Inicio » Arquitectura

Las obras privadas sostienen el ritmo de la construcción en Bariloche

11/02/2020 |

Las contratistas del Estado ralentizaron los trabajos. Las viviendas particulares, hotelería y los locales comerciales ayudan a que el impacto sea menor.

La obra pública tiene la pausa habitual que se genera con los cambios de gobierno y la modorra preocupa al gremio de la construcción que reclama mayores puestos de trabajo aunque admite que, por ahora, el sector privado de Bariloche es el que salva el empleo.

Edificios, locales comerciales, complejos de hotelería, centros de salud y una obra de ampliación en el aeropuerto internacional, son parte de las construcciones del sector privado que absorben mayoritariamente a los obreros de la ciudad, que suman unos 1600 en actividad.

“En las construcciones privadas hay entre 30 y 40 obreros en cada una y eso nos salva. En el sector público la situación es más compleja”, admitió ante RÍO NEGRO Nicanor Espinoza, referente de la Uocra.

En los privados surge el inconveniente del empleo no registrado que realizan muchas contratistas para lo cual el gremio acude periódicamente al Ministerio de Trabajo que con sus inspecciones insta a la regularización. Además hay empresas que toman personal foráneo y esta es una de las quejas reiteradas de la Uocra que pide medidas para fomentar la mano de obra local.

Por la falta de demanda de mano de obra en las construcciones que financian el Estado nacional y provincial, Uocra pidió la intervención de las autoridades para que se retomen las obras y se contrate al personal. Ese planteo lo llevó Espinoza a la gobernadora Arabela Carreras que gestionó un encuentro del gremio con el ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri.

Espinoza dijo que se reunieron con Valeria y le plantearon especialmente por los planes de viviendas de Techo Digno que ahora administra el IPPV. En esta obra hay dos constructoras, Alusa y Oriente, que frenaron la incorporación de obreros porque la provincia estaba atrasada con el pago de certificaciones.

Según indicó el delegado gremial, las dos constructoras habían realizado en diciembre los exámenes preocupacionales de 130 obreros pero luego no convocaron a ninguno. Tras la reunión con Valeri, las empresas llamaron a 25 operarios y hay compromiso de ir incorporándolos paulatinamente.

Otra obra que preocupa a la Uocra es la ruta nacional 23 que se lentificó en sus tareas. Espinoza señaló que el verano pasado la empresa Decavial, que realiza el tramo Dina Huapi- Pichi Leufu, tenía 60 obreros y ahora contrató solo a 18. esa obra es del gobierno nacional y según Espinoza el ministro provincial se comprometió a trasladar la inquietud a las autoridades de Vialidad Nacional.

En Bariloche además comenzó la obra de instalación del colector costanero con poco personal, según la Uocra, y lo mismo ocurre en el aeropuerto. También se espera que en el otoño se retome la ampliación del hospital Ramón Carrillo que deberá tomar una importante cantidad de obreros.

 

El municipio con personal propio

Las obras que realiza la municipalidad no generan trabajo para los obreros de la construcción. En realidad solo algunas tareas que realizan empresas contratistas toman personal pero las obras más chicas como bacheos, pluviales e incluso la preparación del terreno para la red de gas del barrio Villa Lago Gutiérrez, son realizadas con empleados municipales de las delegaciones y del área de servicios.

La obra más importante en ejecución del municipio es el puente del arroyo Ñireco que se financia con fondos tomados de unos créditos del Plan Castello. Allí se instalaron las enormes vigas y resta concluir un tramo de asfalto sobre la calle Ñire.

El secretario de Obras Públicas, Carlos Cairo, precisó que “las obras que no son de envergadura se realizan con personal propio y las de mayor tamaño o complejidad sí se realizan a través de constructoras”. El funcionario indicó que mayoritariamente se contrata a empresas locales “lo que significa también la generación de mano de obra local”.

Fuente: Diario Rio Negro

Dejar un comentario