Inicio » Actualidad

Amplio plan de obras prevé encarar la Capital de San Juan

22/01/2020 |

Para el año que viene la inversión en trabajos públicos en nuestra ciudad será un 680% más y esto alienta la esperanza de solucionar los viejos problemas.

El Concejo Deliberante de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan aprobó el presupuesto de gastos para 2020 con un aumento importante en las obras públicas, más allá de la lógica inflacionaria que obliga a transparentar el gasto. En esta nueva gestión se destinarán 195 millones de pesos para trabajos, lo que representa un aumento del 680% sobre lo destinado a este fin en 2019.

Dicho de otra manera, la obra pública capitalina equivaldrá al 10% del gasto global de la administración de Emilio Baistrocchi contra el 2% que destinó su antecesor, Franco Aranda. También se observan aumentos en los sectores más vulnerables de esta jurisdicción, incluyendo ayudas con herramientas y capacitación para promover el trabajo. Bajar el gasto funcional en un 8% y aumentar la inversión en obras es gratificante para los vecinos sin duda.

En su mensaje de asunción Baistrocchi prometió una gestión planificada, eficiente e innovadora, al destacar sus grandes proyectos urbanísticos de acuerdo a una visión estratégica a largo plazo, lo cual es plausible teniendo en cuenta la expansión capitalina y el déficit de obras y servicios. No obstante existen necesidades prioritarias para atender una herencia de abandono afrontada día a día por y la gente que transita por nuestra ciudad. El desastroso estado de las veredas hasta en el microcentro es una prueba palpable de una inoperancia inexplicable de años que atenta contra la pretendida imagen de urbe moderna.

Otro de los grandes déficits es el arbolado público, fundamental para soportar el verano sanjuanino, y afortunadamente ya está en marcha un plan de forestación para cubrir de sombra calles y espacios verdes. Es de esperar que este operativo incluya un riego eficiente, sin olvidar el viejo proyecto de riego por goteo para evitar los derrames actuales de las acequias, o directamente que los ejemplares se sequen porque no les llega la dotación.

Otras de las urgencias es la pavimentación, empezando por el bacheo y eliminar todos los obstáculos que entorpecen el tránsito, como los reductores, y reemplazarlos por semáforos. Vale recordar que en esta capital todavía hay calles de tierra, por ejemplo la Brasil en Desamparados.

La comuna es ante todo servicios y como dueña del espacio territorial debe acordar con otras áreas de gobierno un ordenamiento fundamental, como es el caso de las caóticas paradas de colectivos, tan mal planificadas que entorpecen la circulación en general. Hay muchos temas que demandan prioridad con la esperanza de que todo se concrete en esta gestión.

Fuente: Diario de Cuyo

Dejar un comentario