Inicio » Actualidad

Derrumbe de la Construcción: el registro de trabajadores en La Pampa se redujo un 50%

11/02/2019 |

Los números oficiales admitieron a nivel nacional un derrumbe de la construcción de un 20,5% en diciembre de 2018 respecto del diciembre anterior. En La Pampa la situación es más grave porque desapareció la obra pública nacional.

El registro de trabajadores de la Construcción en La Pampa se vino a pique como consecuencia del derrumbe que las políticas nacionales provocaron en el sector, y que en nuestra provincia se ven especialmente agravadas a partir de la casi nula existencia de obra pública del gobierno central.

En los tres años del gobierno de Mauricio Macri, esa caída estrepitosa -comprobada incluso con los números oficiales que difundió el INDEC- hizo que el registro de trabajadores y trabajadoras se redujera de 6.000 a 3.000 en un período de algo más de 3 años.

Así lo confirmó Roberto Robledo, secretario general del gremio que agrupa al sector (UOCRA).

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo admitió que durante el mes de diciembre de 2018 la construcción cayó un 20,5% respecto del mismo mes del año anterior.

Pero esa circunstancia tiene más fuerte impacto en La Pampa, donde la pelea política del macrismo contra el gobierno provincial implicó el recorte de la realización de obra pública.

 

Parálisis

Al referirse a las cifras del INDEC que demuestran el derrumbe de la construcción, Robledo dijo que “es altamente preocupante para el país y para los pampeanos”.

En ese marco precisó que en la provincia los últimos registros señalan que la cantidad de trabajadores ha menguado en un 50 por ciento: “De 6.000 que había no llegamos a 3.000”, dijo.

Hay ejemplos contundentes del parate de la obra pública nacional: las entre 2.000 y 3.00 viviendas anuales que se hacían ya no existen, están paralizadas las obras en las rutas y hasta se abandonaron los jardines de infantes en General Pico, Winifreda e Ingeniero Luiggi.

Robledo puso como ejemplo que una empresa que hace tres años tenía en pleno funcionamiento su firma, con el registro de 80 trabajadores, hoy apenas tiene 2, dedicados a cuidar los equipos. Señaló que una firma de las grandes, que empleaba a unas 600 personas, hoy tiene registrados 50 trabajadores y trabajadoras.

“Está todo muy menguado”, definió.

 

“Nos puede salvar el año electoral”

Robledo comentó que frente a esta realidad, el gobierno macrista “no ha hecho nada. No hay obras. No hay planes de viviendas. Está menguando la cantidad de trabajadores en toda la provincia. Tenemos un presupuesto provincial que se ha mantenido o incrementado para sostener una parte de la obra pública, el arreglo de escuelas y hospitales pero hay realidades que no podemos solventar los pampeanos, como el plan de saneamiento de Santa Rosa, que tiene que hacerse con fondos nacionales”.

Además -alertó- “hay un descontrol con los precios y hay muchas industrias cerrando sus puertas, incluso firmas emblemáticas”.

Desde ese lugar, dijo que “lo que nos puede salvar es que es un año electoral. El gobierno nacional, que quiere ser reelecto, es probable que inyecte fondos para que venga un ‘veranito’. Pero no nos podemos manejar de esa forma, un país tiene que ser previsible, sostenerse en el tiempo, tener una industria sostenible”, opinó.

Destacó que “a veces por cuestiones electorales se eleva el trabajo, pero es tapar un bache porque después lo vuelven a sufrir los trabajadores y los empresarios”.

“No puede ser que la provincia tenga que reclamar, o mendigar, en un país que se quiere desarrollar territorialmente. No es serio que la clase política se maneje de esta forma”, definió.

Fuente: El diario de La Pampa

Dejar un comentario