Inicio » Equipos y materiales

Idea SA se reconvierte fabricando higienizador de manos

01/06/2020 |

Empresas en esta noticia

La crisis les llegó antes que la cuarentena. Para sostener su planta crearon un producto con alta demanda.

Sobre llovido, mojado (pero siempre puede salir el sol). Haciendo uso de una licencia especial sobre el famoso refrán, así puede sintetizarse lo que le ocurrió en los últimos meses al Grupo Idea, una firma con sede en la ciudad de Reconquista con 50 años de trayectoria en el rubro metalúrgico. Es que en medio de las dificultades lograron dar luz a un producto en el que se sienten pioneros y ya les permite generar ventas hacia todo el país.

Especializada en la fabricación y montaje de carpintería metálica, esta empresa destina cerca del 80% de su trabajo a la obra pública: es titular de cinco licitaciones en el centro norte provincial, pero además actúa como subcontratista en una decena de obras. El freno impuesto por Omar Perotti signicó un fuerte golpe al negocio, que el coronavirus amenazó con profundizar. Pero fue en esas primeras semanas de aislamiento que ocurrió el hecho que hoy tiene a toda la fábrica trabajando a full.

“Tenemos una estructura muy pesada, con 120 trabajadores. La situación nos invitó a re pensarnos. Al poco tiempo de dictarse la cuarentena, nos sentamos con mis hermanos, que somos los que estamos al frente de la empresa, y un pequeño grupo de personas, y dijimos que había que reinventarse”, contó a Punto Biz uno de los titulares de Grupo Idea, Ignacio Lorenzón, quien dijo que hubo varias ideas que se tiraron sobre la mesa, aprovechando las máquinas e insumos disponibles.

Fue así que surgió la iniciativa de fabricar un higienizador de manos sin contacto. Se trata de una pequeña estructura metálica de poco más de un metro de altura, que a través de un pedal acciona un aspersor con líquido sanitizante. Está orientado para espacios con alto tránsito de personas como centros de salud, edificios públicos, locales comerciales, empresas y bancos, entre otros.

“Cuando lo largamos al mercado, no nos inspiramos en nadie. No tuvimos una idea inspiradora. Estamos contentos con el producto que logramos”, explicó Lorenzón, quien agregó que el proceso no solo significó la posibilidad de generar nuevas ventas sino también una consolidación puertas hacia dentro de la empresa: “Estas cuestiones te hacen más fuertes como grupo”, aseveró.

Según contó el empresario, esta especie de metamorfosis es una característica que arrastra la empresa desde que su abuelo la iniciara, hace más de 50 años. “Como muchos, empezó con un taller en la cochera, haciendo trabajos de herrería. Luego vino mi viejo y con él compraron una plegadora y guillotina que fue única durante un tiempo en esta región”, recordó Lorenzón, cuyo padre fue el responsable de fabricar la primera cosechadora de algodón del país a finales de la década de 1980.

Mientras continúa con la comercialización del higienizador de manos -que vende a $8.800-, la empresa sigue atenta las gestiones para la reactivación de la obra pública. Actualmente, Grupo Idea participa de manera directa en cinco obras en el norte provincial, cuatro en Reconquista y una en San Javier.

Fuente: Punto Biz (Santa Fe)

Dejar un comentario