapado por arena y escombros, en un hecho ocurrido el martes pasado en el barrio 23 de Agosto.

Una cuadrilla de trabajadores de la empresa Rovella Carranza, que tiene licitada la obra denominada «captación y acueducto de agua cruda y agua potable San Salvador de Jujuy», para el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), prestaba servicios en el predio de Agua Potable «depósito 23 de Agosto».

Según supo nuestro diario, un ingeniero a cargo de la obra (cuyo nombre todavía no trascendió) indicó que minutos antes de producirse el siniestro había estado con las víctimas en el lugar ya que había un problema con la máquina excavadora y además algunos operarios estaban trabajando dentro de la excavación cumpliendo tareas de soldadura. Fue en ese momento que el terreno cedió y algunos operarios quedaron enterrados.

Raúl Benicio es uno de los operarios en esa obra y le dijo a nuestro diario que «faltaron estudios técnicos en el lugar, el terreno donde estaban trabajando los muchachos no estaba apuntalado. Nosotros somos trabajadores y lo que hicimos fue cumplir con las órdenes dispuestas por los encargados de la obra», le dijo a nuestro diario el hombre.

Según se supo, primero fueron rescatados los cuerpos de Rafael Balderrama y Ariel Martínez, y luego lograron rescatar el tercer cuerpo que pertenece a Gastón Ponce.

«Usted no se imagina la desesperación de todos mis compañeros, ver como eran tapados los muchachos, a algunos pudieron rescatar pero en ese momento empezamos a trabajar, trajimos baldes de plásticos y empezamos a sacar la tierra, aún cuando nos recomendaban que salgamos del lugar por temor a posibles desmoronamientos, trabajamos desde las 3.15 hasta casi las 7 de la mañana del otro día, para rescatar los cuerpos», dijo Benicio que dialogó con el diario desde la puerta de la sala velatoria donde estaban los cuerpos y además dijo que «hubiera sido lindo que acá esté la gente del gobierno, en el momento del accidente estaban todos con las cámaras, pero acá en el velorio no hay nadie», dijo.

Fuente: El tribuno

Dejar un comentario