Inicio » Vialidad

Nación tiene paralizadas tres obras viales en Neuquén

08/08/2019 |

Empresas en esta noticia

El gobierno nacional promociona de campaña electoral obras de infraestructura realizadas en distintos puntos del país e incluye a Neuquén en esos spots. Sin embargo, son más las cuentas pendientes en esta materia que los trabajos en ejecución o concretados dentro del territorio provincial. Solo en lo concerniente a proyectos viales, hay tres obras que están abandonadas y sin fecha de reanudación.

Se trata del puente de La Rinconada sobre la Ruta 40, los rulos del tercer puente en la intersección de la Autovía Norte y la Ruta 7 y la multitrocha de la 22, con su continuación hasta Arroyito.

Los proyectos para el puente que sirve de puerta de entrada a la cordillera por la Ruta 40 vienen de larga data (la primera licitación fue en 2006) y exceden a este Gobierno.

No obstante, hace un año y medio los trabajos habían comenzado a cargo de una empresa cuyo titular es Juan Lavigne. Allí se continuó con la construcción del terraplén y la colocación de pilotes pero luego eso se frenó por problemas en la redeterminación de precios.

Hace algunos meses el gobernador Omar Gutiérrez anunció que Nación había alcanzado un acuerdo para la reanudación de la obra, algo que todavía no se materializó porque falta documentar ese recálculo de costos con la empresa. Se espera que se haga en estos meses.

 

Aún sin los rulos

En el Alto Valle, una de las obras más esperadas por años fue el tercer puente de la Autovía Norte que cruza la Ruta 7 y que se habilitó al tránsito en 2016 de manera incompleta, ya que le faltan los rulos que permitan la bajada hacia Neuquén viniendo de Cipolletti y la subida desde Neuquén en dirección a Senillosa.

La construcción de estos conectores comenzó en noviembre del año pasado. Primero se anunció que se iban a hacer cuatro en forma de trébol, para vincular la Autovía Norte con la Ruta 7 en todas las direcciones. Y después se aclaró que solo ejecutarían la mitad, es decir, las dos curvas que enlazan con Neuquén, mientras que las dos restantes quedarían pendientes hasta que se construya un cuarto puente a Cipolletti.

Finalmente no se concretó ni una cosa ni la otra. Los rulos debían estar listos para fines de junio pero lo único que se hizo fue la demarcación de las curvas con las máquinas.

Según pudo averiguar este diario, existe una deuda de unos 30 millones de pesos con la UTE de CN Sapag y Luciano SA que corresponde a la obra del tercer puente sobre el río Neuquén.

El acuerdo para comenzar la construcción de los rulos fue que se les iba a saldar a las empresas ese monto pero como no se cumplió, los trabajos se paralizaron.

Además, esta obra estuvo envuelta en un escándalo ambiental, cuando en junio la Subsecretaría de Ambiente de la Provincia ratificó la denuncia sobre la extracción ilegal de áridos de la barda y ordenó la suspensión de forma inmediata del retiro de estos materiales.

Por otra parte, en el combo de proyectos viales financiados por Nación y con presupuestos aprobados, hay obras que ni siquiera se iniciaron, como el tramo de Ruta 7 que va desde Centenario hasta el cruce con la 51, que conecta la ruta petrolera que lleva a la zona de Vaca Muerta en Añelo.

 

Un peligro para la circulación de los vehículos

La multitrocha de la Ruta Nacional 22 quedó bajo jurisdicción de la Provincia pero con la condición de que el gobierno nacional se hiciera cargo de los trabajos de repavimentación, tareas que habían comenzado en 2018, con la quita del asfalto viejo y el fresado del camino. Pero desde fines del año pasado la obra quedó por la mitad y nunca se volvieron a retomar los trabajos.

 

Agustín Martínez

Hoy, circular por el trayecto que une el puente carretero de Neuquén-Cipolletti con Plottier es un dolor de cabeza porque el fresado hace vibrar los vehículos. Además, la falta de controles de velocidad y la desaparición a lo largo del trayecto de toda la señalización horizontal sobre el camino vuelven peligrosa la circulación. La obra, que fue adjudicada también a la constructora CN Sapag, no tiene fecha de reinicio. Tampoco se sabe si después de terminado el reasfalto ese tramo pasará a la órbita del Municipio para transformarse en avenida. La discusión en este caso pasa por los gastos de mantenimiento que la ciudad no estaba dispuesta a asumir.

A su vez, la misma ruta desde China Muerta hasta Arroyito, que no está bajo jurisdicción de la Provincia, también está abandonada. Los trabajos de ampliación de la calzada nunca se terminaron, dejando el camino sin señalización y generando un enorme riesgo para la seguridad vial.

 

Reclamo de las provincias

El Consejo Vial Federal (CVF), constituido por los organismos viales provinciales, reclamará ante Vialidad Nacional por el incumplimiento de las obras comprometidas en distintos puntos del país. Así lo adelantó Juan Carlos Schenk, titular de Vialidad Provincial. Neuquén se sumará a este pedido junto con las jurisdicciones que integran la DNV, organismo que tiene a su cargo el seguimiento de las obras.

“Haremos una solicitada por la falta de inversión en las rutas nacionales, ya que en líneas generales hay un déficit en todas las provincias del país”, señaló.

Fuente: LMNeuquén

Dejar un comentario