Inicio » Actualidad

Obra pública: licitaciones freezadas, delay en los pagos y preocupación en el sector en Santa Fe

26/11/2019 |

Las empresas quedaron atrapadas entre la transición Lifschitz- Perotti y la crisis económica.

La Provincia puso la obra pública en el freezer y la construcción santafesina lo siente. En las últimas semanas, la decisión del gobierno de Miguel Lifschitz de ponerle un freno a nuevas licitaciones y paralizar los trabajos en varios proyectos puso luz sobre la realidad de un sector que – como muchos- quedó atrapado entre la transición gubernamental y la crisis económica.

Como evidencia de ello aparecen dos obras de envergadura que se paralizaron temporalmente o aplazaron hasta la asunción del nuevo gobierno: el acueducto Desvío Arijón y el plan de mejora de la conectividad en el norte provincial. En el primer caso, las obras se frenaron por falta de pago a las contratistas y el conflicto escaló con la intervención de UOCRA, que reclama por unos 160 trabajadores cesanteados. En el segundo, la Provincia decidió que los sobres con las ofertas de la millonaria licitación se abran el 20 de diciembre, diez días después de la asunción de Omar Perotti.

Respecto a la situación, el presidente de la delegación rosarina de la Cámara de la Construcción, Germán De Vincenzo, dijo a ON24 que “lo que se ve es una reprogramación de las obras para ajustarlas al presupuesto para esta parte del año. Eso se viene hablando con los diferentes ministerios dependiendo de su grado de evolución”.

Al tiempo que “hay algún delay en pago de los certificados (la herramienta con la que se paga la obra pública), que no es grave. Veníamos cobrando, en un contexto normal, al vencimiento o a los 60 días, y ahora estamos un poquito pasados de ese plazo”.

Según el ejecutivo de la Cámara, las explicaciones que llegan desde el Ministerio de Economía apuntan a la falta de giro del dinero por parte del Estado Nacional, donde cuentan los fondos para compensar el déficit de la Caja de Jubilaciones y otras cuestiones de coparticipación, como la quita de IVA y rebaja del Impuesto a las Ganancias que decidió el gobierno de Mauricio Macri, e impactó en las arcas provinciales.

A este difícil panorama se le suma una transición – bastante tirante- entre Lifschitz y Perotti, que le agrega incertidumbre y -según De Vincenzo, hará que el sector demore en activarse. “Toda decisión tarda tiempo en materializarse y por eso no solo vemos con preocupación estos últimos meses del año, sino también el primer trimestre de 2020”, advirtió.

Al momento, “hay obras que están licitadas y no se adjudicaron y otras que están adjudicadas y las empresas no han firmado contrato. El ritmo de licitaciones bajó y tuvo impacto en la mano de obra”, apuntó el presidente de la CAC. Y agregó: “Hoy, el nivel de actividad lo garantiza la obra privada”.

 

Una carta y pocas explicaciones

Una de las primeras señales de complicación del proceso de cambio de gestión en la Provincia se vio en septiembre, cuando el equipo designado por el gobernador electo para llevar adelante el proceso recomendó a las Cámaras de la Construcción de Rosario y Santa Fe que, ante la imposibilidad de hacer frente a futuros pagos, mientras dure la transición en la provincia no firmen nuevos contratos de obra pública, poniendo como fundamento el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal.

Respecto a ese tema, De Vincenzo dijo que en su momento recibieron la carta, pero que no tuvo ningún efecto en los meses subsiguientes. “Las licitaciones tienen una póliza de caución que se ejecuta si no firmamos los contratos que nos fueron adjudicados, por lo cual, no tenemos opción (…) por eso nunca terminamos de entender la finalidad de esa carta del equipo de Perotti”, sentenció el presidente de la CAC.

Fuente: On24 (Santa Fe)

Dejar un comentario