Inicio » Actualidad

Portezuelo: crecen las sospechas de direccionamiento

22/05/2020 |

UN SENADOR MENDOCINO PIDIÓ INFORMES SOBRE COMO Y QUIEN ELABORO EL PLIEGO

En el ámbito empresario y político de Mendoza crece el malestar por el evidente direccionamiento que está teniendo el pliego de la licitación para construir la represa de Portezuelo del Viento. Lo que llaman «la obra del siglo» parece encaminarse a ser el «escándalo del siglo». Periodistas y políticos señalan a una conocida empresa mendocina como la que está manejando los hilos de la licitación, junto con el ex gobernador Alfredo Cornejo. Las chicas tienen problemas para ingresar a conformar el consorcio que sería «el caballo del comisario», pero las compañías grandes que no son de Mendoza también.

Todas las empresas constructoras mendocinas quieren subirse al tren de Portezuelo del Viento, pero el lugar disponible es poco. Unas pocas firmas grandes tienen la potestad de determinar quiénes podrán participar de la licitación y, en caso de concretarse la obra, beneficiarse con su construcción.

Entre las empresas circulan informes y comunicaciones informales que señalan a Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima, más conocida por su sigla de Impsa, como una de las mejor posicionadas para ganar la licitación obra y, por ende, quien tiene la llave para decidir quién se sube al tren de Portezuelo del Viento y quién no.

Este es uno de los motivos por los cuales nadie quiere comprar el pliego de la obra, un hecho que causa dolor de cabeza a unos cuantos dirigentes mendocinos y que genera cada vez más dudas.

 

Pedido de informes

La situación reviste ribetes de escándalo y el clima de malestar e incertidumbre crece a medida que se acerca la fecha del 2 de junio, día en que se abrirá el primer sobre de la licitación. Todo ello en el contexto de que hasta ahora no se ha vendido ni un solo pliego, según han reconocido las autoridades mendocinas.

El senador mendocino Marcelo Romano, presentó un pedido de informes dirigido al ministro de Infraestructura, Mario Isgró, exigiendo que aclare una serie de dudas que se han generado en torno a la licitación del complejo hidroeléctrico que se construirá en Malargüe.

Según informó el portal Mendoza On Line, Romano sostiene que el ministro debe explicar «por qué quedan afuera casi todas las empresas locales y por qué se licitan todas las obras en un mismo paquete».

«A pesar de tratarse de una obra que será financiada con dinero nacional y que las empresas prácticamente no tendrán costo, hasta el momento no se han vendido pliegos y se han generado dudas sobre la redacción de las condiciones para participar», sostuvo MDZol. Por eso, Romano reclamó que los funcionarios o ex funcionarios que tuvieron a cargo la confección de la documentación del proceso licitatorio «expongan y expliquen el contenido del mismo, con el objetivo de disipar las dudas sobre el procedimiento».

Romano fue más allá y dejó en claro que si no recibe una respuesta a la brevedad desde el Gobierno mendocino, se verá obligado a avanzar en la vía judicial.

«La inmediatez del pedido redunda en la proximidad de la fecha prevista de la presentación de ofertas y que, de no contar con lo aquí solicitado, haremos uso de nuestra facultad de acudir a los estrados de la Justicia Federal, para peticionar sea exigido al Gobierno de Mendoza cumpla con el deber de la información pública», sostuvo el legislador de la agrupación «Protectora».

 

Cada vez más dudas

Mendoza On Line señaló que la falta de interesados en adquirir los pliegos para participar en la licitación «ha generado dudas sobre la redacción de las condiciones y la posibilidad de que se genere competencia» entre empresas mendocinas. «El gobierno debería ver qué está pasando y por qué no hay oferentes. Sin oferentes, no podemos ofrecer nuestro servicio», explicaron desde el cluster que nuclea a 320 empresas mendocinas y pidieron postergar la apertura de sobres, según informó el portal.

Mientras tanto, grandes empresas nacionales también reclaman más tiempo para poder cumplir requisitos como la presentación de proyectos alternativos que son exigidos de forma obligatoria en el pliego. «Creo que el proceso, así como está, no tiene oferentes porque lo han cerrado de forma que las empresas no pueden participar. El 99% de las empresas no podemos participar en Portezuelo», sostuvo en MDZ Radio el empresario Juan Chediak.

El empresario de la construcción aseguró que las bases de preclasificación le cierran las puertas a las empresas más grandes del país. «Creo que el proceso, así como está, no tiene oferentes porque lo han cerrado de forma que las empresas no pueden participar», aseveró.

 

«Cartellone y Techint quedan afuera»

La exigencia impuesta en el pliego de la licitación de proponer un proyecto alternativo para Portezuelo del Viento, «deja afuera al 99 por ciento de las empresas», advirtió el empresario Juan Chediak, cuya empresa construyó la ruta 145 que ahora va a quedar bajo agua. «Cuando uno quiere pensar mal, piensa ‘alguien ya lo tiene que tener hecho», ironizó.

En declaraciones que a principios de semana formuló a Mendoza Radio -y que transcribió el portal Mendoza On Line-, Chediak explicó que realizar un proyecto alternativo de una obra como Portezuelo del Viento tiene un costo cercano a los dos millones de dólares y lleva tiempo, por lo que es imposible tenerlo antes del 2 de junio, fecha estipulada por el gobierno para conocer las empresas oferentes.

«Es virtualmente imposible hacerlo antes del 2 de junio», manifestó y dijo que, así como las empresas interesadas han ido a conocer la zona en los últimos meses, para hacer un proyecto alternativo serio es necesario que también vayan al lugar donde estará la represa las empresas de ingeniería que harán el proyecto alternativo para las oferentes. «Para cualquier estudio alternativo con estudios serios de análisis de la fundación, etcétera, hacen falta 6 o 7 meses», remarcó.

El empresario no dejó pasar algunas sospechas al respecto: «Cuando uno quiere pensar mal, piensa ‘alguien ya lo tiene que tener hecho’. Cuando veo que hay exfuncionarios de empresas hoy en el gobierno dirigiendo la licitación, también puedo pensar mal. Pero no quiero pensar mal. Solo digo que hay señoras empresas del país que no pueden participar», manifestó en el programa ‘Sonría, lo estamos filmando’.

 

Muchas, afuera

«Creo que las condiciones están mal redactadas», remarcó Chediak y dijo que su empresa no participará de la licitación. «Yo no puedo participar porque no sería responsable hacer un proyecto de acá al 2 de junio», aseveró y agregó que por los requisitos de experiencia que se piden tres presas iguales o similares como antecedentes y solo una empresa China cumpliría con ello.

«No hay empresas argentinas ni del resto del mundo, salvo los chinos, que tengan tres presas en los últimos años. Yo creo que al final Portezuelo del Viento es un paredón de 180 metros, pero hay que posibilitar a empresas que han hecho de similar importancia para que puedan participar. Hay que cambiar las bases de preclasificación», sostuvo Chediak a la hora de explicar por qué la mayoría de las empresas nacionales se quedan afuera de carrera.

«Yo no creo que acá haya un arreglo o un acomodo. Pero veo que el proceso como está, no tiene oferentes porque lo han cerrado de forma que las empresas no pueden participar. Empresas como Cartellone, como Techint, se quedan afuera», concluyó.

Fuente: La Arena

Dejar un comentario