Inicio » Actualidad

Gustavo Arrieta: «El Plan Vial Federal y los PPP fueron dos de los fracasos más fuertes en la historia de la obra pública»

11/03/2020 |

El flamante administrador general de Vialidad Nacional habló en exclusiva con la Noticia Web y criticó fuertemente al macrismo por su gestión en el organismo: «Vamos a avanzar y continuar con las obras que el gobierno anterior no asumió y también vamos a seguir con las obras que ellos empezaron y abandonaron», enfatizó.

El actual administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, habló en exclusiva con LaNoticiaWeb y graficó la difícil situación que se encontró en el organismo: «Cuando nosotros asumimos estaban paradas entre el 75% y el 80% de las obras», indicó.

El ex intendente de Cañuelas apuntó contra los «80 nombramientos en cargos gerenciales» que realizó la gestión anterior. «Una estructura muy grande e ineficaz», argumentó al respecto y explicó que «se le solicitó a aquellos que habían sido nombrados por la decisión política del macrismo que ocupaban cargos gerenciales que renunciaran».

«Las PPP no consiguieron financiación ni internas ni externas y ejecutaron solo un 3% y un 7% de las obras preestablecidas»

En cuanto a la Participación Pública y Privada, plan que lanzó e intentó ejecutar el gobierno anterior, Arrieta aclaró que «las PPP no consiguieron financiación ni internas ni externas y ejecutaron solo un 3% y un 7% de las obras preestablecidas».

Por otra parte, habló sobre la situación de las obras que hoy se encuentran paradas, en donde están analizando cuales son las más importantes para seguir ejecutando: «Las que son prioridad son las obras estratégicas fundamentales que se van acordando con las comunidades, con los intendentes y con los gobernadores», aseveró.

Por último, Gustavo Arrieta, se refirió al último tramo de la autopista Ezeiza/Cañuelas y aclaró que «es una de las primeras obras que está en condiciones de arrancar».

 

Entrevista completa

Ni bien asumió el ministro Katopodis, habló de la deuda que había dejado el gobierno de Mauricio Macri en ese ministerio de 35.000 millones de pesos, de obras abandonadas, de falta de transparencia. ¿Usted puntualmente con qué situación se encontró en Vialidad Nacional?

Vialidad Nacional es un organismo que tiene 70 años de historia en la construcción vial argentina. Históricamente tuvo una estructura de alrededor de 40 cuadros directivos, 25 que pertenecen a las provincias. Cuando nosotros ingresamos nos encontramos con una estructura de 135 cargos gerenciales. A los históricos de Vialidad Nacional, a los 70 años de Vialidad Nacional de estructura, se le habían cargado 80 cargos gerenciales más y en muchos casos quienes ejercían esos cargos gerenciales venían de cumplir roles en las mismas empresas privadas que a partir de su cargo tenían la decisión de controlar.

Una de las cuestiones que tuvimos que atacar rápidamente es esta, es una estructura ineficaz, muy grande, no existe ningún nivel del estado y se le solicitó a aquellos que habían sido nombrados por la decisión política del macrismo que ocupaban cargos gerenciales que renunciaran. Unos renunciaron, la mayoría no. Hubo que avanzar con el tema de la baja porque eran cargos políticos, habían sido nombrados por los anteriores administradores. El origen de su nombramiento no había sido de un concurso ni nada que se le parezca, sino una decisión política y tuvimos que avanzar en eso.

 

¿Y todo eso implicó complicaciones para el funcionamiento normal del organismo?

Cuando nosotros asumimos estaban paradas entre el 75 y el 80% de las obras. Tenía tres componentes, uno era Red de Autopistas, el segundo componente era Rutas Seguras y el tercero era mantenimiento de la trama vial existente, con parámetros para medir en el tema de nuevas autopistas el programa llegó a ejecutarse en un 10%; en el tema de Rutas Seguras llegó a ejecutarse en un 1,3%, y en el tema de mantenimiento de la trama vial existente llegó a ejecutarse un 50%.

