Inicio » Ingeniería, Portada

Por Falta del colector costanero la planta depuradora de Bariloche no se podrá usar

01/11/2018 |

Empresas en esta noticia

La planta depuradora que cuesta 300 millones de pesos, por ahora no se usará

BARILOCHE. El nuevo módulo de la planta de líquidos cloacales de Bariloche precisa, para dar los resultados proyectados, de una obra complementaria, el colector costanero, que fue adjudicado a Cristóbal López, se rescindió el contrato y no se volvió a licitar.

Los trabajos adjudicados a la empresa Codam avanzan con buen ritmo y se estima que estarán terminados a mediados del año que viene.

La planta depuradora de Bariloche no podrá duplicar el año próximo su capacidad de tratamiento de efluentes cloacales, a pesar de que ya estará terminado y disponible el segundo módulo, que se construye en estos días a un costo de casi 300 millones de pesos.

Las demoras que impidieron ejecutar al mismo tiempo el nuevo colector costanero obligarán a mantener ocioso en buena medida al enorme y sofisticado segundo reactor, según reconocieron desde la cooperativa CEB, que tiene a su cargo la concesionaria del saneamiento.

El plan inicial fue licitar en conjunto las dos obras que necesita Bariloche para resolver las insuficiencias de la planta actual y frenar la contaminación del lago Nahuel Huapi. Pero transcurridos dos años sólo avanza la ejecución del segundo módulo, mientras el nuevo colector costanero, que se iba a construir en simultáneo, quedó suspendido hasta nuevo aviso.

La ganadora de la licitación en este último caso fue la empresa CPC, de Cristóbal López, que nunca empezó la obra. El gobierno nacional decidió rescindirle el contrato en marzo pasado y hasta ahora no dispuso un nuevo llamado, a pesar de las reiteradas promesas de los funcionarios.

El nuevo módulo que construye la empresa Codam SA demanda una inversión de 298 millones de pesos y estará listo a mediados de 2019, según precisó en su última visita a la ciudad el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa.

Las fuentes consultadas admitieron que “va a mejorar en algo la prestación”, pero sin el colector será imposible duplicar el volumen de efluentes tratados, como está previsto de acuerdo al diseño original. En el mejor de los casos, la nueva planta permanecerá dos años ociosa.

Las consecuencias directas la sufrirán los miles de vecinos que dependen de un pozo ciego y que en algunos casos llevan 14 años de espera para conectarse a la red cloacal.

El presidente de la CEB, Jorge Perrella, confirmó que la nueva planta estará lista “entre junio y julio” del próximo año. Hace unas semanas se reunió con el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento, Luis Jahn, quien le aseguró que “antes de fin de año se destraba la nueva licitación” del colector.

Lo mismo dijo en septiembre pasado el secretario de Ambiente Sergio Bergman durante una visita a Bariloche.

Perrella ratificó que “es imprescindible el colector costanero para todo el nuevo sistema”. Se trata de un caño troncal de 6,2 kilómetros que correrá paralelo al lago y cuyo presupuesto original era de 189 millones de pesos. La obra tiene un plazo de ejecución de 18 meses, de modo que –proceso licitatorio mediante– en el mejor de los casos recién estaría lista a fines de 2020.

Para instalar el colector será necesario un zanjeo longitudinal a lo largo de Juan Manuel de Rosas y la Costanera, en su vía norte. El municipio comenzó a reparar esta avenida, pero no intervendrá el sector que corresponde al colector.

Según Perrella, tener la nueva planta disponible será beneficioso porque permitirá desactivar el primer módulo, que se construyó en 1994 “y nunca se paró” para tareas mantenimiento. La intención es realizarle una limpieza y dragado a fondo para retirar los sedimentos acumulados, que incluyen las cenizas volcánicas caídas en 2011.

En la CEB confían en que la impugnación que presentó la empresa CPC contra la rescisión del contrato no frenará la nueva licitación. Pero lo cierto es que hasta ahora las promesas de reactivar ese expediente no se cumplieron. Otro factor de conflicto es el anticipo financiero de 30 millones de pesos que cobró la empresa de Cristóbal López, a pesar de que nunca inició los trabajos.

Una de las fuentes consultadas dijo que el sistema de saneamiento “algo va a mejorar” cuando los dos reactores estén disponibles porque el tratamiento de efluentes que actualmente es de tipo “secundario” pasará a ser terciario, y “el salto tecnológico ya implica una mejora”.

Pero admitió que la falta del colector costanero será “un cuello de botella”, y lo mismo ocurre con el colector Ñireco, que debería vincular a los sistemas cloacales de os barrios ubicados en la Pampa de Huenuleo, donde viven unas 10 mil personas, y que todavía no tiene siquiera una licitación a la vista.

“No se va a alcanzar el óptimo en el funcionamiento de la planta porque hay un descalce entre la ejecución y la oferta”, subrayó la fuente.

 

Preocupación de ambientalistas

La asociación civil Árbol de Pie manifestó su inquietud por las imprevisiones y demoras que impedirán resolver en lo inmediato los problemas de saneamiento en Bariloche, a pesar de la cuantiosa inversión que demandó el segundo módulo de la planta.

Ana Wieman, integrante de esa organización, dijo que en fecha reciente le pidieron precisiones sobre el colector costanero a la secretaría de Obras Públicas de la Nación, pero hasta hace poco no tenían respuesta.

“Queda sugerido que sin el colector la planta no va a funcionar a pleno, pero no lo dicen directamente –se quejó Wieman–. En Parques Nacionales nos dijeron que las derivas del caño viejo al lago por ahora van a seguir”.

La referente también realizó una presentación ante el juez federal Gustavo Villanueva a fin de que antes de fallar el amparo “esté enterado de lo que pasa con esta obra incompleta, y que establezca la penalización que corresponda por las demoras”.

Según Wieman, la nueva licitación no sería inminente porque “el colector al parecer tiene cuestiones de diseño que todavía falta resolver”. Se quejó de que “ningún funcionario brinda información fehaciente”.

La ciudad más poblada de la provincia de Río Negro tiene gran cantidad de territorio urbano sin cloacas, a pesar de que sobran los proyectos.

 

Financiación

30.000.000 de pesos ya embolsó la empresa CPC, de Cristóbal López, como anticipo de la obra del colector costanero.

Fuente: Diario Rio Negro

Dejar un comentario