Inicio » Arquitectura

Licitan el complejo natatorio del CEF 42 de Tandil $ 14 Millones

04/07/2019 |

Empresas en esta noticia

Luego de los cuestionamientos de la oposición por la falta de avances en el complejo natatorio prometido por la gestión del intendente Miguel Lunghi, el pediatra radical que va por su quinto mandato acelera los pasos burocráticos de la licitación y finalmente se conoció que en los próximos días julio próximo se abrirán los sobres. Hace unos días Astori arribó con maquinaria y materiales para montar la estructura.

En la Dirección de Compras se sabrá finalmente si hubo oferentes para terminar de construir el complejo.

Se financiará con recursos del Fondo Educativo en tanto que una de las iniciativas es la construcción de las piscinas cubiertas y climatizadas, que se ubicarán en la sede del CEF 42, en Rosalía de Castro 1131.

La obra comprenderá la construcción de un nuevo edificio, que incluirá un natatorio con una piscina semi olímpica, una piscina para rehabilitación, vestuarios independientes, oficinas y espacios para guardavidas y médico. A la vez contará con un patio externo que vinculará el nuevo edificio con el ya existente del CEF 42.

Al respecto el intendente Lunghi señaló que «durante mayo presentamos el proyecto en la sede del CEF, junto a sus autoridades y las familias que allí asisten. Estamos dando un paso más para concretar esta importante obra, necesaria para la ciudad y en un lugar donde estamos seguros tendrá la mejor utilización».

 

Comenzó el montaje de la estructura

En abril pasado, el Ejecutivo firmó un contrato con la empresa Astori, para completar el montaje de la estructura del complejo de piletas cubiertas en el CEF 42

Astori S.A., se encargará de la construcción, traslado y montaje de la estructura que dará cobertura a las piletas climatizadas del complejo que, de acuerdo a la licitación original, debería haberse terminado en 2018.

La obra, adjudicada inicialmente a Zya S.A., sufrió retrasos por los incumplimientos y demoras de la empresa local, que derivó en la recisión del contrato y en un reclamo judicial por el adelanto financiero que el gobierno de Miguel Lunghi le extendió por casi $3 millones.

Ante el reclamo del concejal Iparraguirre, quien advirtió sobre el incumplimiento y que el predio del CEF todavía era un baldío, cuando desde el año pasado debería tener listo el natatorio cubierto, las autoridades comunales llegaron a un acuerdo con la empresa Astori para contar con la estructura y volver a licitar la obra a partir de esa etapa del proyecto original, lo que sucedería el día de julio venidero.

Ya llegaron las maquinarias y el material para que Astori comience el montaje de la estructura, para luego volver a adjudicar el desarrollo de la obra civil de piletas, vestuarios y demás.

Fuente: La voz de Tandil

Dejar un comentario