De tal manera, no solamente se fracasó en los objetivos a alcanzar que estaban tabulados con nuevas autopistas y rutas seguras, sino que fue escaso para sostener lo que teníamos hecho, por otro lado también estaba el sistema de PPP que fue presentado por el gobierno nacional como un nuevo sistema de obras públicas por iniciativa público privada que venía a cambiar el paradigma de la obra pública. Era un esquema que ellos pensaban usar para la realización de escuelas, las cárceles, barrios, hasta autopista, pero se inició por autopistas. Se generaron 5 sistemas de PPP que nacieron con algunas dificultades, el tema de la PPP pasa por un privado que realizó un aporte para realizar obra pública y se asocia con el estado. Ese aporte viene de la financiación bancaria, cuando se establecieron las PPP las tasas de interés en Argentina eran las más altas del mundo, andaban entre 60 y 70%, se buscó financiamiento internacional pero en un trayecto de tiempo, de menos de un año se cuadruplicó y para colmo nos generó el gobierno anterior una devaluación cercana al 100. Por lo tanto, esas empresas de PPP no consiguieron financiación ni internas ni externas y ejecutaron obras entre un 3 y un 7% de las obras preestablecidas, El Plan Vía Federal y los PPP significaron dos de los fracasos más fuertes en la historia de la obra pública en Argentina. Entre otras cosas, por la mala praxis, por lo primitivo y por recesivo del programa económico del gobierno anterior.

 

¿Qué proyecciones tiene para vialidad nacional en este contexto? ¿A partir de cuándo va a poder empezar a funcionar correctamente el organismo y a ejecutar las obras que seguramente ya están pensando?

La situación con la cual nos encontramos, el diagnóstico que te hice y la deuda cercana a los 18.000 millones de pesos, no estamos sentados en los organismos públicos para sacarnos la responsabilidad de lo que tenemos que hacer de acá en más, vamos a avanzar y continuar con las obras que el gobierno anterior no asumió y también vamos a seguir con las obras que ellos empezaron y abandonaron. Para esto establecemos algunos mecanismos de consenso. Dentro de las obras viales, hay obras que son estratégicas fundamentales, y hay obras que son complementarias. Las que son prioridad son las obras estratégicas fundamentales que se van acordando con las comunidades, con los intendentes, con los gobernadores. Esperamos a partir de febrero no solamente sostener, sino reactivar otras obras.

Estamos en un esquema de elaboración, de ver de las 144 obras estratégicas, que para nosotros son alrededor de 50; tratar de acordar algún esquema a futuro, tratar de definirlo, tratar de plasmarlo en la documentación correspondiente y poder, por este sistema u otro, al cual se llegue por intermedio del consenso, avanzar en aquellas obras. Como por ejemplo la de Cañuelas.

 

¿O sea que, la idea es continuar con los proyectos de Red Autopista y Ruta Segura pero sin la definición de qué manera será, si con la participación de los PPP?

Exactamente. Debemos definir cuál es el esquema de financiación y quien asegura esa financiación. Qué parte asegura el estado a través de Vialidad; qué parte asegura el sistema bancario y cuál es el nuevo costo financiero de esas obras que se pretenden hacer.

Por otro lado también, se están dando los vencimientos de las concesiones de los 5 corredores víales, que afuera de la provincia de Buenos Aires atraviesan todo el país. Hay una decisión, del gobierno nacional, del ministerio de Obras Públicas y la administración de Vialidad, en ir estatizando esos corredores viales que empezaron a pasar a manos del Estado a partir del 31 de enero. Se ha estatizado el corredor vial número 3, que es una de las tasas viales más importantes del país, en su recorrido conectan algunas de las más importantes ciudades del norte argentino. Constituye este Corredor Víal una importancia vital para trasladar la producción desde el norte argentino hacia el puerto de Rosario. actualmente trabajan 250 trabajadores con 4 estaciones de peaje, dividida en 13 cabinas, donde circulan alrededor de 7 millones de vehículos.

En medio de estas restricciones estamos avanzando con políticas públicas activas para poner en visibilidad la visión que nosotros tenemos de que el privado está para invertir, producir, hacer obras y ganar dinero, pero debe haber una presencia muy fuerte del Estado, que debe articular, controlar y establecer claramente cuáles deben ser las reglas de juego.

 

Con respecto al tramo final de la autopista Ezeiza/Cañuelas, ¿está planeado concluir se obra que está frenada hace meses?

Está dentro del régimen de PPP, la empresa concesionaria es Ausur, que están llevando conversaciones dentro del régimen y tal cual están dadas las cosas, una vez acordado el esquema de PPP, es una de las primeras obras que está en condiciones de arrancar. No solamente por lo prioritario y por lo poco que falta para terminar, sino porque, justamente Ausur, es una de las PPP, cuya situación, a pesar de ser complicada, está en mejor condiciones para encarar las obras.

Fuente: La Noticia Web

Dejar un comentario